Los socialistas gallegos se fijan como prioridad la supresión del voto rogado y las circunscripciones en el exterior

Así aparece en el documento marco de su 12º Congreso en el que Pilar Pin será la ponente del apartado relativo a los residentes en el exterior

La exdirectora de la Ciudadanía Española en el Exterior, Pilar Pin.

El documento marco del 12º Congreso del PSdeG, que se celebrará en Santiago de Compostela los días 9, 10 y 11 de marzo, recoge un amplio apartado dedicado a los gallegos residentes en el exterior en el que se trazan las grandes líneas de actuación política en esta materia. La ponente encargada de presentar estas propuestas, dividida en 24 puntos, será la exdirectora general de la Ciudadanía Española en el Exterior, Pilar Pin.

El documento indica que los socialistas gallegos se deben fijar como prioridad política “la modificación de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para que el derecho a votar, en los procesos nacionales y autonómicos, sea igual al exigible para los españoles que residen en España”.

En concreto, los socialistas gallegos consideran que esto se logrará “suprimiendo la obligatoriedad del rogar el voto y estableciendo circunscripciones electorales en el exterior que faciliten la representación directa de los emigrantes y el voto personal en urna”.

Otras líneas de acción

Además de la modificación de la Loreg, los 24 puntos dedicados a la emigración abordan, básicamente cinco aspectos. Por un lado potenciar la vinculación de la colectividad gallega en el exterior a su comunidad de origen para fomentar la presencia y la imagen de Galicia en el exterior, lo que repercutirá positivamente en la economía, la cultura y la sociedad gallega, según el documento marco. Dentro de este apartado se incluye la incorporación de las segundas y terceras generaciones de emigrantes, así como los nuevos emigrantes.

Un segundo aspecto es la actualización de la normativa legal gallega referida a los residentes en el extranjero. En concreto defienden la reforma de la Ley de Galleguidad y la inclusión de un capítulo específico, que recoja los derechos y deberes de los emigrantes gallegos y sus descendientes, en el momento en que se aborde la reforma del Estatuto de Autonomía.

En tercer lugar, se propone también como prioritario el diseño de políticas que faciliten el retorno y la incorporación del colectivo a la sociedad gallega como “elemento positivo de dinamización geográfica”.

Asimismo, el PSdeG defiende la protección del patrimonio de la emigración gallega, tanto material como inmaterial, ya que en él están contenidos “muchos de los principios que conforman “nuestra identidad colectiva”. Para ello proponen la creación de una gran red mundial que “difunda, promueva y muestre la realidad gallega y de los gallegos, su historia, cultura y lengua”, tanto en el exterior como en el interior.