Premio nacional para el programa ‘A gusto en casa’ de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades

Por llevar los cuidados de forma personalizada a todos los rincones del medio rural de Castilla y León

El director general de Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Atención a al Dependencia, Eduardo García, fue el encargado de recoger este reconocimiento.

La Junta de Castilla y León ha sido reconocida con el primer premio en la categoría Instituciones Públicas de los XVIII Premios Nacionales a la Conciliación de la Vida Familiar, Laboral y Personal, al Fomento de la Corresponsabilidad y a la Responsabilidad Social -Premios Vivofácil 2024- por el programa ‘A gusto en casa’ impulsado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Un proyecto que logra dar una respuesta personalizada a los cuidados en el domicilio de las personas mayores del mundo rural, en palabras del jurado.

Estos premios los otorga la Fundación Vivofácil, entidad ligada a la empresa del mismo nombre y que lleva siendo 25 años -hasta 2023 bajo la denominación de Alares- una referencia nacional en el sector de los cuidados, fundamentalmente en la asistencia en el hogar a personas mayores o en situación de dependencia. De este modo, desde la vertiente privada del mismo ámbito, se ha reconocido el trabajo y la vocación de este programa de la Junta.

El Ejecutivo autonómico se hizo con este galardón en la categoría de Instituciones en un evento en el que se reconoce también a grandes empresas, pymes, centros especiales de empleo, agentes sociales, personal directivo, medios de comunicación e investigadores por su papel en el fomento de la conciliación.

La entrega de premios tuvo lugar el 26 de junio en los Teatros Luchana de Madrid, durante una gala a la que asistió el director general de Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Atención a al Dependencia, Eduardo García, que fue el encargado de recoger este reconocimiento.

El programa ‘A gusto en casa’ echó a andar en 2021 como proyecto piloto en las comarcas de Aliste y Sayago, en Zamora. A partir de entonces, ha ido creciendo y extendiéndose a todas las provincias de Castilla y León con un noble propósito: que las personas que precisen de cuidados, es decir, mayores, dependientes, con discapacidad o enfermedad crónica, puedan permanecer en su propio domicilio, prestándoles para ello los apoyos necesarios que les permitan seguir realizando sus actividades cotidianas, vigilar su salud y mantenerse activos e integrados en su comunidad. Esto es fundamental, además, para fomentar la conciliación de su entorno familiar. Desde su puesta en marcha hasta finalizar 2023, se han adherido 2.490 usuarios en 651 municipios de la Comunidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.