Rueda negocia con la oposición una propuesta única en temas prioritarios para llevar al Gobierno central

Prioriza asuntos como la sanidad, los fondos europeos, las infraestructuras y las competencias sobre el litoral

El secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, y el titular de la Xunta.
Alfonso Rueda en la reunión con la líder del BNG, Ana Pontón.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, trasladó el pasado 6 de junio a la oposición una propuesta para llevar al Gobierno central una posición única de Galicia en temas como la sanidad, los fondos europeos, las infraestructuras y las competencias sobre el litoral.

Tras sendas reuniones mantenidas con la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y con el secretario xeral del PSdeG-PSOE, Valentín González Formoso, Rueda incidió en la importancia del diálogo entre las fuerzas políticas, “es lo que los ciudadanos nos piden”, aseveró, apelando a la necesidad de que Galicia cuente con una postura de país.

De este modo, y en materia sanitaria, el titular del Ejecutivo gallego recordó que la principal dificultad que atraviesa Galicia, al igual que el resto de las comunidades de España, es la falta de médicos. Al respecto, se refirió a la necesidad de defender con una única voz aquellos asuntos que sí se traducirían en un alivio duradero del sistema sanitario público: abrir 64 nuevas plazas de formación de médicos de familia, que permitan el relevo generacional y cubrir las plazas que quedan vacantes; cambiar el mecanismo de asignación de plazas MIR; y crear la especialidad de medicina de urgencias y emergencias.

Durante los encuentros, Rueda abordó también la situación económica que está viviendo Galicia, recordando la oportunidad que suponen los fondos europeos Next Generation. Rueda avanzó que los partidos de la oposición compartieron la necesidad de que la gestión de los Perte se descentralice.

Sobre este punto, trasladó nuevamente la preocupación por la falta de concreción en el reparto de los fondos que podría afectar a proyectos importantes impulsados por la Comunidad como la factoría de fibras textiles sostenibles, la planta de biogás para la gestión de purines y el proyecto de automoción AutoÁncora.

Rueda insistió también en la necesidad de acudir a la reunión con Pedro Sánchez, solicitada por la Xunta y aún sin fecha a pesar de que la Casa Real sí ha confirmado la cita con el Rey Felipe VI -pedida al mismo tiempo que la de Sánchez- para el 1 de julio, con un posicionamiento conjunto en materia de infraestructuras “vitales que llevan mucho tiempo paralizadas”, como el final de la autovía Santiago-Lugo, los tramos pendientes en la autovía Lugo-Ourense, la circunvalación de Pontevedra, la autovía de A Mariña y la autovía Vigo-O Porriño. Además de la necesidad de reclamar un impulso decidido a la salida Sur de Vigo, como primera fase de la conexión ferroviaria de alta velocidad con Portugal, incluyendo la conexión de la terminal portuaria de Bouzas.

El presidente de la Xunta recordó además que Galicia sigue esperando la llegada de los trenes Avril para el mes de julio para llevar, por fin, el alta velocidad ferroviaria a Santiago, A Coruña, Pontevedra y Vigo.

Ante la persistente negativa del Ejecutivo de traspasar las competencias de gestión del dominio público marítimo-terrestre, Alfonso Rueda propuso al BNG y al PSdeG consensuar un plan de actuación, sea a través de un Real Decreto o de una Ley orgánica, pues la falta de sensibilidad hacia las características propias del tejido del litoral gallego puede poner en riesgo el modo de vida de muchas familias. Y, finalmente, se refirió a la necesidad de agilizar la comprometida transferencia de la AP-9.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *