El cónsul general de España en Buenos Aires asegura que los descendientes que soliciten la nacionalidad serán atendidos “de la mejor manera posible”

Fernando García Casas confía en que se refuercen los medios materiales y humanos ante la previsible avalancha de peticiones

Fernando García Casas
El cónsul general de España en Buenos Aires, Fernando García Casas.

El cónsul general de España en Buenos Aires, Fernando García Casas, aseguró que la atención a los descendientes de emigrantes que soliciten la nacionalidad española una vez entre en vigor la Ley de Memoria Democrática será “con la mejor voluntad, la mayor empatía y de la manera más generosa y más próxima posible hacia la ciudadanía”.

Al ser consultado por España Exterior sobre cómo se está preparando el Consulado General de España en Buenos Aires (que cuenta con el mayor número de ciudadanos españoles censados en el exterior) para atender las miles de solicitudes para adquirir la nacionalidad española que se espera reciban una vez que sea publicada la ley en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Casas explicó las medidas que se tomarán para brindar una adecuada respuesta a la ciudadanía.

“La ley aún no se ha publicado. Una vez que se cumpla esto, hará falta una instrucción de la Dirección de Seguridad Jurídica y Fe Pública para desarrollarla. Mientras tanto, nosotros lo que vamos a habilitar, con los recursos humanos que tenemos, son unas ventanillas de atención especiales donde previa cita se entreguen los expedientes de acuerdo a la Ley de Memoria Democrática”, afirmó el cónsul general.

Casas reconoció la existencia de una circular interna que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, envió a embajadas y consulados españoles en el extranjero para que se preparen de la mejor manera posible ante el “volumen significativo” de tramitaciones que se prevé hagan los descendientes de emigrantes españoles una vez publicada la ley.

Además, aseguró que muy probablemente el Consulado General de España en Buenos Aires recibirá una mayor cantidad de recursos y personal para dar una adecuada respuesta a la alta demanda que se espera de solicitudes de nacionalidad: “Esos refuerzos van a llegar sin duda. En un primer momento no serán de incorporación inmediata, pero los esperamos a corto plazo. Las solicitudes serán atendidas con cita previa para evitar aglomeraciones y brindar el mejor trato posible a las personas que se acerquen al Consulado, y en el momento en que tengamos mayores recursos de personal, ampliaremos horarios y daremos más turnos”.

En la misma tónica, informó que la representación diplomática atiende en la actualidad una gran cantidad de trámites entre pedidos de pasaportes (se expenden en el Consulado en Buenos Aires alrededor de 32.000 al año), visados o fe de vida, y adelantó: “Una parte de esos recursos serán dedicados a la Ley de Memoria Democrática hasta que lleguen los refuerzos”.

Cabe destacar que la demarcación consular de Buenos Aires cuenta con alrededor de 350.000 españoles censados (en todo el país esa cifra supera el medio millón de personas). “Para dar dimensión de lo que significa esta cifra en relación a España, hay que pensar que equivale a una ciudad como Bilbao”, explicó García Casas.

Respecto al número de solicitudes de acceso a la nacionalidad española que se espera recibir, explicó que la misma aún no puede ser precisada porque depende del desarrollo reglamentario de la ley, pero que los antecedentes de la Ley de Memoria Histórica, que entró en vigor en 2008 y que totalizó cerca de 60.000 solicitudes en Buenos Aires, “puede ser un precedente, pero también es cierto que ahora son más los españoles en el exterior”.

De todas maneras, García Casas recomendó a todos los interesados en solicitar la nacionalidad española a seguir periódicamente las redes sociales del Consulado (Facebook y Twitter). “Una vez que tengamos ya la regulación disponible vamos a volcar allí toda la información sobre la documentación necesaria a presentar, y recomendamos que quienes quieran tramitarla lo hagan apenas se habiliten los turnos. Por nuestra parte, vamos a interpretar la legislación con la mejor voluntad, la mayor empatía y de la manera más generosa y más próxima al ciudadano posible”, concluyó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.