RETORNAD@S

“Tuve que pedir ayuda al Consulado porque en Cataluña la normativa es distinta”

Agustín Pérez vino a Barcelona con un trabajo buscado ya desde Argentina

Agustín Pérez, con una vista de Barcelona a sus espaldas durante un recorrido turístico por la ciudad.

Agustín Pérez Díez fue el primer beneficiario del programa Visar en iniciar los trámites en Argentina y presentarse en España. Nació hace 41 años en Buenos Aires. Sus abuelos maternos eran españoles, de la provincia de León, de una localidad del municipio de Santa María de Ordás llamada Formigones.

La madre y los cinco hermanos de Agustín tienen todos la nacionalidad española, pero en 2007 la ley cambió y él ya no pudo conseguirla. Por eso, cuando conoció la existencia del programa Visar pensó que era “una oportunidad perfecta” para él.

Agustín es consultor en un sistema alemán del área de las tecnologías de la información y sistemas que se llama SAP. Se inscribió en el programa, a través de la página web, el mismo día en que se abrió el trámite, el 1 de abril de 2019, convirtiéndose en la primera persona en iniciar el proceso en toda Argentina.

“A principios de julio recibí la comunicación por email del consulado de que había sido seleccionado y me habían otorgado un NIE (Número de Identidad de Extranjero) para poder buscar empleo”, explica. El programa pone a disposición de los beneficiarios un enlace con demandas de trabajo, pero él lo buscó por su cuenta. “Me resultaba más productivo buscar por los caminos de selección de personal que conocía en vez de por el Consulado”, señala. Tuvo “suerte” y en poco tiempo consiguió un contrato de trabajo en una empresa de Barcelona que se llama KPS, traladándose a continuación a la capital catalana para terminar de tramitar ‘in situ’ la documentación que necesitaba.

Llegó a España el 2 de agosto con el contrato firmado. Presentó en Extranjería –en su caso, en la Generalitat– el visado y el contrato, y el 27 de septiembre le llegó la confirmación oficial de la aprobación de su visado de residencia temporal por un año. El 1 de octubre comenzó a trabajar.

Pero no todo fue tan fácil como puede parecer. Agustín había elegido como primera opción de destino Barcelona (y como segunda, Madrid), pero no sabía que, debido al sistema autonómico territorial vigente en España, Cataluña tenía “una reglamentación del programa Visar diferente al resto de España”. “Había leído las condiciones del reglamento y la ley, pero no había visto nada al respecto. Hubo muchas idas y vueltas, había documentos que no me aceptaban aquí. Por eso, en algunos momentos pedí ayuda al Consulado de España en Argentina, y me dieron soporte siempre. Cuentan con un área específica de Visar y te orientan”.

Búsqueda de vivienda

Al igual que el empleo, también buscó la vivienda por su cuenta. “No fue fácil, porque en Barcelona hay mucha demanda y las exigencias son grandes”, explica. “Te piden cuatro nóminas, y para los que venimos con el programa Visar es nuestro primer trabajo en España. Fue cuestión de negociar con la propietaria y mostrar el contrato de trabajo y el visado para darle seguridad”.

El programa exige también que el candidato acredite una cuenta bancaria con cerca de mil euros y contrate por su cuenta un seguro médico obligatorio para los tres meses durante los que se dispone del visado para la búsqueda de empleo. “Tuve que contratar un seguro privado especial, porque no aceptaban el de la tarjeta de crédito. Como tenía trabajo, pagué solo el primer mes y luego lo cancelé, aunque tuve que abonar una multa”, explica Agustín.

Agustín no había estado nunca antes en nuestro país, así que todo es nuevo para él. Preguntando sobre qué carencias encuentra a Visar, responde que estaría bien que se diese “más soporte al candidato una vez que llega a España, para que tenga más claro lo que necesita”. “Los pasos que tenía que dar y la documentación que debía presentar los descubrí aquí. Nos habían dicho lo que necesitábamos, pero cuando te presentas en Extranjería la realidad y los tiempos son otros. En mi caso vine con un contrato, pero a los candidatos que vinieron a buscar trabajo en España se les habrá hecho más difícil. Para el que viene sin trabajo tres meses tal vez sea poco tiempo para poder realizar todos los trámites que se exigen”, afirma.

Desconocimiento inicial

Si en Buenos Aires fue el primero en inscribirse en el programa y los funcionarios no sabían aún muy bien de qué les hablaba, en Barcelona le pasó algo parecido. “Fui el primero en iniciar los trámites, por eso en la Generalitat, cuando les nombraba Visar, los primeros funcionarios que me atendían no sabían lo que era, hasta que alguien de más arriba les informó”, relata.

Agustín lleva ya más de cinco meses trabajando en la empresa, en la que se siente “muy cómodo”. “El ambiente de trabajo es muy bueno y hay muchos extranjeros; es una empresa que tiene mucha mezcla de nacionalidades, algunos argentinos, porque contrata recursos de fuera”, apunta.

Con quien no ha coincidido en España es con ninguno de los otros beneficiarios del programa Visar. “Antes de viajar, tuvimos en el Ministerio de Trabajo del Gobierno español en Argentina una reunión informativa a la que se convocó a todos los seleccionados, pero luego no he sabido más de ninguno de ellos”, afirma.

Ahora se le abre un futuro ilusionante con la posibilidad de recibir la nacionalidad española a partir de finales de agosto, cuando cumpla un año de residencia ininterrumpida en España. Su intención es poder quedarse en nuestro país como español.

3 comentarios en ““Tuve que pedir ayuda al Consulado porque en Cataluña la normativa es distinta”

  1. Hola , buenas tardes
    Excelente nota !! Agustin es mi hermano y estoy muy orgullosa de ‘el que lo pudo lograr solo.
    Lo extrañamos mucho , pero felices de que este alli en nuestra madre tierra donde alli nacieron nuestros abuelos que con tristeza x abandonar su pais llegaron con esperanza para construir un futuro. Y asi lo hicieron. Seguramente ellos estaran orgullosos de ver a un nieto volver a su tierra querida. Espero que lo reciban como Argentina los recibio. Y ojala permitan volver a abrir la posibilidad de tramitar la ciudadania española a nietos. Agustin y yo lo esperamos.
    Saludos y gracias

  2. Hola , buenas tardes
    Excelente nota !! Agustin es mi hermano y estoy muy orgullosa de ‘el que lo pudo lograr solo.
    Lo extrañamos mucho , pero felices de que este alli en nuestra madre tierra donde alli nacieron nuestros abuelos que con tristeza x abandonar su pais llegaron con esperanza para construir un futuro. Y asi lo hicieron. Seguramente ellos estaran orgullosos de ver a un nieto volver a su tierra querida. Espero que lo reciban como Argentina los recibio. Y ojala permitan volver a abrir la posibilidad de tramitar la nacionalidad española a nietos. Agustin y yo lo esperamos.
    Saludos y gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *