El PSOE y Podemos presentan una iniciativa en el Congreso para suprimir el voto rogado

La propuesta, que podría votarse la última semana de febrero, incluye la ampliación de plazos y que se pueda realizar por internet la descarga de las papeletas y otros trámites

Imagen de archivo del escrutinio del voto exterior.

Pincha aquí  para descargar la Proposición de ley para eliminar el voto rogado

El PSOE y Podemos presentaron el jueves 4 de febrero en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para la supresión del voto rogado.

La supresión del voto rogado, como se conoce a los trámites previos que deben hacer los españoles en el exterior para poder votar, es uno de los puntos que figuran en el acuerdo de gobierno firmado por ambos partidos, por lo que previsiblemente su tramitación podría votarse la última semana de febrero.

“Registramos esta proposición de ley con el ánimo y el objetivo de mejorar la calidad de nuestra democracia y hacer posible que las personas que residen en el extranjero puedan ejercer su derecho a voto con mayor facilidad”, manifestó la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra.

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, afirmó que “es una vergüenza democrática que se limité así el voto de los españoles en el exterior” y que la reforma de 2011 y la introducción del voto rogado “supuso limitar enormemente los derechos civiles fundamentales” de los ciudadanos españoles en el exterior, además, en un momento en el que muchos jóvenes abandonaron España a causa de la crisis económica, recordó.

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos recordó que la obligación de pedir el voto previamente se impuso a los españoles en el exterior a partir de la reforma de 2011 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral aprobada por PSOE, PP, CiU y PNV.

Ampliación de plazos y más trámites on line

En esta iniciativa, cuyo nombre oficial es ‘Proposición de Ley Orgánica de reforma de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, para la regulación del ejercicio del voto por los españoles que viven en el extranjero’, se propone la modificación de los artículos 75, 103 y 107 de la Loreg, de manera que se faciliten los procedimientos y los plazos para que los residentes en el exterior puedan ejercer su derecho al sufragio.

En concreto, Echenique aclaró que se quiere ampliar el plazo de recepción para que se puedan escrutar el mayor número de votos del exterior; facilitar la descarga electrónica de la papeleta; o informatizar aquellas partes del trámite, como las que tienen que ver con el censo, para que sea más sencillo la distribución de cartas, documentación o instrucciones a los residentes en el extranjero.

Desde el PSOE señalaron que la complejidad de las gestiones necesarias para el voto rogado –que incluyen una duplicación de los trámites administrativos–, el breve plazo de tiempo y la dependencia de los servicios postales extranjeros “dificulta el cumplimiento de los plazos previstos en la normativa electoral e impide el ejercicio de este derecho fundamental a un número muy elevado de ciudadanos”. Como consecuencia del sistema vigente, se viene produciendo “una reducción muy significativa en los niveles de participación de los electores residentes en el extranjero”. Así, en las elecciones generales de 2011, 2015, 2016 y 2019, menos del 10% de los electores solicitaron o rogaron el voto como consecuencia de la complejidad del procedimiento.

Estas cifras contrastan con los niveles de participación previos a 2011, que oscilaban entre el 22,99 por ciento de los comicios del 2000 y el 31,88 por ciento de 2008. Las cifras son todavía peores cuando se observan los niveles de participación reales, que se situaron entre el 4,73 y el 6,8 por ciento, “es decir, que entre un tercio y la mitad de los electores que solicitaron o rogaron el voto en los comicios de 2011, 2015, 2016 y 2019, finalmente no ejercieron su derecho de voto, en muy buena medida porque no recibieron la documentación electoral a tiempo o porque se registraron incidentes en el envío posterior de sus votos por correo postal a las Oficinas Consulares”.

Todos los censados recibirán la documentación en su domicilio

Para poner fin a esta situación y atender las peticiones de las colectividades de españoles en el exterior se plantea la reforma de la normativa actual, suprimiendo el requisito “de que los españoles residentes en el extranjero tengan que solicitar o rogar el voto, lo que permitirá que todos reciban la documentación en su domicilio. Así mismo, el uso de una papeleta que podrá descargarse telemáticamente permitirá adelantar los plazos de envío de la documentación electoral. Todo ello facilitará que los electores reciban la documentación en plazo, a diferencia de lo que ha venido sucediendo hasta ahora en muchos casos, al ser posible el envío de la documentación antes de la proclamación de las candidaturas y la resolución de las impugnaciones”, reza la propuesta, en la que se explican los nuevos procedimientos y el incremento de plazos para facilitar el derecho al voto de los españoles que viven en el extranjero.

El portavoz de Unidas Podemos mostró su satisfacción por haber conseguido llegar a un acuerdo en esta materia con el PSOE, sus socios de gobierno y expresó su esperanza de que la reforma sea aprobada en el Congreso ya que “más allá de las diferentes ideologías políticas y las diferentes posiciones políticas que tengan los diferentes grupos parlamentarios, esta es una cuestión de democracia porque cuando uno está en política lo primero que tiene que ser es demócrata y eliminar el voto de los españoles emigrados es todo lo contrario”.

Esta no es la primera vez que las cámaras debaten este asunto, hasta el punto de que en febrero 2020 el Senado aprobó una moción por la que instaba al Gobierno a “promover e impulsar, en un plazo no superior a los seis meses, una iniciativa legislativa dirigida a suprimir de la legislación electoral la exigencia del voto rogado”.

Satisfacción

Desde la federación de Izquierda Unida en el Exterior (IU Exterior) celebran esta iniciativa y recuerdan que el sistema implantado en 2011 que contó con el apoyo de PP, PSOE, CiU y PNV redujo la participación electoral en el exterior a mínimos de hasta el 5%.

“La proposición de ley de Unidas Podemos pondrá fin a una lacra democrática histórica hacia la emigración española”, destaca la coportavoz de IU Exterior Nerea Fernández. “A pesar de que se trata de una buena noticia, desde IU permaneceremos vigilantes para que ninguno de los grupos políticos rebaje la propuesta durante el proceso de enmiendas y el texto final consiga que se acabe completamente con esta injusticia”.

Para ello, recuerdan desde IU Exterior, la derogación del voto rogado debe venir acompañada por otras medidas como la ampliación de los plazos de envío de las papeletas, la habilitación de la inscripción en el censo y la realización de trámites consulares por vía telemática, o acabar con las irregularidades existentes en los censos. “Para que todo ello funcione es necesario, además, incrementar los medios técnicos y humanos en los consulados, especialmente en aquellos en los que más se ha incrementado el número de residentes, y mejorar las condiciones laborales del personal laboral de servicio exterior”, aclara el coportavoz de la federación Eduardo Velázquez.

3 comentarios en “El PSOE y Podemos presentan una iniciativa en el Congreso para suprimir el voto rogado

  1. Ok felicitamos esta nueva moción para solicitar que sea derogado el voto rogado a los españoles residentes en el exterior .Suguiero que ya se debe hacer un estudio de cómo ejercer el voto y como debe llegar a cada uno de los residentes la boleta para el voto. La fundación de apoyo y ayuda a los canarios les puede dar un tip .gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *