Michelle Obama y su hija Sasha comienzan sus vacaciones en la Costa del Sol

Ayer pasearon por el casco histórico de Marbella y hoy visitarán La Alhambra

El avión que las trasladó llegó a las 10.30 horas de ayer, miércoles 4 de agosto, al aeropuerto de Málaga. Desde el aeródromo, una caravana formada por una quincena de vehículos se trasladó hasta el hotel Villa Padierna, situado en Benahavís, cerca de Marbella.

El propietario del hotel, Ricardo Arranz, manifestó que la esposa del presidente norteamericano se mostró “encantadora”, como una turista “normal”, y comentó que ella tenía “muchas ganas de conocer el hotel y sus jardines”. Arranz añadió que la primera dama viene “a descansar” y no quiere tratamiento especial.

Perseguida por una enorme expectación mediática y rodeada de fuertes medidas de seguridad –la acompaña un equipo diplomático y un dispositivo formado por agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Local– optó por pasar la tarde paseando por el casco histórico de Marbella entre miradas curiosas de los vecinos y los comerciantes. Cenó en un restaurante del pueblo.

Hoy en su agenda le espera la Alhambra y un espectáculo flamenco. Está previsto que la mujer del presidente de Estados Unidos y su hija menor se desplacen a Granada para visitar algunos de los lugares más turísticos de la ciudad, como la Catedral, el tradicional barrio del Albaicín y la Alambra.

La esposa del presidente norteamericano permanecerá en España hasta el domingo día  8, estancia en la que tiene previsto visitar a los Reyes en Mallorca.