El PP vigilará que los consulados reciban los recursos necesarios para atender las solicitudes de nacionalidad

El responsable del Partido Popular en Iberoamérica, Alejandro López Dobarro, señaló el malestar de cientos de personas que no pueden reservar un turno para tramitar la ciudadanía

Alejandro López Dobarro
Alejandro López Dobarro.

El secretario de Área Iberoamérica del PP en el Exterior, Alejandro López Dobarro, aseguró que el Partido Popular “va a estar atento” a que los consulados reciban los recursos necesarios para atender a los descendientes de emigrantes que quieran solicitar la nacionalidad española.

En entrevista exclusiva con España Exterior, López Dobarro, quien también se desempeña como delegado de la Xunta de Galicia en Argentina, se refirió al malestar que cientos de descendientes han expresado en las redes sociales por la dificultad que tienen para poder reservar un turno para tramitar la nacionalidad española en el Consulado General de España en Buenos Aires.

“Se ha producido un taponazo en la entrega de turnos que es lógico cuando sale una ley tan importante que permite a las personas adquirir la nacionalidad, pero con un plazo de tiempo finito y que ya está en curso, lo que ha causado una sobredemanda en todos los consulados del mundo, que hoy no tienen los recursos necesarios para atender a tanta gente, y eso ha provocado inquietud e incertidumbre entre la ciudadanía”, explicó López Dobarro.

En ese sentido, resaltó que en países con una extensión territorial tan grande como Argentina ese problema se agudiza. “La población española en este país está muy diseminada, y para la gente que vive a más de 50 kilómetros de una sede consular a veces le resulta muy complicado trasladarse para hacer los trámites necesarios, más aún si hay una fecha límite; ¿por qué alguien que hoy tiene derecho a obtener la nacionalidad y que tal vez por distintas vicisitudes de la vida no la pueda tramitar en este momento no podrá hacerlo dentro de cuatro años?”, se preguntó.

Cabe destacar que el Consulado General de España en Buenos Aires, la demarcación consular con mayor número de ciudadanos españoles inscritos, y por lo tanto en la que se espera el mayor número de solicitudes de nacionalidad, ha informado hasta la fecha 25.500 citas ya otorgadas, algunas de ellas con fecha posterior a mediados del año próximo.

El problema radica en que, con tantos interesados, cuando se ponen a disposición del público las citas para tramitar la nacionalidad, las mismas se agotan en cuestión de minutos. Según informó el propio Consulado General de España en Buenos Aires, tras otorgar 19.000 citas pocos días después de que la Ley de Memoria Democrática entrases en vigor, la reserva de turnos se suspendió hasta el 1 de diciembre, día en el que se agotaron 6.500 nuevas citas en apenas dos horas.

Dotar a los consulados antes de aplicar la ley

López Dobarro aclaró que “no se puede achacar la culpa de esta situación al Consulado, cuyos funcionarios están dando todo de sí; lo que sucede es que los medios de los que disponen al día de hoy no son suficientes para tan alta demanda. La cuestión es que si el Gobierno abrió una ventana para que las personas puedan acceder a la nacionalidad, tendría que haberlo hecho una vez que los consulados contaran con los recursos ya disponibles para dar certezas y soluciones a la gente, y no problemas”.

En ese sentido, recalcó “España es una democracia de primer nivel y tiene que hacer las cosas acorde a su situación, y es por eso que vamos a estar atentos a que los consulados reciban los recursos necesarios para poder atender a la ciudadanía española como lo merece”.

El secretario del Área Iberoamericana del PP en el Exterior aseguró que el plazo de dos años, con posibilidad de extenderlo por uno más, es una de las principales causas por las que la gente manifiesta cierta preocupación y desesperación ante la dificultad que les representa conseguir una cita para comenzar la tramitación de la nacionalidad española.

“Partamos de que hablamos de una ley que termina siendo regulada no por un decreto, sino por una instrucción, que es un elemento jurídico de derecho administrativo. Por eso todos pueden recordar que cuando se sancionó la Ley de Memoria Democrática en octubre pasado, había mucha gente desesperada porque la misma ley no dejaba en claro quiénes podían acceder a la nacionalidad y hubo que esperar a que se publicara una instrucción que despejara todas las dudas”, apuntó.

En la misma tónica, criticó que “en una ley que abarca 60 páginas se dedique solo un apartado de cuatro párrafos sobre la nacionalidad, y que encima en vez de que la misma sea regulada por un decreto reglamentario, como se estila normalmente, se haya hecho a través de una instrucción que no ha pasado por el Consejo de Ministros, en el que intervienen las fuerzas políticas que forman parte de la coalición de Gobierno. Yo no sé si esto es porque alguien quiere arrogarse que la titularidad de una ley salió gracias a tal o cual partido, pero da a entender que hay muchas desinteligencias y que no parece ser acción de un gobierno coordinado”.

López Dobarro dejó en claro que para el PP, tal como lo aseguró en su reciente visita a Argentina el máximo dirigente del partido, Alberto Núñez Feijóo, la cuestión de la nacionalidad debería solucionarse a través de una ley que abarque a todos los nietos y sin ningún plazo temporal.

“La visión que creemos debe tener el Estado español es la de una ley integral de nacionalidad, y así venimos trabajando desde hace muchos años, con gente como Alfredo Prada, Ramón Moreno, Belén Vázquez y Antonio Rodríguez Miranda. Nosotros apoyamos en 2018, con mayoría del PP en el Senado, un proyecto presentado por Sara Vilà, senadora de Podemos, porque estamos convencidos de que la nacionalidad es una cuestión de derechos civiles, pero el PSOE en aquella ocasión presentó muchos pedidos de enmienda que fueron demorando la salida de la ley, que finalmente se cayó cuando se disolvieron las Cortes”, afirmó.

Asimismo, recordó que, en 2015, cuando Mariano Rajoy presidía España, se promulgó una ley de acceso a la nacionalidad para los judíos sefaradíes, “una ley clara y concisa que no dejó lugar a dudas sobre quiénes y por qué podían acceder a la nacionalidad. Entonces, no entendemos por qué los descendientes de emigrantes españoles no pueden tener una ley apropiada y en las mismas condiciones”.

Compromiso del PP

López Dobarro aseveró que Núñez Feijóo cumplirá el compromiso que hizo a la colectividad española en su reciente paso por Argentina, Uruguay, Chile y Ecuador, cuando afirmó que en caso de llegar a la presidencia de España impulsará una ley integral de nacionalidad “sin planteamientos ideológicos ni plazos temporales”.

“Núñez Feijóo conoce el mundo de la emigración de primera mano –continuó–, y desde sus primeros tiempos al frente de la Xunta de Galicia se ha dedicado mucho a viajar y estar en contacto directo con los gallegos del exterior. Su planteo fue claro: hay que promulgar una ley sin marcos temporales, que dé certezas a todo el mundo y que sea lo más inclusiva posible, dejando de lado cuestiones ideológicas y partidarias que no caben en una cuestión de tanta importancia como lo es la nacionalidad. Y eso lo tiene claro porque a él no hay que explicarle nada sobre cómo es el mundo de la emigración y por eso la Administración gallega es un modelo a seguir a nivel de acciones dirigidas a los españoles en el exterior”, concluyó.

5 comentarios en “El PP vigilará que los consulados reciban los recursos necesarios para atender las solicitudes de nacionalidad

  1. No están dando turnos en el Consulado de Bs.As!!!!Algunos que tomaron esos turnos probablemente no tengan documentación requerida. Lo correcto, sería habilitar turnos para la gente que si la tiene.Ejemplo x anexo 3

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.