Torres defiende la solidaridad compartida de los Estados miembros de la UE en la gestión del fenómeno migratorio

El presidente de Canarias participó en la Comisión Civex del Comité Europeo de las Regiones

Imagen de la intervención del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, por medio de un vídeo en la Comisión de Ciudadanía, Gobernanza y Asuntos Institucionales y Exteriores (Civex) del Comité Europeo de las Regiones.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, intervino el pasado 24 de junio por medio de un vídeo en la Comisión de Ciudadanía, Gobernanza y Asuntos Institucionales y Exteriores (Civex) del Comité Europeo de las Regiones, en el marco de una conferencia organizada para abordar el impacto de la migración y la necesidad de mejorar el apoyo de las instituciones europeas a los entes locales y regionales.

El presidente, que es miembro del Comité de las Regiones, hizo una exposición de la situación migratoria en Canarias, un territorio que es frontera sur de la Unión Europea (UE), situado a menos de 100 kilómetros del continente africano y “que se ha convertido en trágico protagonista de la ruta migratoria en el Atlántico, una de las más peligrosas del mundo”.

En la conferencia, que se desarrolló en la ciudad griega de Alimos, y en la que participaron, entre otras autoridades, el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas; la viceministra de Migración y Asilo de Grecia, Sofia Voultepsi; y el presidente de la Comisión Civex, Mark Speich, Torres puso el centro de la atención en la gestión de los menores migrantes no acompañados. El presidente explicó que el Gobierno de las Islas tiene tutelados y atendidos a más de 2.400 menores en esta situación, lo que ha llevado a habilitar 50 centros y movilizar, hasta este año, más de 70 millones de euros de recursos propios.

Torres, que valora los recientes avances para desbloquear la reforma del Pacto Europeo de Migración y Asilo y el acuerdo del Consejo de Ministros de Interior para el establecimiento de un mecanismo de solidaridad y apoyo a los países que reciben más flujos migratorios, remarcó en su intervención que la gestión de este fenómeno es complicada en un territorio ultraperiférico y fragmentado como Canarias y que “por eso se hace necesario un apoyo firme de la UE y el establecimiento de un sistema de solidaridad compartida entre los Estados miembros, para que el peso de la gestión migratoria no recaiga exclusivamente en las regiones frontera de la UE, como es el caso de Canarias”.

El jefe del Ejecutivo autonómico también reclamó la solidaridad de otras comunidades autónomas españolas y añadió que “la única salida que visualizamos es la de un cambio legislativo que establezca criterios objetivos de reparto entre las comunidades autónomas”, pero al mismo tiempo reconoció que ese cambio no es sencillo.

Torres abogó por incrementar la coordinación con los países de origen para abordar la cuestión migratoria de manera conjunta y destacó la necesidad de que la Unión Europea cuente con un presupuesto ambicioso que permita a las entidades locales y regionales hacer frente a la fuerte presión que reciben sus sistemas asistenciales. “Necesitamos el compromiso de la Unión y de los Estados miembros para afrontar el complejo fenómeno de la migración, que no es más que el deseo de las personas de tener una vida mejor”, añadió.

Por último, calificó de “ejemplar” la reacción de la Unión Europea ante la injusta invasión de Ucrania y la activación de una directiva europea que ha permitido dar respuesta a millones de desplazados de ese país. En este sentido, el jefe del Ejecutivo canario dijo que “debería darse una respuesta similar ante otros fenómenos migratorios que se producen por semejantes circunstancias”, refiriéndose a los conflictos bélicos, las hambrunas o los efectos del cambio climático y la falta de oportunidades que padecen regiones enteras de África.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *