Un sensacional Nadal doblega a Murray con facilidad y conquista el torneo de Indian Wells

El español liquidó la final en poco más de una hora con un juego arrollador

El 6-1 y 6-2 es un justo resumen de lo que fue el partido.
La final de Indian Wells estuvo claramente marcada por el intenso viento que incluso hizo que el árbitro se plantease la posibilidad de suspenderla. Finalmente se jugó y ahí no tuvo rival Nadal que de forma clarísima se impuso a Murray, incapaz de entender la clase de partido que se hacía necesario en esas condiciones.
El tenista español siempre supo lo que tuvo que hacer y jugueteó con Murray al que despachó en apenas una hora de juego. Mientras el escocés era incapaz de encontrar la forma de entender el partido, Nadal ya se lo sabía de memoria. Esperó poco a poco a que Murray fuese cometiendo errores por su habitual atolondramiento y Nadal fue todo lo contrario. Supo manejar la velocidad necesaria en cada momento del partido, golpeó con fuerza cuando el viento estaba a su favor y cuando lo tuvo en contra supo aguantar los fallos de un Murray a quien su gesto delataba claramente.
El británico es uno de los tenistas que peor se le dan a Nadal, pero lo cierto es que ayer no hubo encuentro porque desde el comienzo estuvo muchos peldaños por debajo del español que de esta manera confirma que su condición de número uno va a durar mucho en su poder y que si Murray es uno de los llamados a discutirle su condición, el reinado está condenado a ser duradero.
El partido duró hasta el 1-1. A partir de ahí daba la impresión de que Murray podía meterle en apuros, pero cedió con 2-1 en contra su servicio y a partir de ahí sólo hubo que esperar que los juegos fuesen cayendo poco a poco hasta el desenlace, anunciado casi de salida.
El segundo set fue una pantomima que Nadal liquidó en un santiamén. El número uno demostró por qué lo es y que no piensa soltarlo con rapidez.