Un grupo de 36 emigrantes mayores en Alemania y Bélgica participan en el cuarto seminario ¡Adentro!

El último encuentro de este año se realizó de manera híbrida, presencial y telemática / Ya se han programado otros tres encuentros para 2022 que se celebrarán en marzo, junio y octubre

José María Villar habla de la importancia del ejercicio físico.

El cuarto y último seminario de este año del programa ¡Adentro!, para la formación de mayores hispanohablantes como animadores socioculturales, tuvo lugar del 29 al 31 del pasado mes de octubre en la ciudad alemana de Vallendar. El seminario se impartió en forma presencial y virtual, un formato híbrido que facilitaría la participación a aquellos mayores que no pudieran o, por seguridad, no quisieran viajar a dicha ciudad para asistir al encuentro, no obstante, la mayoría han preferido asistir personalmente. La participación fue de 36 personas procedentes de diferentes ciudades de Alemania y Bélgica, entre las que se contaban los docentes. Siete personas participaban por primera vez.

Para evitar riesgos de contagio con el coranavirus y hacer posible la participación presencial, se tuvieron en cuenta las normas de higiene y conducta oficialmente prescritas.

Este seminario se realizó en el marco del Proyecto Inter-Aktive 60+ de la Academia Española de Formación (AEF) y cuenta con el apoyo del Comité Olímpico alemán Deutscher Olympischer Sportbund, que a través del programa GeniAL, fomenta la actividad física entre las personas mayores de procedencia migratoria.

Los seminarios de ¡Adentro! los realizan conjuntamente la AEF y la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania, con el apoyo de la Fundació Privada Can Gelabert de Barcelona, del Departamento de Formación de Adultos de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania y de la Dirección General de Migraciones.

Saludo y presentación del programa

La consejera de honor de la Confederación, María Luisa Criado, y los demás representantes de las organizaciones reponsables del Programa ¡Adentro!, dieron la bienvenida a los asistentes, deseándoles una fructífera participación.

El sociólogo, Vicente Riesgo, coordinador de ¡Adentro!, presentó el programa a desarrollar durante el fin de semana, resaltando la importancia de poder realizar nuevamente encuentros presenciales. Su celebración sería posible gracias al apoyo financiero de la Fundació Can Gelabert y del Comité Olímpico alemán, sin cuya ayuda sería difícil mantenerlo, al haber expirado la subvención de la Cruz Roja alemana que recibía anteriormente.

Asistentes a una de las ponencias.

Riesgo se refirió también al Proyecto Inter-Aktive 60+ de la Academia Española de Formación y recordó el significado y la importancia del ejercicio físico y del movimiento para mantenerse sanos. Subrayó, igualmente, la necesidad de las personas mayores de aprender a manejarse con las nuevas tecnologías, que les ayudarían a conservar su autonomía en el mundo digitalizado de hoy.

Tras una breve autopresentación de los participantes, se procedió a la formación de grupos, en los que con el título ‘Multiplicadores de ¡Adentro! en tiempos difíciles’, los integrantes de cada grupo intercambiaron sus experiencias como multiplicadores.

Talleres en torno a la actividad física y la salud

El programa continuó con tres talleres de trabajo que tuvieron lugar de forma simultánea. Todos los temas tratados giraban en torno a la salud y el movimiento.

El sociólogo, José María Villar, presentó una ponencia sobre los beneficios que la actividad física y el deporte aportan a las personas mayores y que cada vez tendrían mayor relevancia en el cuidado y preservación de su salud del colectivo de más de 60 años. Subrayó que el ejercicio físico sería la clave para evitar la dependencia, “nunca es tarde para conseguir los beneficios de llevar una vida activa”, dijo, y recordó como la predisposición genética de algunas personas a contraer ciertas enfermedades tendría una relevancia mucho menor que los malos hábitos de vida y un entorno social desfavorable.

La actividad física, además de un tratamiento eficaz para numerosas enfermedades crónicas, mantendría los músculos elásticos y retardaría la pérdida de masa muscular, lo que favorecería la movilidad, a la vez que elevaría la autoestima y rebajaría los síntomas de depresión y ansiedad. “El ejercicio es la mejor herramienta para vivir más y mejor”, concluyó el docente.

El psicólogo, Daniel Gil Abascal, dirigió otro grupo de trabajo sobre los sonidos de la naturaleza que curan o pueden curar ciertas patologías y practicó con los participantes ejercicios de respiración. En el tercer grupo, Eufemio Cascón, monitor de gimnasia, explicó los beneficios de andar, correr y meditar para personas mayores, ejercicios que, adaptados a la capacidad individual, en cuanto a intensidad y frecuencia, serían “una medicina sin efectos secundarios”.

Trabajo intenso

La segunda jornada del seminario comenzó con gimnasia y ejercicios de yoga para mayores, dirigidos por Eufemio Cascón y Teresa Díaz Rivero. Antes de comenzar el trabajo en grupos, Vidal Olmos leyó el pensamiento del día, como es tradición en estos seminarios. Las temáticas que se desarrollaron en cada grupo llevaban por título ‘Preparación psicológica para la resolución de conflictos en los grupos’ y ‘La soledad en tiempos de pandemia, un reto para las personas mayores’, ambos talleres dirigidos por Daniel Gil. José María Villar habló en otros dos grupos de trabajo sobre las ‘Relaciones intergeneracionales. Su valor para las personas mayores’ y ‘El buen envejecer. ¿Es posible predecirlo?’.

Ejercicio físico para mayores.

Por otro lado, ‘Cuestiones de la Seguridad Social relevantes para los jubilados en Alemania’, fue el tema tratado por el asesor socio-jurídico, José A. Haro-Ibáñez, que informó a los participantes de su grupo sobre la normativa alemana actual relativa al seguro de pensiones, sanitario y de cuidados. Explicó las diferencias entre el seguro obligatorio y el seguro privado, las condiciones de afiliación y la obligatoriedad que desde 2009 existe de estar asegurado en Alemania, recordando que para entrar en el seguro obligatorio no existe necesidad de exámenes médicos previos, ni exclusión de ninguna enfermedad.

Plástico y ecología

‘La contribucción de los mayores a la salud y la ecología: El plástico’, fue un tema tratado en profundidad por la psicóloga y jurista, Carmen Salinas, directora de la Fundació Privada Can Gelabert. La docente invitó a los participantes a reflexionar sobre el impacto que el uso indiscriminado del plástico tiene en la vida cotidiana y sobre los daños que está produciendo en la salud de personas y animales y en el medio ambiente, recordando la responsabilidad de todos de conservar el planeta, “la casa común”, como se denomina en la encíclica católica Laudato Si, que exhorta a desaprender malas prácticas y promueve la conciencia ecológica para no seguir dañándolo.

Salinas reconoció la imposibilidad de prescindir del plástico por el momento, pues toda la industria depende de este material. Por su tratamiento con sustancias químicas para hacerlo flexible, transparente, etc., emana gases tóxicos con el calor, altamente contaminantes, por lo que advirtió del peligro de usar recipientes de plástico en el microondas, ya que los gases nocivos pasarían a los alimentos y, al ingerirlos, también a la sangre. Teniendo en cuenta que estaría demostrado que el plástico no sólo produce problemas de metabolismo, alergias y otras patologías, sino que es cancerígeno, instó a todos a evitar o, al menos, reducir su uso.

Finalmente, mostró imágenes impactantes sobre las islas de plástico que se formaron en los océanos y que están contribuyendo al cambio climático. Una sola de esas islas tendría seis veces la superficie de Francia. La docente se refirió a las consecuencias del plástico y los microplásticos para la flora y fauna marina, que ilustró con imágenes de animales deformados o muertos por ingerir plásticos o enredarse en ellos. Una forma de proteger el medio ambiente sería fijarse en que los plásticos de los que aún no se pueda prescindir, fueran de buena calidad y reciclables. En ese contexto, dio pautas para distinguir la calidad del plástico a través del código que incluyen los objetos de este material que se usan a diario y de cómo podrían contribuir los mayores a la ecología. Finalmente, animó a todos a hacerse multiplicadores ambientales, reproducir en las asociaciones lo aprendido y tratar de concienciar a la gente de su propia responsabilidad para mejorar el mundo que van a dejar a sus nietos.

Después de una pausa para la cena, los asistentes presenciales tuvieron la posibilidad de participar todavía en el baile para mayores, o, alternativamente, en el ensayo coral, así como de asistir a la celebración eucarística, si lo deseaban. Una velada informal, de participación libre, puso punto final a las actividades del día.

Acercarse sin miedo a las nuevas tecnologías

El programa del domingo comenzó, igualmente, con ejercicio físico. Los temas tratados en la recta final del seminario se centraron en cuestiones de la personalidad y la posibilidad de conocerse mejor a sí mismo, y en las habilidades sociales necesarias para dirigir un grupo de mayores, talleres que estuvieron a cargo de José A. Villar y Daniel Gil, respectivamente. Al mismo tiempo, Carmen Salinas y el moderador digital del seminario, Carlos Sierra, continuaron con la serie de talleres sobre el uso de las tecnologías digitales entre las personas mayores y cómo impulsarlas en los grupos de ¡Adentro!

Los asistentes a este taller interactivo tuvieron oportunidad de seguir familiarizándose con las nuevas tecnologías (TIC), descubrir las ventajas de su uso en la vida diaria y aprender a manejarse con dispositivos digitales. Carlos Sierra les animó a perder el miedo y a atreverse a experimentar con sus smartphone o tablets, recomendando usarlos para sus aficiones, como pudieran ser video-juegos para mayores, o para comunicarse con otras personas a través de redes sociales.

Carmen Salinas analizó con el grupo cuáles eran las dificultades con que se encuentran los mayores para iniciarse en el uso de las TIC. Además de falta de interés o del miedo a no ser capaces de aprender, el problema sería que algunos mayores con jubilaciones reducidas carecerían de un teléfono móvil inteligente o no podrían pagar el acceso a internet. La psicóloga dijo que para todos esos problemas habría soluciones, e insistió en la necesidad de superar las dificultades y de aprender a desenvolverse y ser autosuficientes, para romper la brecha digital que excluye a los mayores de las nuevas tecnologías. Luego se analizó en común cómo aprenden los mayores y qué se debe tener en cuenta para enseñarles algo nuevo. La principal cualidad del enseñante sería la paciencia, así como la capacidad de repetición, dar a los mayores las reglas de actuación por escrito, practicar con ellos y animarles en todo momento, para evitar frustraciones.

En el taller se habló no sólo de las ventajas, sino también de los peligros de internet y se dieron recomendaciones para su uso adecuado.

Final del seminario

Como en cada seminario, se pidió a los participantes que hicieran la evaluación del trabajo realizado, lo que sirve de orientación a los responsables del Programa para la organización de futuros encuentros.

Vicente Riesgo se mostró satisfecho al final del evento y agradecido de la positiva participación y deseó a todos un buen viaje de regreso a casa. Dio las gracias también a todo el equipo de docentes y a los representantes de las organizaciones que apoyan ¡Adentro! y anunció que para el próximo año 2022 están programados tres seminarios presenciales, que se celebrarán, previsiblemente, en Vallendar, en los meses de marzo, junio y octubre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *