Susana Díaz anuncia una mejora del plan de lucha contra la exclusión social para que sea más efectivo

Avanzó además una dotación de 200 millones de euros para crear empleo en el sector de la construcción

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el Rey Don Juan Carlos, durante la audiencia en el Palacio de la Zarzuela.

Durante una visita institucional al Ayuntamiento de Pinos Puente, Díaz dijo que el “principal reto” del Ejecutivo andaluz es la creación de empleo y por ello habrá una mejor “dotación a los ayuntamientos en la lucha contra el desempleo”.
Una semana después, Susana Díaz anunció en el Parlamento de Andalucía un nuevo plan del Ejecutivo para crear empleo “de forma intensiva” en el sector de la construcción sostenible dotado con 200 millones de euros. En su intervención durante la sesión de control al Gobierno, la presidenta adelantó que este plan, ligado al sector, supondrá la adecuación y rehabilitación del parque de viviendas de Andalucía. Esto se suma a las medidas que está llevando a cabo el Ejecutivo andaluz para crear empleo, como la búsqueda de alianzas con el tejido empresarial, la supresión de trabas administrativas, la puesta en marcha de un plan de apoyo a las pymes industriales o la puesta en marcha del Instituto de Crédito Público.
Por otro lado, la presidenta Susana Díaz abogó por “proponer reformas legales” que permitan reducir “el impacto de los costes de la energía en la ciudadanía andaluza y en la competitividad de nuestra industria”. Díaz hizo esta consideración el día 13 tras la firma de una alianza estratégica con el presidente de Endesa, Borja Prado, en virtud de la cual la compañía destinará 15 millones en dos años, prorrogables a otros dos, para financiar 1.200 becas para jóvenes, acciones de fomento de la industria e iniciativas de ahorro energético. Las actuaciones incluidas en este convenio vienen a sumarse a los 600 millones de euros anuales que tiene previsto invertir la empresa en Andalucía durante la vigencia del acuerdo.
La presidenta abogó por “minimizar” estos impactos “especialmente a los sectores más desfavorecidos de la ciudadanía y a los sectores productivos, como son el sector agroindustrial -particularmente las comunidades de regantes y las almazaras-, el siderúrgico y, en general, la industria pesada”. Díaz subrayó que “la energía es uno de los principales factores de competitividad de nuestra economía y uno de los sectores que más contribuye al crecimiento económico y el empleo”.