Pedro Rodríguez informó a las entidades canarias en Argentina, Brasil y Uruguay sobre las mejoras en las ayudas

Reunión con directivos en Buenos Aires

Reunión con los directivos de las entidades canarias.
Liliana Acosta entregó al viceconsejero un tradicional poncho argentino.
La presidenta Centro Archipiélago Canario agradeció a las autoridades isleñas su asistencial al aniversario.
El salón de la entidad presentó un lleno total.

Una mayor comunicación y vinculación entre las entidades y una mejor planificación de los presupuestos destinados a subvencionar las actividades de las casas regionales fueron los ejes que centraron la reunión que el viceconsejero de Acción Exterior de las Islas Canarias, Pedro Rodríguez Zaragoza, y la directora general de Relaciones Exteriores, Jesús María Armas Domínguez, mantuvieron con los representantes de los centros canarios de Argentina, Uruguay y Brasil en Buenos Aires el pasado sábado 9 de abril.

El encuentro, celebrado en la sede del Centro Archipiélago Canario de Buenos Aires, contó con la presencia de representantes de la entidad anfitriona, de la Asociación Canaria Zona Norte, y de los centros canarios de Rosario, La Plata, Montevideo, Maldonado y Brasil.

Según explicó Rodríguez Zaragoza a España Exterior, el objetivo principal de este encuentro fue el de reunirse “para poner en común nuestros problemas y para darle un giro a la programación presupuestaria de las ayudas para actividades de los centros”.

En ese sentido, la mayor parte de la reunión se la llevó la discusión, a propuesta de la presidenta del Centro Archipiélago Canario, Liliana Acosta, de poner en marcha algún tipo de mecanismo que articule la comunicación y vinculación entre las casas de los tres países, de manera que todas estén al tanto de las actividades que cada una de ellas realiza y puedan organizar acciones conjuntas y de intercambio.

“Hemos tomado nota de esta inquietud y estamos en la misma sintonía de mejorar no sólo la conexión entre las casas, sino también entre ellas y el Gobierno canario”, aseguró el viceconsejero a este medio.

En ese sentido, ante la intención inicial de Acosta de que ese mecanismo tome forma como una federación o confederación de casas canarias de Argentina, Uruguay y Brasil, Rodríguez Zaragoza les manifestó su apoyo, aunque les recomendó poner primeramente en marcha, por un determinado período de tiempo, un foro de contacto en internet del que participen todas las entidades y que sirva como prueba previa.

El otro tema sobre el que giró la reunión fue el de lograr una mejor planificación en la distribución de los recursos destinados a subvencionar los gastos de funcionamiento y de actividades de cada casa.

Según explicó, a partir de este año se ha realizado un cambio en el funcionamiento de estas ayudas: ya no hay un tope máximo para las mismas, y se ha definido exactamente qué tipo de actividades se pueden realizar con esos créditos. “Hay algunas entidades que han realizado acciones que no estaban incluidas dentro de lo que eran los gastos de funcionamiento, y por lo tanto luego tenían problemas para justificarlas y terminaban perdiendo el dinero que habían gastado. Ahora hemos hecho unos cambios de manera que todo este proceso esté bien aquilatado y las instituciones estén más tranquilas a la hora de justificar esos gastos”, indicó, y destacó que el presupuesto para estas ayudas, aprobado el último diciembre, se ha incrementado en unos 20 mil euros respecto al año anterior.

“Hace cinco años teníamos un presupuesto de cinco millones de euros para cooperación con América. El año pasado cero. Este año cincuenta mil. Queremos aprovechar bien todos los recursos de los que disponemos, porque se ha dado la circunstancia de que hemos destinado recursos a hacer cosas en un lugar, y que con casi la misma aportación se podía haber hecho lo mismo en dos. Son comentarios que las mismas instituciones nos han hecho y nosotros también pretendemos que los recursos que se aportan sean aprovechados por una mayor cantidad de comunidades y con mayor igualdad presupuestaria para todas”, añadió.

Además, reveló que se habló con las casas sobre la posibilidad de que los presupuestos sean bianuales, de manera que al recibir las subvenciones las entidades sepan que ya pueden contar con el dinero para obras y reformas para los próximos dos años, añadió.

En ese sentido, explicó que en la actualidad solamente Cuba tiene el dinero garantizado para su funcionamiento, “y yo quiero que todos los centros del exterior, a las vistas de las necesidades presupuestarias y las disponibilidades que tengamos, puedan hacer su planificación, por lo menos, de manera bianual”.

Por otra parte, animó a los directivos a no circunscribir las actividades culturales que las instituciones realizan solamente a la colectividad y a las paredes de cada institución, sino también a “salir a las sociedades de acogida y abrir las puertas a quienes no forman parte de nuestra colectividad”.

Ya resumiendo, Rodríguez Zaragoza expresó su deseo de que el encuentro que reunió a las casas de Argentina, Uruguay y Brasil, al que calificó como “muy exitoso” por las aportaciones realizadas, se repita todos los años, de manera que sea un foro regular de discusión, conocimiento y difusión de las actividades que cada una de ellas realiza. “Hoy hemos dado el pistoletazo de salida para este tipo de encuentros; ya veremos dónde lo haremos el año próximo, pero seguramente será con mayor preparación y duración”, redondeó.

Finalmente, aprovechó el masivo alcance de este medio para transmitir un mensaje a toda la colectividad: “Que sepan que nosotros no sólo estamos en Canarias, sino que también estamos allí donde haya un canario; que sepan que pueden contar con nosotros porque, en la medida de nuestras posibilidades, haremos todo lo que podamos para ayudarlos”.