Recuerdan en La Habana al piloto Domingo Rosillo, hijo de españoles y padre de la aviación cubana

Se organizó una exposición, una conferencia y visitaron la tumba del aviador

Domingo Rosillo
Los participantes en la exposición con Gastón Sariol.

El pasado 27 de diciembre fue inaugurada la Exposición ‘Rosillo Vuela’ en homenaje a los 145 años del natalicio del pionero de la aviación cubana Domingo Rosillo.

Infantes de la Escuela Primaria Juan Pedro Carbó Servía con el artista plástico y piloto retirado Gastón Sariol; con el artista profesor de la Academia de Pintura de San Alejandro, Pedro Pulido los que con la participación de los niños del proyecto dejaron lista la muestra de pintura infantil en la Casa del Niño y la Niña. Estuvieron presentes en la inauguración los escritores Adys Cúpula y Froilán González y periodistas. En nombre de los niños habló el infante Alexis Méndez Donatien.

El objetivo de esta jornada es sacar del anonimato a Domingo Rosillo del Toro considerado padre de la aviación cubana. Con este propósito se efectuó una peregrinación hasta su tumba el 28 de diciembre pasado y el 15 de diciembre se ofreció una conferencia en la Biblioteca Nacional de Cuba.

Domingo Rosillo, de padres españoles, arribó a Cuba en 1907 donde recibió la ciudadanía cubana.

El primer vuelo que se realizó entre Cayo Hueso (Estados Unidos) y La Habana se ejecutó el 17 de mayo de 1913 realizado por Domingo Rosillo en la época heroica de la aviación, cuando los pilotos pioneros se jugaban la vida en frágiles aparatos inestables para establecer récords cada vez más audaces.

Resuelto a intentar el salto, que muchos estimaban entonces, con razón, empresa de locos o suicidas, Domingo Rosillo se trasladó al Cayo y llegó allí casi sin anunciarse. Voló y a partir de ese entonces despertó el entusiasmo de cubanos y norteamericanos.

Archivado en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.