Podemos Buenos Aires reconoce el abandono que padece la ciudadanía en el exterior y pide acciones directas del Estado a favor del colectivo

La formación política acusa a los diferentes gobiernos de España de “sostener una elite funcional que representa a una pequeña minoría de la totalidad de la diáspora española en Argentina”

Podemos Buenos Aires ha emitido un comunicado en el que reconoce el abandono que sufre la emigración española y pide acciones directas del Estado a favor de la ciudadanía en el exterior. Además, la formación política acusa a los distintos gobiernos de España a “sostener una elite funcional que representa a una pequeña minoría de la totalidad de la diáspora española en Argentina”.

En el comunicado también critica duramente al Partido Popular. “No busca el PP la solución al abandono de la emigración sino simplemente defender los intereses de una minoría que, por generaciones, se viene beneficiando económicamente de la hipocresía institucional con la que se maneja un fenómeno de carácter político como es la emigración española”, afirma la formación política.

Reconoce también que “la necesidad de contar con recursos para paliar la situación extraordinaria que impone esta pandemia es inminente” y añade que “bregamos por una mayor presencia del Estado, con acciones directas, que permitan llegar a la ciudadanía a través de los organismos oficiales”.

Sin embargo, para Podemos Buenos Aires lo importante no es aumentar los recursos destinados a la atención de la ciudadanía española en el exterior sino evaluar el destino que se ha hecho de los recursos disponibles. “El debate sin dudas no es cuánto dinero se destina sino en cómo se distribuye”, afirman en el comunicado.

Afirman, en este sentido, que “la carencia de una red de contención por fuera del Estado, es el resultado de la desarticulación política de las instituciones a través de la injerencia de un sistema subvencionista desregulado, donde los resultados pocas veces han sido evaluados con seriedad”.

UN comentario en “Podemos Buenos Aires reconoce el abandono que padece la ciudadanía en el exterior y pide acciones directas del Estado a favor del colectivo

  1. Adjunto el comunicado completo para que se comprenda mejor el sentido, gracias

    La amnesia selectiva del PP en Argentina.
    Es sorprendente observar como uno de los actores responsables del mayor recorte de derechos que ha sufrido la España exterior, hoy se sienta en el banco acusador; la reforma de la LOREG, avalada por el Partido Popular (PP), es sin dudas el huevo de la serpiente que deja maniatada a la voluntad popular de la emigración. Pero no es este el único detalle que omite el último comunicado de dicho Partido, en el cual, irrespetando la lucha de los organismos de derechos humanos que hoy bregan por memoria, verdad y justicia, habla de “olvidar la historia” siendo un partido concebido por genocidas cómplices de una dictadura sangrienta que ha plagado a España de fosas comunes y a la cual las nuevas dirigencias han decidido olvidar selectivamente; como también se han olvidado de la desaparición de cientos de españolas y españoles en la última dictadura Argentina.
    No obstante, como todas las cuestiones del PP, esto se trata de dinero. La pandemia que hoy azota al planeta nos interpela en la urgencia de debatir la distribución de la riqueza como problemática central de las sociedades contemporáneas. La situación de abandono que sufre la diáspora española no es un fenómeno devenido en los últimos meses; desde su origen, esta emigración forzada por los mentores del Partido Popular, ha sido despreciada y desvalorizada. Las acciones que han emprendido los distintos gobiernos durante la historia fueron orientadas a sostener una elite funcional que representa a una pequeña minoría de la totalidad de la diáspora española en Argentina. El “Libro blanco de las Instituciones Españolas en Argentina”, publicado hace poco más de un año, y quizás uno de los estudios más serios realizados sobre este tema, devela la verdadera representación que muchas de las instituciones sobre-subvencionadas por el Estado español ejercen sobre la ciudadanía: el debate sin dudas no es cuánto dinero se destina sino en cómo se distribuye.
    Es prácticamente unánime el discurso cuando se refiere a la necesidad de mejorar la llegada del Estado a las emigrantes, lo disímil son las intenciones. Está claro que el PP, por su concepción y su condición, añora las épocas en donde Fraga Iribarne sin ningún tipo de control y unilateralmente cual cacique, repartía los fondos del Estado comprando voluntades y premiando lealtades políticas. La evolución en la organización de los Estados no permite hoy este tipo de prácticas y la palabra del PP está devaluada por los innumerables casos de corrupción que caen sobre sus dirigentes. La intención claramente es la misma: no busca el PP la solución al abandono de la emigración sino simplemente defender los intereses de una minoría que, por generaciones se viene beneficiando económicamente de la hipocresía institucional con la que se maneja un fenómeno de carácter político como es la emigración española, cuyas reivindicaciones históricas han sido desoídas porque en su origen conviven las contradicciones que las fuerzas políticas mayoritarias intentan mantener bajo la alfombra.
    La necesidad de contar con recursos para paliar la situación extraordinaria que impone esta pandemia, es inminente. Bregamos por una mayor presencia del Estado, con acciones directas que permitan llegar a la ciudadanía a través de los organismos oficiales. Entendemos que dentro del contexto de crisis en que nos encontramos, optimizar los recursos requiere buscar nuevos modelos que se adecuen a las urgencias: para ello es necesario ejercer la memoria y evaluar los resultados de un modelo que ha fracasado objetivamente, y que hoy se traduce en el desamparo de la diáspora exterior. Observamos que la carencia de una red de contención por fuera del Estado, es el resultado de la desarticulación política de las instituciones a través de la injerencia de un sistema subvencionista desregulado, donde los resultados pocas veces han sido evaluados con seriedad. Es urgente la aplicación de nuevas formas y a eso hemos venido: por la transformación y por la memoria, venimos para desenmascarar la hipocresía de quienes han llevado por años el estandarte del olvido y que hoy sin escrúpulos, intentan desligarse de sus responsabilidades históricas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *