Rosario Álvarez apuesta por desarrollar una acción exterior de la cultura gallega más vertebrada

La presidenta electa del Consello da Cultura Galega reitera su interés por la emigración y el exilio

Rosario Álvarez, en un momento de su comparecencia en el Parlamento.

Rosario Álvarez, presidenta electa del Consello da Cultura Galega (CCG), explicó el pasado 14 de junio en la Comisión 4ª del Parlamento de Galicia las líneas generales de su mandato al frente del CCG, cuyos ejes centrales giran alrededor de la acción exterior de la institución, la igualdad de oportunidades en el acceso a la cultura y una mayor imbricación en el sistema cultural gallego. Esta comparecencia en el Parlamento es un paso previo a su nombramiento oficial como presidenta del Consello da Cultura Gallega.

Rosario Álvarez presentó a los diputados las grandes líneas de su programa como presidenta del Consello da Cultura Gallega para los próximos cuatro años. Álvarez apostó, en una línea de “continuidad, no continuismo” por “explotar al máximo la capacidad representativa del CCG, que es una gran fortaleza”. En este sentido, Rosario Álvarez señaló que además del personal de la institución, están vinculadas al Consello da Cultura Gallega 150 figuras representativas de la cultura del país en todos sus ámbitos, lo cual la convierte en una institución con gran capacidad para conectar con muchos ámbitos de la cultura del país.

Acción exterior

La presidenta electa del CCG detalló en la comisión las cuatro líneas que considera relevantes para la acción exterior de la institución: la atención a la Galicia de la emigración y el exilio, trabajando no sólo con las comunidades de la diáspora y sus descendientes, sino también “con las sociedades receptoras”, la lusofonía, la dimensión europea de nuestra cultura y la posición atlántica de Galicia. La presidenta del CCG destacó que la institución fue asumiendo funciones de acción exterior a lo largo de estos años, de acuerdo con lo previsto en la ley de creación del organismo. Animó a desarrollar acciones institucionales que formalicen estas iniciativas del CCG para desarrollar una acción exterior de la cultura gallega más vertebrada.

Rosario Álvarez destacó entre las líneas de trabajo la igualdad. “En el CCG hay una preocupación constante por la igualdad de género que se aplicó en las renovaciones de los últimos años en el Plenario. Esta preocupación por la igualdad también se reflejará en la nueva Comisión Ejecutiva”, indicó Álvarez. La presidenta electa también quiso hacer hincapié en la igualdad de oportunidades en el acceso a la cultura “que está condicionada en estos momentos por factores como el territorio, la edad o la contraposición rural/urbano”.

Rosario Álvarez hizo mucho hincapié en la necesidad de construir nuevos formatos de contenido del CCG destinado a llegar a nuevos públicos, innovando en los diferentes formatos presenciales y digitales del CCG. La presidenta electa del Consello destacó, en este sentido, la labor “formativa” que el CCG realiza en su contacto con diferentes sectores culturales. Álvarez apostó por conseguir una mayor imbricación con los sectores de la cultura para conocer en profundidad sus problemáticas. Y destacó la necesidad de cubrir “lagunas en el conocimiento de algunos sectores culturales”, además de avanzar que el CCG continuará en su línea de elaboración de diagnósticos e informes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.