“Muchos consejeros están hartos y quieren manifestar su malestar por el recorte del voto”

El presidente del CGCEE, Francisco Ruiz, anima a la colectividad a movilizarse contra la reforma de la Loreg

Francisco Ruiz en el III Pleno del V Mandato del CGCEE celebrado en Madrid en junio de 2009.

“No sé de qué manera el Pleno va a poder funcionar con este grandísimo problema”. Así se manifestó el presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), Francisco Ruiz.
La IV sesión plenaria del V Mandato del CGCEE se celebrará en Madrid los próximos lunes 7 y martes 8 de junio. Sin embargo, según señaló Ruiz a España Exterior, el sábado 5 y el domingo 6 se reunirán la Comisión de Mujer y Juventud y, de nuevo, la Comisión de Derechos Civiles y Participación.
Esta última intentará preparar un texto para presentar al pleno en el que se recojan todas las reclamaciones en materia de voto que ha ido aprobando el CGCEE desde su creación.
Ruiz prevé que el Pleno acabe siendo monotemático y señala que “muchos consejeros están hartos y muchos quieren expresar su malestar”. Al mismo tiempo, el presidente anima a todos los miembros del Consejo, incluidos los representantes de las Comunidades Autónomas, de los sindicatos, la patronal, etc., que “pidan cuentas” y confía en que hay un buen debate.
De todos modos, lo que más preocupa a Francisco Ruiz es “lo que pueda pasar después del Pleno”, es decir, lo que vayan a hacer los partidos políticos con la reforma de la Loreg.
Moneda de cambio para los partidos
En este sentido, Ruiz tiene la impresión de que los partidos “están jugando con el voto emigrante como moneda de cambio”.
El presidente del CGCEE es consciente de que uno de los momentos más álgidos del Pleno será la intervención intervención de los representantes políticos. “Por lo menos tendrán que mojarse y retratarse”, señala.
Sobre la actuación de los partidos también mostró su extrañeza por las diferentes manifestaciones realizadas por algunos dirigentes del PP y pidió al PSOE “que reflexione antes de lanzarse a esto”. “No quisiera decir  que gobernaba mi partido cuando recortaron derechos a la emigración”, afirmó.
Francisco Ruiz expresó su profundo malestar con una reforma inesperada y que produce gran impotencia entre los representantes de la emigración que ven como los partidos, sin haberles consultado en ningún momento y no solo al CGCEE sino a ninguna entidad, asociación o colectivo de la emigración, hayan iniciado un camino que limita sus derechos.
Por ese motivo, Ruiz no duda en animar a toda la colectividad a movilizarse. “Aliento a todo el mundo a que se movilice. Que intentemos aunar cuanta más gente mejor. Aliento a todos los consejeros a que promuevan esa movilización”.
Críticas desde la FAJA
Por otro lado, la Federación de Asociaciones Juveniles y de Alumnos en Alemania (FAJA) ha emitido un comunicado en que manifiesta una postura muy crítica respecto a la capacidad del CGCEE para lograr que se retire la propuesta de modificación de la Loreg. Desde esta entidad consideran que el Consejo es un órgano que depende directamente de la Administración y ponen en duda la independencia de los consejeros. “Recordemos también que la privación del voto del emigrante en el exterior lo acordó la administración, con el principal partido de la oposición y con el apoyo de varios partidos nacionalistas, a espaldas del CGCEE y sin, al menos, informarle ya no digamos consultarle. Esto en sí dice mucho, tanto sobre la ‘soberanía’ del CGCEE como sobre el respeto y la confianza que la Administración tiene con su propio órgano consultivo”.
De todos modos, la Federación se congratula de que el Consejo se posicione en contra de la reforma y de las manifestaciones que en este sentido vienen realizando los consejeros.