Vox cosecha el menor apoyo de la historia a una moción de censura y un duro correctivo de Pablo Casado

El líder del PP rompe con el partido de Santiago Abascal y el Gobierno sale indemne

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó el 22 de octubre, con 298 votos en contra y 52 a favor, la moción de censura presentada por Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Es el menor apoyo de una moción de censura en el actual periodo democrático en España, tras obtener únicamente el respaldo de los diputados del partido que la presentaba.

En la primera jornada del debate, el líder de Vox y candidato a la Presidencia, Santiago Abascal, acusó al Gobierno de ser “el peor de España en 80 años” y les tildó de “mafia”. Además de comprometerse a llamar a las urnas a final de año si salía adelante la moción, Abascal puso en cuestión el estado de las autonomías, la Unión Europea y adoptó posturas al estilo Trump respecto al que denominó “virus chino”, sobre los inmigrantes o el calentamiento global.

Pedro Sánchez le replicó defendiendo la necesidad de no “distraer las energías” en un momento en que “todos deberíamos estar volcados en combatir unidos los verdaderos problemas y desafíos” de España y Europa y acusándole de “sembrar el odio” y la mayoría de las formaciones tacharon a Vox y a su jefe de filas de fascistas. Incluso los partidos del Gobierno -PSOE y Unidas Podemos- aprovecharon para firmar un manifiesto con formaciones independentistas contra la extrema derecha y por los derechos humanos, incluidos los simpatizantes de ETA de Bildu. Inés Arrimadas (Ciudadanos), por su parte, ironizó señalando que parecía una moción de censura diseñada por el Gobierno.

El presidente del PP, Pablo Casado, rompió con Vox y se presentó como la única alternativa al Gobierno frente al populismo antiliberal en una intervención muy aplaudida entre sus filas y por la opinión pública. “Hasta aquí hemos llegado”, le espetó a Abascal, criticando muy duramente la moción y su discurso.

Tras intervenir Casado, Pedro Sánchez anunció que “parará el reloj de la reforma del sistema de elección del Poder Judicial para facilitar el diálogo y el acuerdo” con otros grupos políticos después de recibir duras críticas de los órganos europeos a su propuesta de cambiar la forma de designación y aumentando el control político.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *