Victoria histórica del PP con mayoría absoluta por primera vez en Andalucía

Los populares de Juanma Moreno se imponen en las ocho provincias andaluzas / La izquierda se desploma, con el peor resultado del PSOE en esa Comunidad y el castigo a la fractura de los partidos próximos a Podemos / Frenazo de Vox que no influirá en la formación de Gobierno y Ciudadanos desaparece del Parlamento

Juan Manuel Moreno Bonilla celebra el triunfo con militantes y simpatizantes del PP frente a la sede del partido en Sevilla.

El Partido Popular logró un resultado histórico en las elecciones al Parlamento andaluz celebradas el pasado 19 de junio al conseguir por primera vez la mayoría absoluta en la Comunidad Autónoma. Sólo había ganado en otra ocasión, en las autonómicas de 2012 de la mano de Javier Arenas pero, sin mayoría suficiente para gobernar, se quedó fuera de la Junta, que entonces encabezó el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), como hizo durante 36 años consecutivos, desde la instauración de la democracia en España, hasta la llegada al poder de Juan Manuel Moreno Bonilla con la coalición entre PP y Ciudadanos (Cs) en 2018.

Juan Manuel Moreno Bonilla (Barcelona, 1 de mayo de 1970) es hijo de emigrantes andaluces en Cataluña. Sus padres, originarios del municipio malagueño de Alhaurín el Grande, regresaron a la ciudad de Málaga cuando él todavía era pequeño.​

Distribución de escaños tras las elecciones.

A falta del recuento del voto de los andaluces residentes en el extranjero, el Partido Popular consiguió 1.582.412 votos, el 43,13% del total, y 58 diputados que le otorgan la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz, fijada en 55, en los comicios del pasado día 19. Mientras que en las anteriores elecciones, celebradas el 2 de diciembre de 2018, el PP obtuvo 750.778 votos, el 20,75%, y 26 escaños. Por tanto, ahora logra más del doble de votos y más del doble de diputados. Un respaldo incontestable a la gestión de su candidato, Juanma Moreno, que revalida el cargo de presidente de la Junta de Andalucía.

Los populares se impusieron en todas las provincias, alcanzando el hito de vencer al PSOE en la circunscripción de Sevilla, donde no había perdido en ninguna convocatoria electoral. Además, también ganaron al PSOE en feudos tradicionales suyos como el municipio de Dos Hermanas.

El PSOE también hizo historia pero de forma negativa al quedarse en su peor resultado en unas elecciones andaluzas. Contó con el apoyo de 883.707 votos, el 24,09%, y 30 escaños frente a 1.010.889 papeletas, el 27,94%, y 33 diputados en 2018. El candidato Juan Espadas empeora así el resultado que alcanzara Susana Díaz hace cuatro años.

Resultados de las elecciones.

Vox, el partido más a la derecha del espectro político español, ascendió a la tercera posición el 19-J tras sumar 493.932 votos, el 13,46%, y 14 actas de diputado frente a los 396.607, el 10,96%, y 12 escaños. Esto significa un freno a la irrupción de esta formación en los anteriores comicios aunque mantiene un ligero crecimiento de la mano de su cabeza de cartel Macarena Olona. Sin embargo, esta formación no influirá en la formación del Gobierno autonómico, tal y como pretendía, al tener la mayoría absoluta el PP.

Por el lado más a la izquierda del PSOE, la ruptura que se produjo en la legislatura recién finalizada entre las fuerzas integradas en Unidas Podemos y los Anticapitalistas provocaron la presentación de dos listas y el castigo consiguiente de los votantes por su falta de entendimiento. En 2018, Adelante Andalucía agrupaba un número considerable de formaciones que sumaron 17 escaños. En esta ocasión, concurrió la coalición Por Andalucía, liderada por Inmaculada Nieto (IU) e integrada por Izquierda Unida, Más País, Verdes Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz y con el apoyo desde fuera de Podemos, que sólo obtuvo 5 diputados. Mientras que Adelante Andalucía, con Teresa Rodríguez de cabeza de lista en representación de Anticapitalistas Andalucía, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, se quedó con 2 escaños.

El mayor fracaso, sin embargo, lo protagonizó Ciudadanos que no logró ningún diputado, de los 21 que tenía, a pesar de haber gobernado en coalición con el PP y desaparece del Parlamento.

La participación en la jornada de votación en Andalucía, a falta de recuento del sufragio de los andaluces en el extranjeros que tiene lugar el 22 de junio, fue del 58,36%, casi dos puntos más que en las elecciones de 2018, cuando se quedó en el 56,56%.

En clave nacional

Los comicios también sirvieron para que se hicieran lecturas en clave nacional y todas coinciden en que los resultados castigan a Pedro Sánchez, al PSOE y a su gestión al frente del Gobierno de España y su política de pactos, además de a sus aliados de la izquierda por su fragmentación. En el lado contrario, catapultan al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, tras las anteriores victorias populares en Galicia, la Comunidad de Madrid y Castilla y León, consolidando su vía moderada. De hecho el PP habla de un cambio de ciclo con el fin del ‘sanchismo’.

Marín (Cs) dimite y Espadas (PSOE) y Olona (Vox) se quedan

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, presentó su dimisión tras conocerse los pésimos resultados de su formación. Mientras que el cabeza de lista del PSOE, Juan Espadas, garantizó su continuidad como jefe de la oposición. La candidata de Vox, Macarena Olona, también se comprometió la noche electoral a quedarse en Andalucía pese a ser diputada nacional, aunque al día siguiente ya no fue tan firme en sus declaraciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *