Sorpresa y molestia en México entre quienes creían que valdría el ruego del sufragio de abril

Los días de la jornada electoral probablemente la capital se encontrará en semáforo naranja, lo cual significará que la movilidad continuará restringida

La participación de los ciudadanos gallegos y vascos residentes en México en las próximas elecciones autonómicas del 12 de julio se pronostica poco alentadora por la suma de varios factores: El procedimiento del voto rogado, que la mayoría no sigue; la poca eficiencia del sistema de correos en México, que provoca que los documentos no lleguen a tiempo; y ahora, las restricciones de movilidad que ha generado la pandemia del Covid-19. Por si fuera poco, a esto hay que agregar la sorpresa y molestias, de muchos españoles que ya habían “solicitado el voto” en marzo pasado, y que creían que esto les serviría para las nuevas elecciones convocadas para julio, cosa que no va a ser así, ya que de nuevo tendrán que volver a rogar el voto, tal y como confirman desde el Consulado General de España en México.

Cabe recordar que el año pasado, en las elecciones generales, tan sólo el 4,8% de los españoles que residen aquí enviaron sus solicitudes para poder votar. Y durante los cinco días que duró la jornada electoral en el Consulado General de México, sólo se recibieron 2.553 votos de un total de 5.803 solicitudes; es decir, menos de la mitad de las solicitudes registradas en el CERA. El motivo principal fue el mismo de siempre “que no llegaron a tiempo las papeletas”.

Además, en México, a diferencia de España, aún seguimos en crisis sanitaria, siendo la Ciudad de México una de las regiones más afectadas. Por, eso se ha establecido un Semáforo Epidemiológico de la CDMX, para mantener a la población informada de la situación en la capital del país. Con base en este, la ciudad permanecerá en semáforo rojo al menos hasta el 15 de junio. Esto quiere decir que sólo están abiertas actividades esenciales como servicios de salud; logística y otros servicios de transporte; sector primario (agricultura y ganadería); comercio de abarrotes (alimentos y artículos esenciales).

Se espera que en julio, el semáforo se ubique entre naranja (ocupación menor a 65% en hospitales y dos semanas de tendencia a la baja) y amarillo (ocupación menor a 50% y dos semanas de tendencia a la baja), con lo cual seguirán las restricciones de actividades. Y se contempla que sea en agosto cuando se regrese a la “nueva normalidad”.

Por tanto, los días de la jornada electoral, probablemente la ciudad se encontrará en semáforo naranja, lo cual significará que la movilidad continuará restringida. Ante tal panorama, se preguntó al Consulado General de España en México si han contemplado algún plan o sistema especial, a lo que respondieron que “se operará como se ha venido haciendo en otros procesos electorales, garantizando distancias y medidas de prevención”, y la operación “dependerá de la declaración de emergencia sanitaria”.

En México hay registrados un total de 12.549 electores gallegos y 7.650 electores del País Vasco. Habrá que esperar para ver cuántos de ellos podrán ejercer su derecho a voto en los próximos comicios de julio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *