Un millar de gallegos de once países y diversas comunidades autónomas viven un inolvidable VI Día da Galicia Exterior

Alfonso Rueda recalcó el compromiso de la Xunta con el apoyo al retorno y a toda la emigración / Grupos artísticos de centros gallegos de Cuba, Venezuela, Uruguay, Argentina, Estados Unidos, México, Chile, Brasil, Suiza, Portugal y Alemania llenan de colorido las calles de Santiago

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y otras autoridades con los participantes en el VI Día da Galicia Exterior en la plaza del Obradoiro.
Los grupos recorrieron las calles de Santiago.
Agrupación del Centro Galicia de Buenos Aires.
Bailes en la plaza de Cervantes.
Cada conjunto portaba su estandarte.
Actuación justo delante de la sede de la Secretaría Xeral da Emigración.
Grupo de la Hermandad Gallega de Venezuela.
Bailes en la plaza de Santo Agostiño.
Una de las actuaciones.
Conjunto en la plaza de Mazarelos.
Representantes de Brasil.
Otras de las actuaciones.

Alrededor de mil gallegos procedentes de once países y diversas comunidades autónomas participaron en el VI Día da Galicia Exterior que se celebró en Santiago de Compostela el 8 y 9 de julio.

Fue una jornada “histórica” como afirmó el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, que permitió que una amplia representación de la galleguidad universal disfrutase de un encuentro que solo se celebra cuando es Año Santo Xacobeo. La emoción embargó a todos los presentes, en su mayoría jóvenes, sobre todo por poder acudir a la capital gallega una vez terminadas las restricciones de movilidad causadas por la pandemia.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, Alfonso Rueda, Antonio Rodríguez Miranda, Miguel Ángel Santalices y la teniente de alcalde de Santiago, Mercedes Rosón con los participantes en el VI Día da Galicia Exterior.

El VI Día da Galicia Exterior comenzó con un breve encuentro del presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, con todos los participantes, reunidos en la plaza del Obradoiro. Luego, en el Hostal de los Reyes Católicos, tuvo lugar un acto institucional al que asistieron las principales autoridades de la comunidad gallega así como los miembros de la Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas y una pequeña representación de los centros y entidades gallegas que participaron en el evento.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, fue el encargado de cerrar el acto y en su intervención se refirió especialmente a que Galicia tiene “nuestros brazos abiertos para el retorno”. Afirmó que “estamos deseando apoyaros si decidís seguir viviendo en vuestros lugares de residencia habitual, pero también apoyar con todas las fuerzas a todos los que quieran volver, los que quieran empezar aquí una nueva vida, los que quieran volver para descansar o los que quieran volver y empezar otra vez como empezasteis cuando tuvisteis que iros”.

Intervención de Alfonso Rueda durante el acto institucional.

Al respecto, Rueda señaló que ahora mismo es Galicia el sitio hacia el que miran desde muchos países y la que está en condiciones de ofrecer protección y ayuda a quienes en su día ayudaban a quienes vivían en Galicia. “Sitios donde se sufre la escasez material, se ve la peor cara de los populismos son los que miran ahora hacia Galicia y los que dicen que necesitan esa asistencia que es devolverles todo aquello que se nos dio en su momento”.

Rueda quiso que los participantes en este VI Día da Galicia Exterior transmitiesen a todos los gallegos en sus lugares de residencia que en Galicia “os recibiremos con los brazos abiertos”.

Al mismo tiempo, dejó claro “compromiso del Gobierno de la Xunta de Galicia” con la atención a los residentes en el exterior. “Creo que esto fue una marca de todos los gobiernos que fueron de la Xunta, lo es desde el que presido y lo tendrá que seguir siendo de cualquier gobierno autonómico que tenga que venir, lo presida quien lo presida, y quien no lo entienda así se estará equivocando”.

Este compromiso se traduce en la decidida voluntad del Ejecutivo gallego por atender las necesidades materiales de los gallegos en el exterior más desfavorecidos. “La Secretaría Xeral da Emigración conoce perfectamente dónde la Xunta tiene que hacer una especial incidencia”, señaló. Pero también para atender las necesidades de otro tipo, “afectivas, de cariño, de estar con vosotros, de visitaros, de acogeros aquí con los brazos abiertos cuando vengáis”. “Todo eso son necesidades que tenemos que atender. Al final es estar al lado de las entidades y de los gallegos y gallegas que estáis fuera”, afirmó el presidente Rueda.

Además de la apuesta por el retorno y del compromiso de la Xunta con la atención de los emigrantes, Alfonso Rueda también transmitió a las comunidades gallegas en el exterior, como máxima autoridad de la comunidad autónoma, el agradecimiento a todos los que viven fuera “porque seguís haciendo ondear nuestra bandera de galleguidad”. A la vez, expresó el “orgullo legítimo” por la diáspora gallega “porque mantenéis vivas nuestras tradiciones, nuestra manera de ser y fuisteis capaces de integraros perfectamente y de enriquecer todas las comunidades, desde el país más lejano hasta la comunidad autónoma que esté más cerca de Galicia”.

En su intervención, Alfonso Rueda también se refirió al importante papel de las colectividades gallegas del exterior en la cristalización de lo que hoy es Galicia, “un territorio que se extiende mucho allá de nuestras fronteras físicas, somos un país mucho más grande. Tenemos quintas provincias en la otra orilla del Atlántico, en otros países de Europa, en otras comunidades autónomas de España. Y todas mantuvieron nuestra identidad y nuestra esperanza. Tenía que haber un alba de gloria, una nueva oportunidad de libertad aquí en Galicia, y gracias al esfuerzo de todos, los que estaban aquí y los que estaban fuera, llevamos disfrutando de ella estos 40 años”, afirmó en referencia a los 40 años de autonomía.

Y recalcó: “Hubo muchos sueños de libertad y de futuro y que empezaron en ese momento y que fueron el fruto de todos esos antepasados nuestros que tuvieron que cruzar nuestras fronteras e irse en circunstancias muy difíciles y empezar una nueva vida. Todo ese empuje que hubo, desde fuera con especial fuerza, consiguió que en Galicia disfrutemos desde hace 40 años de muchísimas cosas”.

Entrega de diplomas.

En este punto se refirió a la galleguidad, “que no es una palabra bonita, ni una concesión vacía” sino que es “el derecho que tenéis las comunidades gallegas a participar en primera persona como gallegos y gallegas que sois, igual que los que viven aquí, en nuestro día a día, en nuestra vida social y cultural, que es muy rica, y al final hacer ese sólido puente que nos sigue uniendo y que hay que cuidar todos los días”.

Sobre el mantenimiento de la galleguidad incidió en el trabajo que realizan las comunidades en el exterior. “Hay que trabajar mucho desde cada hermandad, desde cada organización, desde cada federación para que no decaiga y tenga fuerza. Ese es un trabajo muy grande que además hay que transmitirlo de generación en generación, que tiene que pasar por las vicisitudes de cada país”, señaló. Y ese esfuerzo, afirmó el presidente de la Xunta, sigue vivo. “Si echamos la vista atrás y miramos a tantos sitios se ve que se consiguió, que ese deseo por participar como gallegos desde donde se esté sigue latiendo. Y eso es muy importante”.

Durante el acto se entregaron una serie de diplomas de reconocimiento a diversas entidades gallegas que participaron en el VI Día da Galicia Exterior.

“Reconocemos la hazaña de la emigración gallega”

El presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, afirmó que el Año Santo Xacobeo 2021-2022 “estaría incompleto sin incorporar formalmente a la Galicia exterior”. Destacó también que en la Cámara autonómica todas las fuerzas políticas “defendemos y reconocemos la hazaña protagonizada por la emigración gallega de todos los tiempos. Hombres, mujeres y niños valientes que, casi siempre forzados por circunstancias adversas, se vieron e la obligación de dejar la tierra madre, la familia, los amigos, en la procura de oportunidades que aquí escaseaban. Otros en momentos dramáticos de nuestra historia fueron también abocados al exilio”.

Palabras del presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices.

Santalices aludió a la concesión de la Medalla del Parlamento de Galicia en 2019 a la emigración gallega “porque tratamos de reconocer la deuda que la Galicia territorial mantiene con la Galicia universal, una deuda poliédrica con reminiscencias históricas, pero también sociales, económicas y culturales”.

Finalizó dando las gracias al conjunto de la emigración gallega de todos los tiempos “por lo que hicieron, por lo que hacen y por lo que sin duda seguirán haciendo”.

Intervención de Antonio Rodríguez Miranda.

Por su parte, el secretario xeral da Emigración, en una lírica y emotiva intervención, se refirió al hecho extraordinario de que Santiago se llene de peregrinos venidos de tantos lugares diferentes y que todos ellos hablen gallego, algo que hace sonreír al Apóstol. Y lo que puede parecer un milagro solo es que los gallegos vuelven a su tierra. Y parafrasendo a Vicente Risco, afirmó, “pensáis que Galicia es pequeñita, no, Galicia es un mundo”.

“Todos somos Galicia”

En representación de las comunidades gallegas en el exterior intervino la presidenta de la Hermandad Gallega de Venezuela, Noemí Cendón. En primer lugar, destacó y agradeció trabajo realizado desde la Xunta de Galicia a favor de los gallegos en el exterior “tanto en el apoyo moral, técnico y económico a las entidades como a los paisanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad y lo que en los últimos tiempos está siendo fundamental, el apoyo al retorno”. En este sentido afirmó que desde su experiencia en Venezuela “Galicia es un ejemplo para otras comunidades en la atención a su gente y no solo por las prestaciones o beneficios que se puedan estar otorgando, sino también y, sobre todo, por el hecho de saber que hay una genuina preocupación por parte de las autoridades, y de todo el Pueblo Gallego, por la situación de sus hermanos del exterior”.

Noemí Cendón se dirige a los asistentes.

Luego se refirió al esfuerzo que en estos dos años de pandemia han realizado las entidades gallegas en el exterior para mantenerse activas. “El reto de los dos años de pandemia demostró que somos capaces de superar con creces los obstáculos que se nos puedan imponer. Dirigentes y socios de las instituciones hemos trabajado con ahínco y hoy podemos decir que la gran mayoría hemos salido fortalecidos de este difícil periodo”.

En la parte final de su discurso, cargada de emoción, Noemí Cendón diluyó la diferencia que pueda haber entre la Galicia interior y la Galicia exterior. “Galicia interior, Galicia exterior, amigos, es Galicia, somos Galicia. Yo soy Galicia, ustedes son Galicia, todos somos Galicia, aquí, en Venezuela, en Alemania, en Madrid, aun habiendo nacido fuera de este espacio geográfico… somos Galicia”.

Rodríguez Miranda con algunos de los participantes.

“Sé que esta emoción que yo siento es compartida por todos los que estamos aquí y es que cuando hay una ‘xuntanza’ entre gallegos emerge ese importante sentido de pertenencia, de identidad con nuestras tradiciones, gastronomía, cultura, forma de ser, pero esto no es una condición que está ahí y aparece de la nada, este amor, este apego hacia lo nuestro hay que bregarlo, hay que trabajarlo, labrarlo y para eso estamos las entidades gallegas que con toda nuestra vocación estamos promoviendo, difundiendo, propagando la galleguidad en el mundo”, finalizó.

Misa en la plaza de la Quintana.

Tras el acto institucional, y bajo un sol implacable, se celebró una misa en la plaza de la Quintana oficiada por el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio y a continuación se iniciaron los actos festivos del VI Día da Galicia Exterior. Primero, los cerca de mil participantes disfrutaron de un almuerzo en el parque de la Alameda y por la tarde, las agrupaciones artísticas de los centros gallegos de once países diferentes recorrieron el casco histórico de Santiago ofreciendo actuaciones en las principales plazas para deleite de los viandantes. A última hora de la tarde, reunidos en el parque de la Alameda, se entregaron diversos diplomas a las agrupaciones de baile participantes y todos juntos pudieron disfrutar de un concierto de la gaitera Susana Seivane.

Último tramo del Camino de Santiago

Pero los actos del VI Dia da Galicia Exterior comenzaron el viernes 8 de julio cuando los mil participantes, acompañados por los miembros de la Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas y los responsables de la Secretaría Xeral da Emigración, realizaron la última etapa del Camino de Santiago, desde el Monte de Gozo –en cuyo albergue estaban alojados– hasta la plaza del Obradoiro. Una larguísima marea azul, ya que todos llevaban la camiseta del VI Día da Galicia Exterior, tiñó la ruta hasta reunirse todos frente a la Catedral de Santiago.

Peregrinación hacia Santiago.

Algunas de las distintas asociaciones culturales de los centros gallegos del exterior que asistieron al VI Día da Galicia Exterior continuaron varios días su estancia en la comunidad para compartir la cultura y tradición gallegas por las distintas villas de Galicia. Así, el pasado 11 de julio, los grupos del Lar Gallego de Chile y la Hermandad Gallega de Venezuela interpretaron varias piezas musicales y de baile tradicional en la Praza Maior de Celanova, un municipio ourensano que cuenta con una importante cifra de gallegos en el exterior, con un total de 4.328 personas.

En definitiva, los días 8 y 9 de julio los gallegos del exterior llenaron de alegría las calles de Compostela. Desde México hasta Uruguay, desde Argentina a Cuba, desde Suiza a Pamplona o desde Alemania a Venezuela, la vistosidad de los bailes y la emoción de comprobar una vez más la realidad de la Galicia universal convirtieron el VI Día de la Galicia Exterior en algo inolvidable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *