Médicos cubanos reciben formación especializada en los hospitales Virgen del Rocío y Reina Sofía

En trasplantes, pediatría, urgencias extrahospitalarias, afecciones buco-maxilo-facial y cirugía láser para el tratamiento del cáncer

Profesionales de la medicina de la República de Cuba están recibiendo formación especializada en los centros hospitalarios Virgen del Rocío de Sevilla y Reina Sofía de Córdoba, a través del Servicio Andaluz de Salud en colaboración con la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo. Desde el 4 de agosto, 16 profesionales de la medicina participan en el programa de la Junta, cuyo objetivo es seguir fortaleciendo el Centro de Investigaciones Medico Quirúrgicas y el Nacional de información de Ciencias Médicas, en línea con los servicios demandados por el Estado cubano.
Para ello, los participantes en la iniciativa están recibiendo información específica en las áreas de trasplantes, pediatría, servicio de urgencias extrahospitalarias, afecciones clínico quirúrgicas buco-maxilo-facial y cirugía láser para el tratamiento del cáncer.
La formación recibida en Andalucía ha facilitado la realización en la isla caribeña de 200 trasplantes, que han permitido mejorar la calidad de vida de pacientes, promocionar la investigación e implantar un programa de solidaridad, basado en el modelo andaluz, que impulsa la figura de los donantes haciendo realidad una demanda del sistema de salud cubano.
La Junta colabora desde 2002 con el gobierno de Cuba en la promoción de la calidad de la salud y la consolidación del sistema público de salud, facilitando la necesaria formación especializada en centros hospitalarios de referencia en Andalucía. Desde que comenzó esta iniciativa se ha formado a más de 500 profesionales en distintas especialidades destacando el programa de Trasplantes, que se inició con la colaboración del Hospital Virgen del Rocío y el intercambio de especialistas andaluces y cubanos.
Tras estos años de experiencia conjunta en materia de Salud Pública, la República de Cuba mantiene como sistema de referencia al Sistema Andaluz de Salud, al considerarlo, tras varias experiencias previas en otros países europeos, como el modelo que responde a una política pública de Salud, al tratarla como un derecho inherente a la humanidad.