RETORNAD@S

“Retornar es emigrar otra vez: hay que volver con un plan concreto y no solo por nostalgia”

Vicente Riesgo Alonso, presidente de la Academia Española de Formación de Bonn (AEF), advierte de que España ha cambiado mucho

Vicente Riesgo Alonso, , presidente de la Academia Española de Formación (AEF) de Bonn.

“No tengo un plan concreto de retorno”, dice el sociólogo y teólogo asturiano Vicente Riesgo Alonso, presidente de la Academia Española de Formación de Bonn (AEF) y gerente entre 1990 y 2018 de la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en la República Federal Alemana. Jubilado desde hace apenas dos años, cuenta que, a pesar de la jubilación oficial, continuó yendo a la oficina hasta el pasado mes de septiembre para apoyar a sus sucesores. “No llevo el trabajo operativo”, aclara, pero sigue involucrado en algunos proyectos de la AEF y su relación con la emigración sigue siendo intensa, especialmente por su función como coordinador del programa ¡Adentro!, para la formación de animadores socioculturales para la tercera edad, de la que se encarga voluntariamente desde su fundación en 1994.

Sobre la situación de los emigrantes españoles mayores que participan en los seminarios de ¡Adentro!, Riesgo dice que en los últimos años ha cambiado bastante. Subraya que la mayoría de los asistentes suelen ser personas que quieren quedarse en Alemania, y aunque algunos de los fundadores y participantes del comienzo, “los históricos del programa”, habrían retornado, serían los menos. Los que ya no asisten sería porque son muy mayores y no pueden o les es difícil desplazarse, o porque han fallecido, y rememora algunos nombres. Pero habla también del relevo generacional que está teniendo lugar y cómo han llegado nuevos participantes, especialmente hispanohablantes de origen latino, que tuvieron conocimiento de los seminarios a través de las Misiones Católicas de Lengua Española y que ayudan a mantener vivo el Programa.

A su juicio, los participantes de ¡Adentro!, tanto los de antes como los de ahora, serían personas que, en su mayoría, habrían renunciado a retornar porque habrían hecho su vida aquí en Alemania. “Retornar es más difícil de lo que se cree”, advierte, y se tendría que ser consciente de que “retornar es emigrar de nuevo a un mundo diferente”. La sociedad española habría cambiado mucho en los últimos cuarenta años y los que retornan ahora ya tendrían poco en común con la gente que dejaron al emigrar.

Riesgo comenta cómo a algunos de los retornados les choca, al volver a España, la manera de ser y pensar de muchos españoles y también lo difícil que les es vivir o expresar allí sus opiniones sin temor a ser juzgados o excluidos. Esos y otros factores, como la percepción de que si se enferman estarían en Alemania mejor atendidos, serían los que influirían en que los emigrantes mayores opten por quedarse en el país de acogida, en el entorno que les es familiar y en donde muchos tienen casa, familia y amigos. Refiriéndose también a los ya retornados, dice que “algunos lo pasan mal, porque pensaban que al volver sus amigos serían igual que cuando ellos emigraron” y es que, según el sociólogo, “no son conscientes de que no se puede volver al pasado”. Por eso alerta de lo peligroso que es retornar “por nostalgia, sin tener en cuenta que emigras otra vez”, y añade: “Quien retorna a España debe hacerlo con un plan concreto de futuro para su nueva fase de vida y no por sentimientos de nostalgia del pasado”.

En cuanto a los apoyos al retorno que pueden encontrar en los seminarios de ¡Adentro! aquellos que tienen dudas sobre retornar o quedarse, el presidente de la AEF dice que se ofrecen charlas y talleres sobre temas sociolaborales, se tocan aspectos de la sanidad transfronteriza y de la seguridad social y las implicaciones que tiene si se van a vivir a otro país. Se ofrecería algún taller también sobre el tema del retorno, “pero no percibimos, por las valoraciones que hacemos al final de cada seminario, que el retorno sea un tema de principal interés”. Él cree que los que participan lo hacen más bien con la mirada puesta en el futuro en Alemania.

Dependencia y soledad

Sobre los problemas del colectivo de los españoles mayores residentes en este país, Riesgo dice que “la dependencia es un problema real que se comenta con frecuencia en los seminarios”. Otro sería la soledad. En este sentido, destaca la gran función de ¡Adentro! fomentando la formación de grupos en los que los mayores puedan relacionarse y crear redes de comunicación entre ellos para hacer más llevadera la soledad. En opinión del sociólogo, las instituciones alemanas no están preparadas para una asistencia a los jubilados extranjeros en contextos multiculturales, y si hay algún programa, generalmente está orientado a las comunidades turcas o rusas, de ahí la necesidad de una oferta sensible para los emigrantes españoles mayores con atención en la propia lengua, pero ni la Administración alemana ni la española harían nada en ese sentido. “Había más interés hace cinco o diez años”, recuerda. “Tengo la impresión de que el tema de los emigrantes mayores en España está olvidado del todo” y no habría más preocupación ni interés por ellos por parte del Gobierno, termina el reconocido experto en temas migratorios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *