Sánchez y Torra presidirán la mesa de diálogo Gobierno-Generalitat, que arranca este mes

El presidente catalán anuncia que adelantará las elecciones tras consentir ERC que pierda su acta de diputado

Sánchez y Torra pasan revista a la formación de gala de la guardia de honor de los Mossos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se entrevistó el 6 de febrero con el de la Generalitat, Joaquim Torra, en Barcelona, en lo que calificó el “comienzo del diálogo para el reencuentro”.

Sánchez se comprometió a que este mes arranque la mesa de diálogo pactada con ERC a cambio de su investidura, diálogo que La Moncloa puso en duda una semana antes durante unas horas, hasta que la presión de los secesionistas le obligó a rectificar. Los propios Sánchez y Torra encabezarán la mesa, desbordando así el marco político de una comisión bilateral.

No habrá relator o mediador internacional, como querían los independentistas pero tampoco líneas rojas sobre los temas a abordar. Torra reclamó en la reunión a Sánchez el derecho de autodeterminación para Cataluña y la amnistía para los presos secesionistas encarcelados. Sánchez circunscribió el diálogo al marco legal, pero sin mencionar en público la Constitución y matizando incluso que “la ley por sí sola no basta”.

El protocolo de la entrevista se diseñó para dar la apariencia de una visita de un mandatario extranjero y de una reunión entre iguales. Torra forzó a Sánchez a pasar revista a la formación de gala de la guardia de honor de la policía catalana.

El presidente del Gobierno entregó al de la Generalitat un documento de 44 puntos a tratar, que contiene todos los asuntos que los tres últimos presidentes de la Generalitat han trasladado al Gobierno y hace importantes concesiones políticas y económicas a Cataluña, como el aumento en más de un 50% de la inversión, la negociación de un pacto fiscal similar al del cupo vasco, la gestión de la cesión del 0,7% del impuesto sobre la renta (IRPF) para fines sociales y el apoyo a las ‘embajadas’.

El presidente del PP, Pablo Casado, consideró que Sánchez fue a Barcelona a rendir pleitesía a Torra y la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, afirmó que “el Gobierno ha bajado la cabeza ante los separatistas”.

Elecciones anticipadas «en diferido»

Por otro lado, Torra anunció el 29 de enero en una declaración institucional que, una vez que se aprueben los presupuestos de la Comunidad en el Parlamento autonómico, hará pública la fecha de la convocatoria de unas elecciones anticipadas. Las previsiones sitúan los comicios como muy pronto entre mayo y junio.

La convocatoria de elecciones “en diferido” es consecuencia de la ruptura entre JxCat y ERC, consumada al aceptar los republicanos despojar a Torra de su acta de diputado.

El PP presentó el 5 de febrero una querella contra Torra en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por un supuesto delito de usurpación de funciones públicas, ya que fue inhabilitado como diputado.

Los Jordis podrán salir de prisión durante el día

Además, la junta de tratamiento de la cárcel de Lledoners acordó el 6 de febrero flexibilizar el régimen protocolario del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez y del líder de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, que podrán salir de prisión por la mañana para trabajar o hacer voluntariado y regresar a la cárcel para dormir. Cuixart trabajará en su propia empresa y Sánchez hará voluntariado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *