Miles de personas asistieron a una nueva edición del festival ‘Buenos Aires Celebra. España Festeja’

En el evento artístico y gastronómico participaron entidades representativas de las distintas regiones españolas

La Asociación de Jóvenes Descendientes de Españoles también tuvo su stand.
Miles de personas disfrutaron de la fiesta celebrada en la Avenida de Mayo.
Las reinas de las instituciones de la colectividad posan junto a las autoridades de la Federación.
Españoles de todas las edades participaron con los trajes típicos de cada región.
Las exquisiteces de la gastronomía española vendidas en los chiringuitos fueron muy solicitadas.

El evento reunió a miles de personas que a lo largo de todo el día pudieron disfrutar de las exquisiteces de la gastronomía de todas las regiones españolas dispuestas en los chiringuitos y de las actuaciones de los conjuntos de danza y música de las entidades de la colectividad.

Organizado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que de esta manera rindió homenaje a la colectividad española a través de la difusión de sus tradiciones, y con el auspicio de la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina y la Asociación Patriótica y Cultural Española, se desarrolló esta Gran Verbena en la que se celebró un nuevo aniversario de la sanción de la Constitución española.

Bajo un sol radiante, familias españolas enteras, ciudadanos porteños y turistas de todo el mundo que están visitando la capital argentina pudieron apreciar el arte de los conjuntos folklóricos de canto y baile de las distintas regiones de España, todos ellos muy aplaudidos, y recorrer los 24 stands con comidas típicas, artesanías e información sobre todo lo concerniente a la cultura española.

Durante la celebración, que también incluyó el desfile de las reinas de las instituciones de la colectividad y de la magnífica Banda Galaico Asturiana de Gaitas de la Comunidad Española de la Ciudad de Buenos Aires, y que concluyó con un gran baile popular en plena Avenida de Mayo, también se sorteó entre todos los presentes un pasaje de avión a España.

“Esta es una jornada de festejo no sólo para todos los españoles que viven aquí, sino también para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ya que de esta manera concluye el ciclo 2011 de estos festivales en los que cada fin de semana se rindió homenaje a las colectividades extranjeras que ayudaron a la construcción de este país gracias al esfuerzo de miles de emigrantes. Este festejo cívico nos tiene que motivar en este camino de construcción democrática, pluralismo y encuentro de paz”, señaló a España Exterior Claudio Abruj, director general de Relaciones Institucionales del Gobierno porteño.

Siguiendo esa tónica, Abruj resaltó el trabajo cultural, social y comunitario que día a día llevan adelante las entidades españolas y manifestó su deseo de que la colaboración entre la Ciudad de Buenos Aires y las instituciones de la colectividad continúe en la misma línea el próximo año, “creando nuevos proyectos y continuando esta labor en conjunto”.Promediando la tarde, se llevó a cabo el acto central de las celebraciones en el escenario dispuesto junto al Cabildo de Buenos Aires, el histórico edificio situado en el nacimiento de la Avenida de Mayo. Allí, luego de entonarse los himnos de España y Argentina, autoridades porteñas y de la Federación de Sociedades Españolas agradecieron a la multitud por acompañar en gran número esta celebración.

“Hoy es un día memorable para España y también para Buenos Aires”, señaló el presidente de la Federación de Sociedades Españolas, Pedro Bello, quien agradeció tanto al Gobierno porteño como a las entidades federadas por el esfuerzo hecho para vestir de fiesta a la Avenida de Mayo con los colores de todas las regiones españolas.

Bello también hizo extensivo su mensaje al pueblo argentino por acoger con los brazos abiertos a los emigrantes españoles que llegaron al país austral: “Los sentimientos de hermandad entre nuestra querida España y la patria que nos adoptó será eterno, porque aquí nos han dado la oportunidad de tener trabajo y educación para nuestros hijos en épocas en que nuestra tierra no nos la podía dar”, subrayó.

Por su parte, el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi, tomó la palabra para recordar el legado “de nuestros padres y abuelos que vinieron a fundar este país, en la mayoría de los casos, en condiciones sociales y económicas muy difíciles. Ese ejemplo de trabajo corre hoy por la sangre común de nuestros hijos y nietos, y no hay mejor recompensa para ese esfuerzo cotidiano que la celebración de esta fiesta popular”.