Torres conmemora en México el 85º aniversario de la llegada del primer barco del exilio español

El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática participó en el acto celebrado en la Embajada y entregó a los familiares de las víctimas exiliadas en el país una declaración de Reconocimiento y Reparación

exilio español en México
El ministro entregó un diploma a la escritora Angelina Muñiz Huberman, quien llegó a México en uno de los barcos cuando era una niña.

Un 13 de junio de hace 85 años desembarcaron en el puerto de Veracruz 1.599 refugiados españoles (uno de ellos nació en altamar, Susana Sinaia Caparrós) que arribaron tras una dura travesía que se inició con su salida forzada de España, un amargo paso por Francia y culminó en un país desconocido, del otro lado del Atlántico. Después de 19 días de viaje en el ‘Sinaia’, uno de los barcos de la “esperanza” que México envió a Francia, arribaron a tierras mexicanas, en donde para su sorpresa, fueron recibidos por cientos de personas que los esperaban con los brazos abiertos. A partir de ese momento, se empezó a escribir un nuevo capítulo de la historia.

Justamente para conmemorar aquel exilio español que llegó a México en barco, se llevó a cabo un importante evento en la residencia de la Embajada de España en México. La ceremonia estuvo presidida por el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Alicia Bárcena, y el embajador de España en México, Juan Duarte Cuadrado.

Entre los numerosos asistentes, se encontraban destacadas personalidades como Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del presidente de México que envió los barcos a Francia, Lázaro Cárdenas; Fernando Martínez, secretario de Estado de Memoria Democrática; la escritora Angelina Muñiz Huberman, que hizo esta misma travesía siendo una niña, así como directivos del Ateneo Español, el Colegio de México, la Universidad Autónoma de México (UNAM), el Colegio Madrid, el Instituto Luis Vives, y por supuesto, los homenajeados y sus familiares.

Las primeras palabras a cargo del embajador de España en México, Juan Duarte Cuadrado fueron para agradecer al presidente mexicano Lázaro Cárdenas, “que abriera un haz de luz con el ‘Sinaia’, al que siguieron otros buques, también llamados barcos de la esperanza”, así como a su familia presente en este acto. Agradecimiento que hizo extensivo “a todos los mexicanos que acogieron a tantos españoles que pudieron hacer su hogar en este país”. Unos 25.000 exiliados españoles se establecieron en México esos años.

Duarte Cuadrado recordó los diversos eventos celebrados en los últimos meses en relación con el tema del exilio como la exposición fotográfica organizada por el Ateneo Español en el Bosque de Chapultepec, que se inauguró el 8 de mayo, declarado día oficial de las víctimas del exilio; las jornadas llevadas a cabo en el Colegio de México; el aniversario de la creación del Colegio Luis Vives; el reconocimiento del Ateneo como Memoria del Mundo por la Unesco; y la Feria del Libro en Xalapa, Veracruz, dedicada a los exilios que tuvieron a México como país de acogida. En todos ellos, afirmó el embajador, “subrayamos la necesidad de mantener viva la memoria de las personas que tuvieron que abandonar España a partir de 1939”. Y anunció que se está trabajando estrechamente con la UNAM, para la creación de la cátedra María Zambrano sobre los exilios.

El embajador español aprovechó para dar la bienvenida a los nuevos españoles que han accedido a la nacionalidad a través de la LMD, que en México ya suman casi 20.000, y animó a todas aquellas personas que todavía pueden beneficiarse de esta ley.

exilio español en México
El ministro y demás autoridades con los homenajeados en el acto.

En medio de poemas simbólicos como ‘Entre España y México’, que el escritor Pedro Garfia escribió precisamente a bordo del ‘Sinaia’, música de violines y cantos de los coros infantiles del Instituto Luis Vives y el Colegio Madrid, trascurrió el protocolo del evento.

La secretaria de Relaciones Exteriores de México, Alicia Bárcena, tras transmitir el saludo afectuoso del presidente Andrés Manuel López Obrador, recordó que antes del ‘Sinaia’ llegó a México un grupo de 456 huérfanos, hijos de combatientes republicanos, que fueron conocidos como “los niños de Morelia”, lo cual abrió un “espacio de diálogo público muy importante”. Ya que como el propio presidente Cárdenas dijo: “No los recibimos como náufragos de la persecución dictatorial, sino como exponentes de la causa imperecedera de las libertades del hombre y la mujer”.

La funcionaria reconoció la labor de los exiliados en instituciones como el Colegio de México o el Fondo de Cultura Económica que “contribuyeron a la formación del México moderno”.

Durante su intervención, Cuauhtémoc Cárdenas, hijo de Lázaro Cárdenas, destacó que “el exilio republicano en México, más allá de la tragedia y el dolor que lo acompañó, trajo a México muchos beneficios, ya que los que llegaron se incorporaron a diversas actividades provechosas para el país y formaron familias españolas-mexicanas, plenamente integradas a la sociedad”, afirmó.

A continuación, se entregaron las Declaraciones de Reconocimientos a más de 30 exiliados y descendientes de ellos como Rosa Cajigas, Enrique Díez Canedo, Luis Cernuda, Manuel Tagüeña y León Felipe, poeta de la Generación del 27, reconocimiento que recogió el embajador español, Juan Duarte Cuadrado.

Finalmente, el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, tomó el micrófono para hacer llegar el agradecimiento a los mexicanos del presidente Pedro Sánchez que pensaba acompañarlo a este acto, pero que finalmente no pudo asistir por compromisos ineludibles.

Destacó su participación en la declaración del Ateneo como primer lugar de Memoria fuera de España, el día anterior. Así como la ofrenda floral realizad esa misma mañana en las tumbas de algunos exiliados como José Giral, Max Aub, Rafael Altamira, Manuel Tagueña y Carmen Parga, Cesar García, Ramón Xirau y Antonio Moreno Villar, enterrados en el Panteón Español de esta ciudad. Torres también visitó el Colegio Madrid

“El exilio republicano aún vive en esta tierra, en los ideales democráticos, de colaboración humanitaria entre naciones. Los republicanos aportaron a México una nueva visión del país que encarnaba la libertad, la dignidad, el respeto por la vida y los valores democráticos”, señaló Torres.

exilio español en México
El ministro con el equipo que se encarga de tramitar las solicitudes de nacionalidad en el Consulado.

Y continuó indicando que “hoy España reconoce y homenajea a sus hijos, a esos hijos de la libertad que se tuvieron que desparramar por el mundo y encontraron en esta tierra una linda acogida. Hoy es un día también para festejar este reencuentro de nuestros países. Por ello, hemos entregado un reconocimiento de reparación personal a todos los que sufrieron el exilio en México”. Y se comprometió a seguir entregando dichos reconocimientos a todos aquellos que lo soliciten bajo la Ley de Memoria Democrática.

Finalmente, confirmó, una vez más, que se va a prorrogar dicha Ley hasta octubre de 2025 para que todas las personas que tengan derecho al reconocimiento de la nacionalidad española la puedan lograr porque “entendemos que es una forma de mantener los lazos más profundos con la tierra que vio nacer a sus padres y abuelos”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.