Rivero ratifica el compromiso de su Gobierno con los emigrantes canarios

El presidente reinaugura la sededel Centro Archipiélago Canario de Buenos Aires

Hasta los más pequeños estuvieron ataviados con trajes típicos de las Islas.
Cientos de personas asistieron al acto de reinaguración del centro.
Abruj entrega a Rivero el diploma de Huesped de Honor de Buenos Aires.
Rivero ingresa a la institución acompañado por el embajador y Álvaro Acosta.
El presidente observa a una socia armar los tradicionales habanos canarios.

A pesar de las fuertes lluvias caídas en la capital argentina el sábado 12, y que provocaron la suspensión de un desfile de todos los participantes de las actividades del Centro Archipiélago Canario por las calles del barrio de Flores, donde se encuentra ubicada la sede social, cientos de emigrantes y sus familiares se congregaron para recibir a Rivero, quien visitó a la colectividad canaria de Argentina por primera vez.

Importantes autoridades se dieron cita en el renovado edificio, cuya remodelación contó con el apoyo económico del Gobierno de las Islas. Entre las destacadas personalidades, se encontraban presentes el Embajador de España en la República Argentina, Rafael Estrella y el Cónsul General de España en el país austral, Eduardo Cerro Godinho, además de presidentes y directivos de las dos entidades canarias en Buenos Aires (Centro Archipiélago Canario y Asociación Canaria Zona Norte), y de los centros representativos de las islas ubicados en las ciudades de La Plata y Rosario.

Asimismo, una importante delegación llegó especialmente desde Canarias para participar de la reinauguración, integrada por el Cónsul General de Argentina en Tenerife, Ruben Buira; el presidente de la Asociación Canario Argentina ‘Martín Fierro’ de Tenerife, Manuel López Boeck, y grandes figuras de la música canaria, como el Chago Melián, Benito Cabrera y José Manuel Ramos.

Luego del corte de las cintas que significó la reapertura oficial de la institución y del descubrimiento de una placa conmemorativa, Rivero, quien estuvo acompañado por la comisionada de Acción Exterior de las Islas, Elsa Casas, ingresó a la sede, en cuyo salón principal se montó una exhibición de trajes canarios, pinturas y fotografías relacionadas con la historia del centro y del proceso migratorio a Argentina, además de artesanías e instrumentos musicales tradicionales.

Luego de recibir un muy cálido aplauso por parte de toda la concurrencia, Rivero tomó el micrófono para explicar en primer lugar los cambios que se han vivido en las Islas desde que miles de canarios tuvieron que emigrar masivamente. “En los últimos decenios el mundo ha roto fronteras, las comunicaciones han achicado las distancias y los movimientos migratorios se producen en todas las direcciones. Lo que antes era una corriente de isleños buscando el bienestar de sus familias a más de 10 mil kilómetros de distancia, subiendo a los barcos con todas las penurias, hoy ha cambiado tanto que Canarias se ha convertido en los últimos años en una tierra de oportunidades y en la actualidad hay más ciudadanos americanos en Canarias que isleños en América”, afirmó.

Acto seguido, explicó que a pesar de que actualmente la crisis económica que afecta a toda España no es ajena a las Islas, “seguimos peleando para llevar a cabo una política canaria para atender a los paisanos que están en el exterior”. Así, presentó a la comisionada de Acción Exterior de su Gobierno, para luego señalar que el departamento que dirige “tiene la prioridad de atender a aquellos canarios que en su día tuvieron que dejar las Islas, y también a sus descendientes, porque el mundo de la emigración no es el mundo del éxito; hay muchos canarios que han triunfado a través del esfuerzo y el trabajo, pero también hay muchos otros a los que las cosas no les han ido tan bien, sobre todo en la recta final de sus vidas”.

De esta manera, subrayó el compromiso de su Gobierno para continuar llevando adelante una política solidaria hacia los canarios que residen fuera: “La emigración produjo las primeras remesas que ayudaron a cambiar nuestra historia, y estamos en deuda con aquellos que en su día hicieron ese esfuerzo. Por eso llevamos adelante una política comprometida de cooperación, solidaridad y apoyo al mundo de la emigración, política que tiene como eje fundamental el atender a los más necesitados y, especialmente, a aquellos que desde el punto de vista sanitario y de la atención social requieren de la mano amiga y el apoyo del Gobierno de Canarias”.

En la misma tónica, prosiguió: “Esa política la hemos iniciado hace algunos años y, aún con las limitaciones económicas que tenemos en estos momentos, vamos a continuar manteniéndola; no es un acto de generosidad, sino que es un acto de justicia, y es por eso que la primera vertiente en la que tenemos que volcarnos es la solidaridad, apoyando a todos aquellos paisanos que tienen dificultades”.Por otra parte, recalcó el papel que los emigrantes desempeñan en la difusión de la cultura canaria a miles de kilómetros de las Islas. “Si algo he aprendido a través de los largos periplos que he hecho por el mundo es ver cómo viven aquellos que dejaron nuestra tierra hace muchos años, compatibilizando el agradecimiento al pueblo que lo acogió como inmigrantes, con el cariño, el fervor y el recuerdo de la tierra que los vio nacer. Estamos enormemente orgullosos de ustedes por mantener vivo ese espíritu y esa seña de identidad como pueblo vivo; quiero animarlos a seguir en esa senda de esfuerzo, trabajo y constancia porque, sin duda, son un auténtico referente para nuestra gente y un espejo en el cuál mirarse”, concluyó.

 Luego de la intervención de Rivero, el director general de Relaciones Institucionales y responsable del departamento de Relaciones con las Colectividades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Claudio Abruj, le entregó en nombre del Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, una medalla y un diploma con el cual se lo distinguió como Huesped de Honor de la capital argentina. Seguidamente, se procedió a la bendición de las remodeladas instalaciones, que el Presidente de las Islas recorrió acompañado por Acosta y parte de la directiva, firmando en la secretaría de la institución el Libro de Oro, para posteriormente retornar al salón principal y disfrutar de un espectáculo musical en el que se fusionaron los sonidos y bailes tradicionales de Argentina y los de las Islas.

La mayor colectividad española en el mundo

“Hace 69 años un grupo de canarios se reunió en una pequeña casona del barrio de Flores para crear este centro. Mucha agua corrió bajo el puente desde entonces, pero el corazón de todos los isleños que un día llegamos a esta tierra recordando aquellas Islas que dejamos nunca estuvo tan orgulloso como hoy, ya que estamos recibiendo en nuestra casa a nuestro Presidente”, recalcó Álvaro Acosta, máximo dirigente del Centro Archipiélago Canario, quien también se refirió a la emoción que le significaba que tanto él como Rivero sean oriundos del mismo municipio, El Sauzal, en Santa Cruz de Tenerife.

Posteriormente tomó la palabra el Embajador español, quien expresó el “gran honor y satisfacción” por recibir en Argentina al Presidente de una Comunidad Autónoma. “En este país está la mayor colectividad española en el mundo, una colectividad que es un ejemplo de unidad y cohesión”, afirmó Estrella, y mirando a Rivero expresó: “Tu presencia hoy aquí es muy oportuna ya que es muy importante que tus paisanos escuchen tus reflexiones sobre el presente y el futuro de nuestro país”.