Solo el 23% de quienes rogaron el voto en Venezuela participaron en las elecciones generales

El Consulado en Caracas recibió 989 sufragios de los cuales 867 se depositaron en urna y 122 se recibieron por correo

Una emigrante española depositando el voto.
Realizando los trámites para depositar el voto en urna en el Consulado de Caracas.
Depositando el voto en la urna en el Consulado de Caracas.
Representantes de los partidos políticos y del Consulado.

Las elecciones que se celebraron el 10 de noviembre de 2019 en España, según lo estipulado en el apartado 5 del artículo 99 de la Constitución española a causa de no haber sido posible formar Gobierno tras las elecciones de abril, han dado al PSOE de Pedro Sánchez como ganador, con el avance del PP y la irrupción de Vox como tercera fuerza política, dejando un panorama difícil para formar un gobierno estable.

Los comicios en Venezuela se realizaron bajo un ambiente tranquilo en la sede del Consulado español de Caracas, con poca afluencia de participantes de un universo de 160.000 españoles residentes en Venezuela, de los cuales votaron 989 personas, de 4.000 votos rogados aproximadamente, es decir un 23%. El Consulado de Caracas es de los pocos en los que se reciben más votos en urna que por correo, debido al mal funcionamiento de este servicio en el país. Así, 867 papeletas se depositaron en urna y 122 se recibieron por correo.

En el recinto se encontraban representantes de los diferentes partidos políticos a los cuales se les preguntó sobre el desarrollo de las votaciones en Venezuela y dieron sus apreciaciones del acto.

José Antonio Alejandro, perteneciente al Partido Popular (PP), explicó que “se sigue arrastrando la arruga del voto rogado después de pelear por 10 años contra este mal proceso debido a la corrupción en el voto exterior según comentaba la Junta Electoral y esto se ha convertido en un ‘karma’ para todo votante español, solo el 4% de votantes se está manifestando y eso dice mucho, aunado al mal funcionamiento del correo nacional venezolano ya que las papeletas llegan después que termina el proceso. Al presentar las quejas ante el Gobierno español, cuando todos son oposición se quiere derogar el voto rogado, cuando se montan en el gobierno se olvidan de ello”.

El representante por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Serafín Pellón Espiñeiro, manifestó que es la tercera vez que participa este año como observador y que son las votaciones con más opciones pues llegaron 4.000 votos a pesar de ser pocos votos. “Todavía hay mucha desinformación pues la gente llega con la carta que sirve para rogar el voto pensando que así pueden votar, ha venido gente que cree que puede encontrar la papeleta en el Consulado y votar directamente, se ha visto de todo, así que mientras estemos limitados con el voto rogado y el mal servicio de correos aquí, las votaciones no van a tener ninguna injerencia en las elecciones en España por no ser suficiente”, señaló.

Por parte del partido Coalición Canaria de Venezuela, Javier Rolo expresó que la participación de los españoles en el país se incrementó un poco sobre los comicios del pasado mes de abril a pesar de ser muy pequeña debido al voto rogado, que desde 2011 se “está luchando para que se derogue dicho procedimiento y restablecer el sistema electoral que se tenía antes, ya que en la actualidad se dificulta mucho la participación. Los canarios somos la primera comunidad en el país y hay un poco más de participación con referente a otras comunidades, pero sucede lo mismo. Esta vez los votos llegaron un poco antes a Venezuela en comparación con otras elecciones, eso también hay que decirlo, pero no lo suficiente en algunos casos”.

Óscar Vila, representante del partido Vox, dijo que en el Consulado el ambiente y las personas han sido muy amables y receptivas. “El proceso no es complicado al llegar al recinto, lo que si es una dificultad es el tema de las papeletas, el que lleguen a tiempo para votar. Personalmente yo tuve que ir al correo principal a reclamar mi sobre. El de mi padre no llegó, por ejemplo, así que no es apatía de la gente. Sí se quiere votar y hay interés. Como venezolanos también entendemos que el voto es una herramienta importante. Entonces las trabas por temas logísticos y políticos no permiten ver realmente la representación de los españoles que hay en Venezuela y se vea reflejado en la cantidad de votos. Los partidos deben tener la voluntad de derogar el voto rogado y garantizar el voto de los españoles afuera de España y más en países con dificultades como en este”.

Germán Campos, representante de Podemos en Venezuela, es la primera vez que participa en elecciones en Caracas y ha observado que el proceso se desarrolló con normalidad y tranquilidad, dentro de algo que “a mí no me parece normal que es el voto rogado, es una contradicción con cualquier visión democrática que uno tenga ya que los derechos democráticos son para que los ejerzan no para que los ruegues, entonces es un sistema montado para que la gente no vote. Estoy seguro de que se podría de hacer de otra manera. Desde mi punto de vista, la posibilidad de abrir una representación de los españoles que vivimos fuera de España, como lo usa Francia, Italia, Ecuador, que por ejemplo tiene representantes en el parlamento ecuatoriano, podría ser una solución para que la participación sea mayor y el mecanismo más sencillo. En un mundo globalizado, este sistema no es sano en las relaciones políticas”.

Finalmente, el proceso concluyó el domingo 10 de noviembre a la 1 de la tarde en la sede del Consulado Español de Caracas ubicado en La Castellana, con la representación de cada partido político y el personal del organismo, acompañados del cónsul Juan José Buitrago de Benito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *