Rueda y Rodríguez Miranda acompañan a los jóvenes del segundo turno de Conecta con Galicia en su encuentro en Santiago

El secretario da Emigración destaca su papel como difusores de la Galicia real y del Camino de Santiago en sus países de residencia

Los jóvenes de Conecta con Galicia en la Plaza de Mazarelos, justo delante de la sede de la Secretaría Xeral da Emigración.
Cristina Pichel, Ovidio Rodeiro, Alfonso Rueda y Antonio Rodríguez Miranda charlando con los jóvenes.
Llegada del grupo que realizaba el tramo del Camino de Santiago.
Alfonso Rueda y Antonio Rodríguez Miranda conversan con uno de los jóvenes.
Algunos de los más jóvenes.
En la entrada de San Martín Pinario.
Ana Fernández viene de Santos, en Brasil.
El vicepresidente de la Xunta y el secretario da Emigración con los jóvenes.
Foto de familia en la Plaza del Obradoiro.
Santiago viene de Buenos Aires.
Grupo de jóvenes gallegos procedentes de Venezuela.
Para Francisco ha sido una experiencia única.
A Gabriel le entrevistaron de la Televisión de Galicia.

Los 74 jóvenes descendientes de gallegos residentes en Venezuela, Argentina, Uruguay, Brasil, junto a otros tantos residentes en la Comunidad que participan en el segundo turno del programa Conecta con Galicia se encontraron el pasado 23 de julio en Santiago. La mitad de ellos, jóvenes de entre 15 y 17 años que desde el día 19 estaban en el albergue de Gandarío (Bergondo, A Coruña) donde realizaron diversas actividades náuticas, recibieron con aplausos a los que venían de la residencia juvenil Florentino López Cuevillas en Ourense, que llegaron andando tras realizar una parte del Camino de Santiago por la Vía de la Plata.

El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, junto al secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, el delegado de la Xunta en la provincia de A Coruña, Ovidio Rodeiro, y la directora xeral de Xuventude, Cristina Pichel, también acompañaron a todos ellos en el último tramo por las calles de Santiago, desde la Plaza de Mazarelos hasta la Plaza del Obradoiro.

El secretario da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, destacó que el programa Conecta con Galicia, desarrollado por el departamento que dirige en colaboración con la Consellería de Política Social, ofrece a los jóvenes “una imagen completa de lo que es la Galicia actual” tanto de la parte marítima como del interior. Además, resaltó que estos jóvenes van a trasladar a sus amigos, que no son gallegos, toda esta experiencia “por lo que son nuestros mayores difusores del Camino de Santiago y de la Galicia real”.

Tanto los procedentes de Gandarío como los que acababan de recorrer el Camino de Santiago expresaron su satisfacción por la experiencia y muchos de ellos no dudaron en afirmar que intención de venirse a vivir a Galicia.

Francisco, un joven de Caracas que estudia Ingeniería Informática afirmó, sonriente pero cansado, que “ahora la playa hace falta”. Tras recorrer parte del Camino afirmó que “la experiencia es única, el Camino, la gente, todo, de verdad. Llegar aquí fue mágico”. Nieto de emigrantes de la provincia de Pontevedra ya había visitado Galicia en 2007 y 2009 pero “ahora que soy mayor ya lo puedo disfrutar de verdad y reconozco la belleza del lugar”. Sobre la posibilidad de venirse a Galicia afirma que “venirse siempre es una opción por como está Venezuela”.

Para Franco, que viene de Buenos Aires donde estudia educación secundaria, la estancia en Gandarío ha sido “una experiencia muy linda” entre otras cosas porque realizaron actividades que él nunca había practicado como el windsurf o la vela. “La verdad es que es todo muy bueno: la atención dela gente muy buena, muy buena estancia, el lugar hermoso”.

Nieto de emigrantes de Ourense, Franco regresa a Buenos Aires cuando acabe la segunda parte de su estancia que consistirá en realizar un tramo del Camino de Santiago por la Vía de la Plata. Otros podrán retrasar su vuelta para disfrutar de unos días con sus familiares, tal y como se establece en las bases del programa.

Para Frank, residente en Caracas, además de las actividades náutica, lo que más le gustó fue “conocer otras culturas, a los argentinos, españoles, cosas que nunca había experimentado”. Tiene muchas ganas de lanzarse al Camino porque “desde chiquito he escuchado que es muy lindo y ves gente de otros países y de otras culturales. Me parece bien chévere hacerlo”.

A pesar de la grave crisis que azota a su país, Frank es optimista y venirse a España no entra en sus planes. “Me encanta Venezuela porque me parece que es un país con muchísimo potencial todavía y que podemos salir hacia adelante” afirma convencido.

A Ana Fernández, que procede de Santos, en Brasil y que cursa el primer curso de la secundaria Galicia le ha encantado. Esta nieta de emigrantes de Ourense que es la primera vez que viene a Galicia afirma que ha sido una muy buena experiencia, “muy diferente de todo lo que he vivido”.

También muy expresivo es Gabriel: “La experiencia ha sido brutal, suprereconfortante pasar estos 100 kilómetros para llegar hasta aquí”. Viene de Caracas y lo que más le gustó fueron “los paisajes del Camino, los pueblitos, la gente, los ancianos que se encuentran en esas casas tan recónditas”.

Gabriel acabó sus estudios de cocinero para poder venir a Galicia estos días. Conoce el programa de becas para jóvenes del exterior que ofrece la Secretaría Xeral da Emigración, el programa de Bolsas Excelencia Mocidade Exterior (BEME), y el de becas de Formación Profesional de la Consellería de Educación, y afirma que “me gustaría venir a estudiar aquí”. Además, reconoce que entre los jóvenes venezolanos con ascendencia gallega o española venirse “es una de las primeras opciones y el que pueda lo hará”.

Santiago, de Buenos Aires y con familia en Vigo y A Coruña, es la primera vez que viene a Galicia y lo que más le ha gustado ha sido convivir con otros jóvenes de diferentes países al recorrido por el Camino de Santiago. Y también descubrir la raíz común que tienen todo ellos con Galicia. “Es buenísimo, es algo impresionante que de varios países tengamos familiares aquí y poder reencontrarse con la familia” como le ha pasado a él. También Santiago lo tiene claro: “Si, me gustaría venirme a vivir aquí, en serio, es muy hermoso”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.