Rueda asegura que la presencia gallega en América va en beneficio de toda la Comunidad

El titular del Gobierno autonómico asistió a la toma de posesión de la nueva delegada de la Xunta en Uruguay, Elvira Domínguez Alonso

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, durante su discurso.
Alfonso Rueda con Elvira Domínguez, su madre y su marido.
Las subdirectoras de la Secretaría Xeral da Emigración con el rector Antonio López y con Antonio Rodríguez Miranda.
El presidente Rueda departe con la nueva delegada y su madre.

El titular del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, presidió el 6 de julio la toma de posesión de la nueva delegada de la Xunta de Galicia en Uruguay, María Elvira Domínguez Alonso. El acto se llevó a cabo en la emblemática Biblioteca América de la Universidade de Santiago de Compostela, un marco incomparable y con mucha significación como subrayaron varios de los oradores.

El presidente de la Xunta explicó que “este nombramiento estaba pendiente” desde hacía mucho tiempo aunque el Ejecutivo autonómico “estaba magníficamente representado” hasta ahora por el también delegado de la Xunta en Argentina, Alejandro López Dobarro, que ha compaginado ambas responsabilidades desde diciembre de 2013, cuando Manuel Barros abandonó la Delegación en Uruguay por “motivos personales”.

Toma de posesión de Elvira Domínguez Alonso como delegada de la Xunta de Galicia en Uruguay.

De hecho, Rueda agradeció la labor de López Dobarro, también presente en el acto junto a la conselleira do Mar, Rosa Quintana; la secretaria xeral da Presidencia, Beatriz Cuiña; el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda; la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro; el cónsul de Uruguay en el norte de España, Ramiro Rodríguez Bausero; o el rector de la Universidade de Santiago, Antonio López, entre otras autoridades.

“Acertamos con la persona”, resaltó el jefe del Ejecutivo autonómico en referencia a la nueva delegada de la Xunta en Uruguay. Y explicó que buscaban a alguien que “fuera respetado en el país y que tuviera un sentimiento de galeguidade potente”. Además, Rueda añadió que desde el Gobierno gallego querían trabajo y dedicación, cualidades que consideran perfectamente cubiertas con Elvira Domínguez, por lo que agradeció a la familia de ésta, presente en la toma de posesión en las personas de su marido y su madre, que le permitan afrontar una responsabilidad que le restará tiempo para tenerla con ellos.

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la nueva delegada del Gobierno gallego en Uruguay, Elvira Domínguez.

Simbiosis perfecta

El presidente de la Xunta alabó la “simbiosis perfecta” que se da en la emigración gallega, poniendo como ejemplos a la nueva delegada y a la colonia en Uruguay, que une el sentimiento de galeguidade con la la mejor manera de demostrarlo, que es la integración en sus países de acogida.

El máximo representante del Ejecutivo autonómico dio la bienvenida al equipo de la Xunta de Galicia a Elvira Domínguez y le garantizó que va a tener “todo el apoyo de una Administración que está convencida de que nuestra presencia en América, nuestra presencia en Uruguay, va en beneficio de todos los gallegos y, por lo tanto, la apoyaremos y la atenderemos en todo lo que sea necesario a partir de ahora a través de la mejor representante que podíamos tener”.

Autoridades presentes en el acto: Beatriz Cuiña, Ramiro Rodríguez Bausero, Antonio López, Antonio Rodríguez Miranda, Alfonso Rueda, Elvira Domínguez, Rosa Quintana y Alejandro López Dobarro.

Rueda le deseó “muchísima suerte en todo el trabajo que tienes que hacer, sin perder esa ‘saudade’ que nos caracteriza”. “El camino es modernizar las relaciones, nuestra presencia, adaptarse a los países en los que estamos y, por lo tanto, también a Uruguay, y aprovechar todas esas oportunidades que a partir de ahora se van a presentar en la relación entre dos tierras que tienen tanto que ver”, apuntó, señalando que ambos territorios tienen muchas conexiones económicas, afectivas y de relación social. Por ello, consideró “necesario que Galicia tuviera una representación permanente”.

