Retornan un centenar de españoles desde diferentes países africanos en un solo día y se mantiene el alto ritmo de regresos desde Iberoamérica

Exteriores mantiene un amplio dispositivo en colaboración con otros países europeos

Españoles acuden a la Embajada en Lima.

El Ministerio de Asuntos Exteriores Unión Europea y Cooperación facilitó el día 9 de abril el regreso de cien españoles que se encontraban en diferentes países de África que habían pedido ayuda a las embajadas y consulados de España para regresar a sus residencias después de que las restricciones por la pandemia del Covid-19 les sorprendiera de viaje.

Después de la operación que permitió el pasado 8 de abril el regreso a casa de 32 españoles desde Sudáfrica, al día siguiente la Embajada de España en Pretoria volvió a coordinar una nueva repatriación para facilitar el regreso de otros 25 españoles.

A ellos se suman otros 58 españoles que se encontraban en Ghana y Angola que también regresaron a casa gracias a las Embajadas de España en la zona. Además, en ese mismo avión viajaron otras 90 personas, en su mayoría brasileños y también 2 comunitarios y 4 extranjeros residentes en España. Los brasileños continuaron su viaje a Sao Paulo. Y, finalmente, se añaden otros seis españoles que, junto a una ecuatoriana, tras la colaboración de la Embajada de España en Níger con la de Francia, pudieron embarcar en un avión militar francés para abandonar Chad.

También gracias a las gestiones de las embajadas y consulados españoles dos españoles que estaban en El Cairo (Egipto) pudieron volar a París para tomar sus vuelos de conexión a España. A la capital francesa también llegaron otros cinco españoles desde Jeddah (Arabia Saudí). Otros dos españoles viajarán de Dubai (Emiratos Árabes) a Sofía (Bulgaria) para seguir a Madrid; como también otros dos han llegado a Frankfurt desde Vietnam en un vuelo fletado por Alemania.

Desde Ecuador, Perú, Argentina y otros países

Desde Iberoamérica también se destaca la labor de la Embajada de España en Ecuador que facilitó el día 9 de abril el retorno de 41 españoles en un avión de Francia que hizo la ruta Quito-Guayaquil-París-Madrid y que, pese a una avería técnica que obligó a retrasar un día la operación, ya están de vuelta en España. Este es el octavo vuelo enmarcado en el Mecanismo Europeo de Protección, de los que cuatro fueron organizados por la Embajada de España y que han permitido que más de 1.000 españoles hayan regresado ya desde Ecuador.

El mayor contingente de españoles de las últimas horas ha vuelto a llegar desde Lima. La Embajada de España en Perú continúa con sus gestiones para facilitar que los vuelos que coordina puedan aterrizar en la base militar de Lima, único aeropuerto operativo en la capital, para facilitar el retorno de españoles que, en el vuelo que el día 11 de abril aterrizó en Madrid, permitió la vuelta a casa de otros 288 españoles.

Paralelamente, desde el Consulado han lanzado un aviso a todos los españoles que se encuentran en la zona de Cuzco y que han expresado su deseo de regresar a España, para se inscriban en una lista que, excepcionalmente y tras conseguir los permisos para operar en el aeropuerto, se facilitará un vuelo comercial de Cuzco a Lima, para el lunes 13 de abril, tras haberse decretado el cierre de la conexión terrestre entre las dos ciudades.

También llegó el día 9 de abril un nuevo vuelo desde Argentina con 250 españoles al que seguirán otros tres nuevos vuelos en los días siguientes gracias a las gestiones de la Embajada de España en Argentina.

Personal del Consulado en Zurich atiende a españoles llegados de India, Honduras y Costa Rica.

La estrecha colaboración de las embajadas de España en Guatemala y Costa Rica con los diplomáticos suizos también ha permitido el retorno de 11 españoles, cinco de ellos a través de un vuelo de enlace desde Honduras. El resto viajaron desde Costa Rica, incluida una menor y sus dos padres costarricenses residentes en España.

Más de Filipinas

Desde Filipinas, y tras una gestión directa de la Embajada de España con el Ministerio de Defensa, también se ha puesto en marcha un amplio dispositivo que ha permitido a una familia española (padre, madre e hija de tres años que, anteriormente, habían rechazado abandonar el país) salir desde Boracay en un helicóptero de la Fuerza Aérea Filipina con destino a Lloilo, donde se han embarcado en un avión militar a Cebú para, posteriormente, ser aerotransportada a Manila desde donde volarán a París para después enlazar con Sevilla. Quienes ya está están más cerca de su casa gracias a las gestiones del Consulado de España son los tres españoles que el día 8 de abril se embarcaron en un vuelo organizado por Francia y otros dos que formaron parte del pasaje de otro vuelo fletado por el Reino Unido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *