Rueda, Urkullu y Miranda participan en el 30º aniversario de la Irmandade de Centros Galegos en Euskadi

El vicepresidente gallego elogia la ejemplar unión de centros

Rodríguez Miranda, Alfonso Rueda, Iñigo Urkullu, Pilar Rodríguez y Juan Mª Aburto.
Las autoridades con directivos de los centros que forman la Irmandade.

El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acudieron el pasado 24 de octubre en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao a los actos de celebración del trigésimo aniversario de la fundación de la Irmandade de Centros Galegos en Euskadi, que preside Pilar Rodríguez.

En el acto, además de los representantes del Gobierno gallego, estuvo el lehendakari, Iñigo Urkullu, y por parte del Ayuntamiento de la capital vizcaína el alcalde Juan María Aburto.

En su alocución, el número dos del Ejecutivo gallego instó a fortalecer la unidad de la colectividad gallega en el País Vasco: “Fuisteis pioneros en unir vuestras fuerzas para garantizar un presente de estabilidad y el relevo generacional. En vuestros centros puede verse juventud nacida ya en esta comunidad amiga, pero que viven la galleguidad con orgullo y pasión, y eso es motivo de honda alegría. Os invito a seguir haciendo aun más pequeña la distancia entre Euskadi y nuestra querida tierra, por mucho que algunos prefieran, en este pleno siglo XXI, alejar a acercar, enfrentar a unir”, afirmó Rueda.

El vicepresidente también alabó el papel de las gallegas y gallegos que residen en el País Vasco como excepcionales agentes culturales y turísticos: “Sois embajadores de una tierra que vuestros vecinos y vecinas fueron conociendo, fundamentalmente, de vuestra mano. Os invito a que ayudéis a que ahonden en ese conocimiento, a fortalecer ese papel vuestro tan importante de representantes de todo lo bueno que tiene Galicia”.

Rodríguez Miranda insistió en ese papel promotor de la galleguidad en el País Vasco, pero la instó también a ayudar en la proyección exterior de Galicia “entre los colectivos no ligados directamente con nuestra tierra, de manera que conozcan sus potencialidades como destino turístico, cultural, y por supuesto económico y de inversión empresarial”.

Por su parte, el lehendakari ha hecho un llamamiento a devolver la “solidaridad” que tanto Euskadi como Galicia han recibido a lo largo de la historia, por ser pueblos que han conocido tanto la emigración como la inmigración.

Urkullu recordó que a día de hoy también llegan jóvenes de otros países, refugiados e inmigrantes, personas que, en definitiva, buscan una oportunidad. “Debemos seguir siendo tierra de acogida, mostrar la solidaridad que hemos recibido, labrar un futuro de integración y convivencia”, ha señalado. En este sentido, ha mostrado su compromiso por favorecer la convivencia entre personas, pueblos y culturas, respetando la diversidad.

La Irmandade de Centros Galegos en Euskadi, formada por diez entidades gallegas, se creó con la finalidad de promover y establecer nexos de unión y vínculos de cooperación y solidaridad entre las sociedades gallegas afincadas en Euskadi, así como promover el conocimiento de la lengua, cultura, historia, geografía, folclore, gastronomía, y costumbres de Galicia.

Además del acto institucional al que asistieron Rueda y Miranda, en este XXX aniversario tuvieron lugar otras actividades especiales, como la proyección del documental Pasado, presente e futuro da Irmandade de Centros Galegos en Euskadi, la actuación conjunta de representantes de los grupos de folclore de las entidades gallegas miembros de la Irmandade, un almuerzo de confraternidad con los socios y socias de las distintas comunidades gallegas, e incluso la asociación ‘O Fiadeiro’ presentó una gala específica para la ocasión.