“Vosotros, españoles, y también cubanos, sois la viva expresión de lo mucho que une a nuestros pueblos”

Los Reyes mantuvieron un encuentro con la colectividad en La Habana / Felipe VI destacó la creación de las sociedades regionales como ejemplo de la permanencia de los lazos entre los emigrantes en Cuba y su tierra de origen

Los Reyes saludaron a muchos de los asistentes al acto.
Los Reyes en el momento de la entrada al Gran Salón del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.
Don Felipe durante su intervención.
Sus Majestades los Reyes recibieron el cariño de las personas asistentes a la recepción a la colectividad española.
El embajador español en Cuba, Juan Fernández Tribo, Josep Borrell, Doña Letizia y Don Felipe.
Vista de los asistentes a la recepción con la colectividad española.
Felipe VI saludando a una emigrante mayor que acudió en silla de ruedas.
El Rey saludó a los empresarios españoles en la Isla.
El Rey recibió el saludo del destacado atleta cubano Javier Sotomayor, Premio Príncipe de Asturias, durante la recepción.
Felipe VI con un grupo de presidentes de sociedades asturianas.
Representantes de la colectividad castellano y leonesa.
Los presidentes de la Beneficencia Gallega, Alfredo Gómez, y de la Federación de Sociedades Gallegas de Cuba, Sergio Toledo, en el acto.
Almuerzo con empresarios españoles.
Don Felipe y Doña Letizia tras la visita realizada al Templete.
Sus Majestades los Reyes, acompañados del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, reciben explicaciones del historiador, Eusebio Leal.
Los Reyes fueron recibidos en el Templete por el historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal.
Don Felipe felicita al historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal, tras imponerle la Gran Cruz de Carlos III.
Eusebio Leal, historiador de la ciudad de La Habana, dirige unas palabras ante Sus Majestades los Reyes tras recibir la Gran Cruz de Carlos III.
Don Felipe recibe explicaciones del proyecto para la construcción de una nueva sede para el Consulado de España en La Habana.
Don Felipe observa el solar para la construcción de una nueva sede para el Consulado de España en La Habana desde la azotea de la Embajada española.

El miércoles 13 de noviembre se desarrollaron los principales actos de los Reyes de España con la colectividad residente en La Habana en el marco del viaje oficial que realizaron a la ciudad desde el 11 hasta el 14 de noviembre con motivo de la celebración del 500 aniversario de la fundación de la capital cubana.

El esperado encuentro de los Reyes de España con una representación de la colonia española residente en la mayor de las Antillas -que cuenta con unas 140.000 personas- tuvo lugar en uno de los lugares emblemáticos para la emigración española en Cuba, el ala sur del otrora salón de baile del centenario Palacio del Centro Gallego de La Habana, hoy salón de eventos del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Más de 1.200 personas asistieron a la recepción que ofreció Felipe VI, y en su nombre el embajador de España en Cuba, a la colectividad española con motivo de su visita. Se encontraban presentes presidentes y directivos de más de un centenar de sociedades españolas en la capital, encabezados por la presidenta del Consejo de Residentes Españoles en Cuba (CRE), María Antonia Rabanillo, y el titular de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC), Julio Santamarina; una numerosa representación del empresariado español radicado en la Isla; comunidades y dignatarios religiosos, así como destacadas personalidades del mundo de la cultura, la ciencia, el deporte y otros invitados.

Pasado el medio día hicieron su entrada al majestuoso salón los Reyes de España, acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell Fontelles, siendo recibidos por el jefe de la diplomacia española en Cuba, el embajador Juan Fernández Trigo, quien estuvo acompañado por funcionarios de la representación diplomática, consular y laboral de España en la Isla.

Tras la interpretación del Himno Nacional, el Rey pronunció unas palabras en las que destacó que “nada de lo que ocurra en Cuba es ajeno a España y nada de lo que ocurra en España es ajeno a Cuba. Vosotros, españoles -y también cubanos- sois la viva expresión de lo mucho que une a nuestros pueblos”.

Asimismo, subrayó que “hoy sentimos la alegría del reencuentro con españoles, y con descendientes de españoles, que nos mostráis un afecto que la Reina y yo os aseguramos es recíproco. Sois la viva presencia de España en Cuba, una nación hermana y amiga. Gracias por este recibimiento que siempre guardaremos en nuestra memoria”, y añadió que “la colectividad española en Cuba ha crecido de forma extraordinaria en los últimos diez años, habiendo triplicado incluso sus cifras desde 2009. Ello convertirá muy pronto a este país en una de las naciones iberoamericanas con mayor presencia de españoles”.

