Rafa Nadal conquista por quinta vez consecutiva el Masters 1000 de Montecarlo

El de Manacor, que venía de superar ayer otro difícil choque en las semifinales frente al escocés Andy Murray, dio muestras de flaqueza física y mental tras los esfuerzos de una temporada, que entra con la tierra en su fase más importante para el mallorquín si quiere mantener su primer puesto mundial.
Nadal reconoció que vencer nuevamente en la arcilla monegasca era algo “que ni soñaba”, a la vez que señaló que ha vivido una “semana muy dura, pero también muy positiva”.
“Ganar este quinto título me sabe igual que el primero y era algo que ni soñaba. Montecarlo es uno de mis torneos favoritos y si me dieran a elegir entre varios le pondría entre los primeros, sino el primero”, manifestó el tenista de Manacor, que con éste, sumó su vigésimo tercer trofeo en tierra batida.