Con el nombramiento de la nueva delegada de la Xunta en Uruguay, el Ejecutivo trasladó que se renueva el compromiso de Galicia con la atención a la diáspora, con el fomento de la cultura y con el impulso a las relaciones económicas.

A este respecto, explicó que Galicia sigue dispuesta a apostar por Uruguay para compartir allí todo el potencial empresarial de la Comunidad y tiene las puertas abiertas para que los uruguayos que así lo deseen hagan su vida en Galicia.

Alfonso Rueda felicita a Elvira Domínguez por su nombramiento.

A esto se une la garantía por parte de la Xunta de la atención de los que quieren continuar viviendo en el país de acogida, como de todos aquellos gallegos emigrados a América que quieran retornar. Una atención y cuidado que también extendió a la gente joven, de la que Rueda destacó que está volviendo a su tierra para formarse a través de másteres, gracias a la incentivación de la Administración autonómica.

Por último, el Ejecutivo autonómico se comprometió a seguir aportando ayuda de emergencia social e individual a los gallegos de allá que peor lo están pasando, velará por la continuidad de las entidades y mantendrá la colaboración con los 100 centros promotores del Camino. Además, para los que quieran ejercer su derecho al retorno, está activa la pionera Estratexia Retorna, dotada con 2,7 millones de euros, que sigue siendo una hoja de ruta imprescindible con becas de formación BEME para estudiar un ciclo de FP o un máster en Galicia, ayudas para emprender o apoyo social para facilitar la integración social.

Compromiso y responsabilidad

Por su parte, Elvira Domínguez agradeció que en un “momento difícil” como el actual, por la situación económica derivada de la guerra de Ucrania por la invasión de Rusia y con la pandemia, “la Xunta tiene la sensibilidad de hacer este nombramiento”. Además de reconocer la labor de su antecesor en el cargo, Alejandro López Dobarro, la nueva responsable de la Delegación del Gobierno autonómico en Montevideo subrayó el simbolismo del lugar elegido para la toma de posesión -la Biblioteca América de la Universidade de Santiago de Compostela-, puesto que fue una donación de un emigrante gallego, precisamente asentado en Uruguay.

La madre de Elvira Domínguez, acompañada por el marido de ésta y otro grupo de autoridades asistentes al acto, no pudo reprimir la emoción del momento.

Domínguez repasó las funciones del puesto que comienza ahora a desempeñar e hizo un guiño emocionado a su madre, emigrante en Uruguay y que volvió a Galicia, en concreto a O Porriño (Pontevedra) hace 20 años. Y concluyó su intervención señalando el “compromiso y la responsabilidad” que asume con este cargo, que le “conecta” con sus “raíces”.

López Dobarro y el rector Antonio López

Anteriormente, pronunció unas breves palabras Alejandro López Dobarro que destacó que Galicia se sigue ocupando de sus paisanos residentes en el exterior a pesar de la situación mundial y de las dificultades económicas. El ahora ya sólo delegado de la Xunta en Argentina mostró su satisfacción por estar presente en el acto y pasar el testigo a Elvira Domínguez Alonso.

Un momento de la intervención de Alejandro López Dobarro.

Por último cabe resaltar la intervención del anfitrión del evento, el rector de la Universidade de Santiago, que recordó su estancia en Uruguay en labores académicas, en una de sus experiencias de este tipo en el extranjero. Antonio López fue el encargado de explicar la historia del “lugar emblemático” que acogió la toma de posesión de la delegada de la Xunta en Uruguay: la Biblioteca América. Se llevó a cabo este proyecto fruto del esfuerzo del emigrante gallego en Uruguay, Gumersindo Busto, quien a lo largo de 20 años se dedicó a recuperar documentos y libros que pueblan hoy ese espacio. Su objetivo era crear una Universidad Latinoamericana. En 1929, cuando se inauguró la biblioteca, Busto se había quedado sin recursos económicos por el gasto que le supuso esta apuesta y no pudo viajar a Santiago para la puesta de largo y, además, las autoridades de la época no tuvieron la delicadeza de invitarle.

El rector Antonio López mostró alguno de los libros de la Biblioteca al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *