Rubalcaba se presenta candidato a las primarias del PSOE para optar a presidir el Ejecutivo

Chacón se retira de la carrera al estar en peligro la “estabilidad” gubernamental

Rubalcaba junto a Chacón (d) en el Comité Fedral del 28 de mayo.

En la intervención ante el Comité Federal, el vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que el día anterior recibió el respaldo de los secretarios autonómicos del PSOE en un encuentro que mantuvieron con el presidente Zapatero y en esa jornada el apoyo del Comité Federal,  apostó por “elaborar un nuevo proyecto que tenga en el corazón mismo una preocupación, que es la de los españoles, y es el empleo”. La votación de las primarias, si finalmente se tiene que celebrar al presentarse otro candidato,  será el 26 de junio, jornada en la que se proclamaría a Rubalcaba candidato a la Presidencia del Gobierno en caso de que no tuviese rival.  José Carlos Carmona, director de la Orquesta Sinfónica Hispalense y militante socialista desde 1982, está en busca de las firmas necesarias para presentar su candidatura. Mientras, Rubalcaba, en el Comité Federal, dijo: “Ya os digo que sí, que estoy a vuestra disposición, que me voy a presentar a las primarias, que voy a ir a las agrupaciones, que voy a pedir el voto de los militantes”.Días antes, Carme Chacón, muy emocionada en una comparecencia en la sede socialista de Ferraz, anunciaba que no se presentaba a las primarias, porque se ponía en peligro la unidad de su partido e incluso la estabilidad del Gobierno. Hizo estas declaraciones con un gesto muy serio, que mantuvo a lo largo del Comité Federal sentada junto a Rubalcaba, del que después dijo que lo avalan una dilatada experiencia y especialmente su lucha contra el terrorismo de ETA. Por su parte, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, enmarcó la propuesta de Rubalcaba “desde el respeto al proceso democrático”.“Tiene todas las cualidades para la responsabilidad; tiene y es capaz de generar toda la confianza y la credibilidad que el partido necesita en este momento”, describió Zapatero a Rubalcaba. “Es la persona que quieren nuestros compañeros y nuestros votantes; es querido, apreciado por los nuestros, respetado por los adversarios y temido por algunos, por los terroristas de ETA y se bien de lo que hablo”, resumió José Luis Rodríguez Zapatero.