Profundo pesar entre la colectividad española en Cuba por el fallecimiento de Antonio Fidalgo

Era el presidente del Consejo de Residentes Españoles y miembro del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

Antonio Fidalgo en el último pleno del CGCEE celebrado en Santiago de Compostela en octubre de 2012.

El pasado lunes 18 de marzo falleció en la capital cubana a la edad de 80 años, Antonio Fidalgo Dopazo, miembro titular del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior y presidente del Consejo de Residentes Españoles en Cuba. La  noticia del deceso de tan destacada personalidad de la emigración española en la isla se recibió con profundo pesar, tanto por el  colectivo de españoles y sus descendientes, como por las autoridades cubanas.

Sus funerales se realizaron en la más estricta intimidad familiar.  Según pudo conocer España Exterior será habilitado un libro de firmas en el antiguo Palacio del Centro Gallego de La Habana a partir del viernes 22 de marzo para que todos los que lo desean puedan expresar en el sus condolencias.

Biografía

Antonio Fidalgo Dopazo nació en 1932 en Orense, Galicia.  Emigró a Cuba en el año 1951, donde vivía un tío materno. Comenzó su vida laboral en 1952 en el sector del comercio. Tras el triunfo de la Revolución ocupó importantes responsabilidades en las especialidades de comercio, gastronomía y servicios del Ministerio del Comercio Interior (Mincin) como jefe de Supervisión y Auditoria a nivel de municipio y provincia. Como docente, impartió cursos y elaboró textos que contribuyeron a la formación de los inspectores de Comercio. Se jubiló en el año 1993.

Desde su arribo a la isla comenzó su actividad en las sociedades gallegas y españolas, en las cuales tuvo una activa participación y ocupó importantes responsabilidades. A partir de 1989 en que se constituyó el Consejo de Residentes Españoles (CRE) fue electo miembro suplente y un año después como miembro titular. En 1993, fue elegido consejero de la Emigración y presidente del CRE, al frente del cual fue reelegido en 1998, 2002, 2006 y 2010 para los Mandatos III, IV, V y VI, respectivamente.

Al fallecer ostentaba siete medallas y más de cuarenta órdenes y diplomas del Estado cubano y de otras organizaciones, así como el Reconocimiento ‘Miguel de Cervantes y Saavedra’ de la Federación de Sociedades Españolas en Cuba (FSEC), el Reconocimiento ‘Gaspar, Melchor de Jovellanos’ de la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC), el Diploma de Honor al Emigrante Distinguido, la ‘Orden Alejandro Cabello’ y en dos ocasiones la Medalla de Honor de la Emigración en su Categoría de Oro, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España (hoy Ministerio de Empleo y Seguridad Social) otorgada colectivamente al CRE de Cuba.