RETORNAD@S

Urgen una solución al canje del carné de conducir, que lleva un año paralizado por el incumplimiento del Gobierno venezolano

Al Gobierno español no le da seguridad el modelo de autoimpresión implantado por Caracas

Mary Fernández con otros directivos de la Unión Canario-Venezolana.

El canje del carné de conducir es otro de los problemas con los que tiene que lidiar el retornado de Venezuela. En 2008 se consiguió el canje automático durante los seis primeros meses posteriores al retorno, sin tener que examinarse. Pero desde junio del año pasado el proceso está paralizado por las dificultades para confirmar la veracidad de las licencias provenientes de Venezuela. Al adoptar el Gobierno venezolano un modelo donde son los conductores quienes pueden imprimir sus carnet desde el hogar, la Administración española decidió que el riesgo de falsificación era demasiado alto como para ignorarlo.

provisionalmente el asunto y durante un tiempo firmó ella misma las cartas. “Entraba al ordenador general del Instituto Nacional de Transporte Terrestre, veía la fecha de antigüedad del carné, y hacía una carta y la firmaba. Eso no lo hicieron los cónsules en el resto de España”, destaca Mary Fernández, encargada del grupo de pensionistas y jubilados de Venezuela de la Unión Canario-Venezolana (UCVE).

Antonio Ecarri, representante diplomático en España del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, se reunió el 12 de abril en Madrid con el director general de Tráfico, Pere Navarro, para buscar soluciones al problema. La cónsul general de Venezuela en Tenerife, María Elizabeth Seijo, se comprometió personalmente para solucionar

La imposibilidad legal de conducir que tienen estas personas en España disminuye además sus posibilidades de acceso al mercado laboral y a la integración. La opción que les queda de apuntarse a una autoescuela y examinarse es compleja, porque “muchos emigrantes retornados tienen una edad avanzada y además es costoso” económicamente, señala el presidente de la Asociación de Amigos de Venezuela en Vigo, Manuel Pérez, quien la considera, además, injusta, porque “en Venezuela llevan muchos años con la licencia y saben conducir perfectamente”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *