El Patronato da Cultura Galega de Montevideo cumplió 59 años

Institución de referencia en la defensa y promoción de la lengua y cultura gallega en Uruguay

Patronato da Cultura Galega de Montevideo
Acto sobre Castelao celebrado este año en el Patronato.

El 8 de junio de 1964, en el Centro Gallego de Montevideo, se funda el Patronato da Cultura Galega, conformado por Manuel Meilán, José Cancela, Marcelino Martínez, Jesús Canabal, Manuel Canabal, Antón Crestar, Abelardo Cerdeira, Manuel Martínez, José Fernández, Albino García, Miguel Vázquez Valiño, Federico Docampo y Carlos Zubillaga.

La institución surgió como una respuesta a la situación que se vivía en Galicia y a la impronta republicana del país de acogida de una numerosa colectividad gallega en Uruguay. Desde su fundación y hasta el fin de la dictadura franquista, fue un faro de resistencia, centrado en su quehacer cultural, defendiendo su lengua, publicando libros en gallego de autores prohibidos en Galicia.

La institución, que hoy preside José Piñeiro, fue creada con el objetivo de “promover y diseminar la cultura gallega” y por eso una de sus banderas fue siempre la defensa del idioma, convencidos como Castelao que “si somos galegos é por gracia e obra do idioma”.

Dos hitos históricos marcan este compromiso por parte del Patronato da Cultura Galega, como lo es la misa en lengua gallega que se celebra todos los 25 de julio en la Catedral de Montevideo. Su liturgia íntegramente en lengua gallega fue única en el mundo en los tristes años de la dictadura, tal como lo fue la audición ‘Sempre en Galicia’ que se emite desde 1950 totalmente en lengua gallega, constituyendo la audición en dicho idioma más antigua del mundo en mantenerse en antena y que en la actualidad está a cargo del Patronato.

También se desarrollan en la sede de la calle Rondeau del centro de Montevideo, talleres de danza criolla y gallega, de pintura, cerámica, declamación, coro y cursos de idioma e historia gallega.

Cada dos años grupos de viaje del Patronato recorren Galicia con un itinerario preparado y estudiado por los viajeros, los que en estos días cumplen sus sueños por tierras de sus ancestros y para algunas las que dejaron cuando eran niños en el siglo pasado.

El Patronato ha instituido el Día de la poesía gallega donde en el mes de diciembre homenajea a un poeta gallego vivo, y la Vieira de Prata que es otorgado a una persona o institución por su aporte o servicio a la causa de la institución o de Galicia.

Pero en estas casi seis décadas el Patronato da Cultura Galega, fue quizás el mayor editor de libros en idioma gallego durante la dictadura española, producto de que el profesor Carlos Zubillaga donara los derechos de autor de su libro Los gallegos en el Uruguay y con ellos se creó un fondo editorial para editar varias publicaciones prohibidas en Galicia.

También ha sido el Patronato quien gestionó numerosas denominaciones del nomenclátor montevideano con nombres de gallegos y sembró de placas conmemorativas las calles y las plazas que los recuerdan.

Asimismo, fue el Patronato quien realizó durante muchos años las únicas ferias de libros gallegos que hayan tenido lugar en este país, distinguiendo considerablemente las secciones y los autores de Galicia.

Por otra parte, en 1965 gestionó y obtuvo la creación del primer curso universitario de lengua gallega en el mundo, que se ofreció dictado por el profesor Juan García Durán en el Instituto de Lingüística de la Facultad de Humanidades de la Universidad de la República, donde también funcionó el Centro de Estudios Gallegos, primero también a nivel mundial que fundara y dirigiera el propio Zubillaga.

Sin dudas la historia del Patronato es sólida en materia cultural y de propagar la identidad del pueblo gallego, hecho que casi todos los meses realiza actividades públicas con ese objetivo, contando con una biblioteca de consulta, clases y talleres que llevan a emigrantes, descendientes y hasta a algunos inquietos por conocer la galleguidad en tierra uruguaya.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.