Los pilotos de Iberia convocan nuevas huelgas los viernes y los lunes del 9 de abril al 20 de julio

Tras la ruptura de las negociaciones entre ambas partes iniciadas el pasado 14 de marzo

El sindicato de pilotos Sepla convocó huelga en Iberia todos los lunes y viernes desde el 9 de abril y hasta el 20 de julio.

Poco antes de que se anunciasen las nuevas movilizaciones, el Ministerio de Fomento solicitaba al Sepla y a Iberia responsabilidad para retomar el diálogo y alcanzar un acuerdo, después de la ruptura de las negociaciones entre ambas partes iniciadas el pasado 14 de marzo.

Fomento recordaba, además, a ambas partes, tal y como ya les expresó el mediador del proceso, Manuel Pimentel, que un escenario de conflicto generaría graves consecuencias tanto para la compañía como para el colectivo de pilotos y la economía del país.

Por ello, les instana a retomar el diálogo para alcanzar un marco de acercamiento de posturas recíprocas.

El pasado 12 de marzo el Sepla e Iberia acordaron, a instancia de los ministerios de Fomento y de Empleo y Seguridad Social, designar un mediador que ayudara a articular soluciones e iniciar un proceso de consenso.

Por su parte, el Sepla y el sindicato de tripulantes de cabina Stavla decidieron desconvocar la huelga prevista a partir del 16 de marzo.

El mediador designado, Manuel Pimentel, ha mantenido numerosas reuniones con las dos partes, tanto bilaterales como tripartitas, para tratar de encontrar vías de acuerdo para la resolución del conflicto.

Con fecha 22 de marzo se trasladó a las partes un primer borrador de reflexión y análisis tratando de explorar vías concretas de negociación, exponiendo el marco básico con condiciones mínimas.

Dicho documento establecía un proceso de dos fases; la primera referida a un pacto previo al inicio de operaciones de Iberia Express y una fase posterior relativa a la negociación del VIII Convenio Colectivo.

En el borrador se recogían los objetivos de la mediación, así como un marco posible para la negociación.

El 25 de marzo se propuso a las partes una propuesta de acuerdo, que suponía un marco de acercamiento de las posturas recíprocas y abría una vía de diálogo que redundaría en beneficio de los intereses de todas las partes implicadas en el mismo.

Sin embargo, Iberia y Sepla no alcanzaron un acuerdo sobre esta propuesta.

Los ministerios de Fomento y de Empleo y Seguridad Social seguirán trabajando con las partes para intentar acercar posturas y alcanzar una solución.