Retiran la nacionalidad a 242 ciudadanos colombianos que la habían obtenido fraudulentamente

Pagaban 5.000 euros a una organización que falsificaba la documentación requerida para lograr la ciudadanía

La obtención de los documentos necesarios, por los que cada persona pagaba unos 5.000 euros, les permitía establecerse en España en base a la Ley de Memoria Histórica y, una vez en el país, solicitar la reagrupación de sus familiares residentes en Colombia como «familiares de ciudadanos comunitarios».

Según informó la Policía Nacional en una nota de prensa, Las investigaciones comenzaron a principios de 2012 cuando agentes de la Brigada Provincial de Extranjería de Alicante sospecharon de algunos ciudadanos de origen colombiano que, al parecer, estarían utilizando partidas literales de nacimiento de españoles ya fallecidos para hacerse pasar por familiares de éstos y, de este modo, obtener la nacionalidad española.

Tras las primeras averiguaciones y numerosos contactos con los Consulados de España en Cartagena de Indias y Bogotá y con la colaboración de la Consejería de Interior de España en Colombia, la Policía española consiguió averiguar el ‘modus operandi’ seguido por la organización tanto en Colombia como en España.

Partidas de nacimiento de emigrantes españoles fallecidos

En primer lugar, la organización conseguía en diferentes Registros Civiles españoles certificados literales de nacimiento de ciudadanos españoles que emigraron hace años a Colombia y que ya hubieran fallecido. La finalidad de la organización era utilizar los datos de esos españoles fallecidos como falsos progenitores de sus «clientes» para, en base a ese vínculo de parentesco, solicitar la nacionalidad española.

Una vez que tenían en su poder los certificados de nacimiento, conseguían documentos colombianos originales, -cédulas de identidad, partidas de nacimiento y partidas de bautismo-, en los que inscribían datos de filiación falsos que acreditaran el vínculo familiar entre el ciudadano español fallecido y el colombiano.

Los documentos tenían una apariencia totalmente legal ya que el soporte utilizado era original, lo que dificultaba su detección por parte de las autoridades. La falsedad consistía en inscribir en dicho soporte original filiaciones falsas de los ciudadanos a nacionalizar.

Una vez en posesión de dichos documentos, la organización inscribía a las personas interesadas en el Registro Civil del Consulado español de Cartagena de Indias, en Colombia, con la finalidad de recuperar la nacionalidad española, de acuerdo con el artículo 26 del Código Civil o adquirirla, conforme a la Ley de Memoria Histórica.

Posterior reagrupación de sus familiares residentes en Colombia

Una vez inscritos en el Registro Civil español, solicitaban el pasaporte español y se establecían en nuestro país fraudulentamente como nacionales españoles. Tras afincarse en España, además, solicitaban la reagrupación de otros ciudadanos colombianos de su familia, en calidad de familiares de ciudadanos comunitarios

Tras las primeras sospechas, agentes de la Policía Nacional comenzaron a hacer gestiones con diferentes Registros Civiles en los lugares de nacimiento de los españoles que supuestamente emigraron a Colombia y cuyos descendientes estaban solicitando la nacionalidad española.

Al mismo tiempo, contactaron con otros familiares de los mismos residentes en nuestro país, comprobando que todos esos emigrantes habían fallecido en el momento en que se tramitaron las solicitudes de nacionalidad.

Veinte hijos de nueve mujeres

Los agentes, a través de la Consejería española de Interior en Colombia, pudieron comprobar que varios de los expedientes sobre los que habían recaído las sospechas iniciales presentaban toda una serie de irregularidades tales como misma numeración en diferentes certificados, diferentes fechas de defunción para una misma persona o un elevado número de expedientes de solicitud de nacionalidad escritos por una misma persona.

Especialmente llamativo resulta el caso de un emigrante español que, tras el análisis de diferentes expedientes en los que se habían utilizado sus datos de filiación, se podía deducir que había tenido veinte hijos con nueve mujeres diferentes.

Ante estos hechos, la Policía española solicitó a la Consejería de Interior en Colombia la remisión de una copia de los expedientes de solicitud de nacionalidad española en los que se observaran indicios de ser fraudulentos, copias que fueron estudiadas en profundidad por expertos policiales en falsedades documentales.

Comprobada la existencia de múltiples irregularidades, se pusieron los hechos en conocimiento del Juzgado Central de Instrucción Número Seis de la Audiencia Nacional que emitió la oportuna comisión rogatoria solicitando de las autoridades colombianas la comprobación de un total de 357 expedientes.

Una vez que obtenidas todas las pruebas necesarias, se trasladaron los resultados de la investigación al Consulado de España en Cartagena de Indias, que ordenó la tramitación de la extinción de la nacionalidad a los ciudadanos colombianos investigados. Hasta el momento actual se ha extinguido la nacionalidad a 242 ciudadanos colombianos que la habían obtenido fraudulentamente, retirándoseles la documentación que les permitía residir en España, tanto a ellos como a sus familiares.