También hizo hincapié en que “ello no habría sido posible si Cuba no hubiese sido un país de acogida y de arraigo. A lo largo de sucesivas generaciones, nuestros compatriotas llegaron a estas tierras en busca de un futuro más próspero, especialmente en momentos duros de nuestra historia en los que, por razones políticas o por falta de oportunidades económicas entonces, muchos españoles vieron en la emigración una oportunidad. En esos momentos de dificultad, Cuba abrió sus puertas a gallegos, asturianos y canarios, entre otros, para que pudieran ganarse el sustento trabajando duro con tesón. Esa capacidad de trabajo y su honradez fueron la base del respeto y del afecto con el que fueron recibidos y reconocidos”.

Felipe VI destacó que “los años de permanencia en Cuba, vuestro arraigo y el de vuestros padres y abuelos en este país no significaron nunca que abandonarais el recuerdo de España, vuestro país de origen”. Como ejemplo de ellos, Felipe VI señaló que “así lo habéis puesto de manifiesto a través de la creación de las sociedades regionales, que representan un indudable vínculo de unión con vuestras raíces españolas”.

A continuación, el Rey se refirió a la atención a la colectividad española en Cuba. “Sabéis bien que desde España se tiene la clara intención de mejorar siempre la atención que se os pueda brindar y recordó que “se está en vías de abrir un segundo Consulado en Camagüey al tiempo que se van a mejorar las instalaciones del Consulado en La Habana”. “Esperamos con ello que se refuercen los servicios que recibís”, afirmó.

Por otro lado, puso de manifiesto que “España es el principal socio comercial de Cuba en la UE, llegando a exportar la mitad de lo que exportan la totalidad de sus Estados Miembros, y es el principal inversor turístico en la Isla. Más de 70 hoteles españoles se han implantado en Cuba. Y todo ello lo han logrado la empresa española y sus empresarios en unas condiciones muchas veces adversas”.

Y recalcó que la visita tiene lugar con motivo del “V Centenario de la fundación de La Habana por España; un hecho histórico que merece una conmemoración especial. Como es sabido, la presencia de España hace más de 500 años en América se inició fundamentalmente en la vecina Isla Española y también en la Isla Juana, que es como se llamó en un primer momento a esta querida Isla de Cuba, que asumió una posición clave durante todos aquellos siglos de nuestra historia” y puso de manifiesto que “por la antigüedad de nuestro primer encuentro, España y Cuba, Cuba y España atesoran un especial vínculo de hermandad que, además, se consolidó durante más de cuatro siglos, casi hasta las puertas del mismo siglo XX. Mañana rendiremos un sentido homenaje a quienes dieron aquí su vida por España en 1898, defendiendo los valores por los que lucharon y en los que creyeron”.

Tras el discurso, Don Felipe y Doña Letizia recorrieron por cerca de una hora el salón saludando a un público entusiasta y haciéndose fotos con todos, que no quisieron perder la oportunidad de tener un bello recuerdo de la primera visita con carácter oficial de un rey de España a Cuba.

Una vez finalizada la recepción, el Rey se trasladó a la residencia de la Embajada de España donde mantuvo un almuerzo de trabajo con una veintena de empresarios españoles, que conversaron con Don Felipe, al que acompañaron el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, y la secretaria de Estado de Comercio española, Xiana Méndez. Aproximadamente 300 empresas españolas operan en Cuba, donde el sector turístico acapara gran parte del volumen de negocio con la presencia de grandes corporaciones hoteleras como Meliá, Iberostar y Barceló, que, operando en régimen mixto con el Gobierno cubano, abarcan el 70 % de las habitaciones en la isla.

Esa misma tarde, el Rey pudo observar desde la azotea de la Embajada española en La Habana el solar donde se construirán las instalaciones del nuevo Consulado General y el embajador Juan Fernández Trigo le explicó cómo se realizarán las obras.

La jornada del 13 de noviembre había comenzado con una visita a El Templete de la Plaza de Armas de La Habana Vieja, lugar donde nació La Habana y punto donde en 1519 se celebró el primer cabildo y la misa fundacional junto a una ceiba. En ese lugar, recibieron una explicación a cargo del historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal. El monumento fue construido en 1827 por el ingeniero Antonio María de la Torre y se encuentra a un lado de la Plaza de Armas. Declarado Patrimonio de la Humanidad. Allí, destaca un busto de Cristóbal Colón.

Tras la visita al Palacio de los Capitanes Generales, Don Felipe hizo entrega de la Gran Cruz de Carlos III a Eusebio Leal.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *