Rafael Blasco hace un balance positivo de los dos primeros años de la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía

El Consell, además, en este último año, ha rubricado los dos primeros grandes acuerdos en esta Comunitat y en España en materia de integración. Son el Pacto Valenciano por la Inmigración, ratificado con Cierval, UGT y CCOO, y el Pacto Local por la Inmigración, firmado con las tres Diputaciones Provinciales, los ayuntamientos de las capitales y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. Además, gracias a la apuesta por el municipalismo, más de 200 ayuntamientos de todo signo político han aprobado en sus plenos la denominada Carta de Buenas Prácticas.

Asimismo, el conseller Rafael Blasco destacó que la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía es el departamento del consenso con las entidades. La muestra son los 239 convenios suscritos, o lo que es lo mismo, el Conseller firma todos los días un convenio por la integración y la solidaridad.

En estos momentos, la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía está tramitando en Les Corts la nueva Ley de Ciudadanía Corporativa, que tiene como objetivo reconocer la labor social que realizan las empresas valencianas. Esta Ley se suma a las otras dos iniciativas legislativas aprobadas. La Ley de Integración, cuyo objetivo es la búsqueda del equilibrio entre los derechos y deberes de los nuevos valencianos y la Ley de Participación, que fomenta la participación ciudadana en la vida política y social valenciana.
“Impulsamos iniciativas que realmente sirven a los ciudadanos” ha expresado Blasco en su objetivo de mantener un pacto durante toda la legislatura con todos los ciudadanos de la Comunitat.

Se trata de convenios que han facilitado el acercamiento y conocimiento mutuo de las distintas religiones que se profesan en la Comunidad, el impulso de valores como la solidaridad entre la juventud, el desarrollo de programas específicos para la integración de los inmigrantes y la participación en la vida social de mujeres en peligro de exclusión social.