Pedro Sánchez quiere una última prórroga para extender el estado de alarma hasta el 21 de junio

Promete ceder la “gobernanza absoluta” a las autonomías para garantizarse la aprobación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La Moncloa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el 31 de mayo que va a solicitar esta semana “la última y definitiva” prórroga del estado de alarma, de 15 días, hasta el 21 de junio, pero con la novedad de que serán las comunidades autónomas que estén en la fase 3 de la desescalada las que asuman el control como autoridades competentes y puedan decidir si entran en la nueva normalidad antes incluso de ese 21 de junio.

Sin embargo, en su comparecencia en La Moncloa tras la duodécima videoconferencia que mantuvo con los presidentes autonómicos, el titular del Ejecutivo central señaló que el Gobierno se reserva el control de la movilidad, aunque sin concretar cómo, una vez que haya finalizado el estado de alarma el 21 de junio.

Sánchez ya se ha garantizado los apoyos suficientes gracias a los acuerdos alcanzados con ERC, que se abstendrá en la votación en el Congreso de los Diputados a cambio de que Cataluña participe en la gestión del fondo de reconstrucción europeo, y PNV, que votará a favor tras permitir que sean los presidentes autonómicos los que gestionen la fase 3 de la desescalada. Esta nueva prórroga entrará el vigor el 8 de junio y desde entonces los territorios que estén ya en fase 3 podrán decidir cuánto dura esta última fase y si levantan el estado de alarma antes de los 15 días previstos, para entrar en la llamada “nueva normalidad” antes de ese 21 de junio.

El presidente del Gobierno matizó que en el caso de los territorios donde todavía se esté en fase dos, como previsiblemente Madrid y algunas zonas de Barcelona, seguirá siendo el Ejecutivo, a través del Ministerio de Sanidad, la autoridad que se encargue de decidir cuándo pasan a fase 3. Sánchez prevé que para el 8 de junio “más de la mitad de España” esté ya en fase 3, y para el 1 de julio, la movilidad sea ya “plena” en España.

Mesa de diálogo con Cataluña

Por último, el presidente del Gobierno señaló que confía en que el próximo mes de julio, una vez se haya cumplido la última prórroga del estado de alarma que vencería el 21 de junio, se reúna la mesa de diálogo con Cataluña cuya reactivación reclamó ERC en sus negociaciones con el Ejecutivo.

El líder del PP, Pablo Casado, acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de romper la igualdad entre los españoles y de convertir la negociación del estado de alarma en un “mercado persa” para “tapar su nefasta gestión” de la crisis del coronavirus.

Casado, que destacó en redes sociales que esta crisis ha costado 40.000 víctimas y cuatro millones de parados, dijo que Sánchez “rompe la igualdad entre españoles dando a los nacionalistas del País Vasco, Navarra y Cataluña lo que niega al resto”, en referencia al acuerdo del Gobierno con el PNV para ceder a País Vasco y Navarra las competencias en la gestión del Ingreso Mínimo Vital, asumiendo las funciones y los servicios correspondientes al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), y con ERC para que Cataluña participe en la gestión del fondo de reconstrucción europeo o la mesa de diálogo con los partidos separatistas catalanes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *