Los médicos del hospital del Centro Gallego de Buenos Aires retomaron el paro de actividades

Denuncian que no se está cumpliendo el cronograma pactado para el pago de sus sueldos

Los médicos ya se manifestaron ante la sede del Hospital del Centro Gallego el pasado 1 de febrero.

Según los médicos consultados por España Exterior, la medida de fuerza continuará hasta que obtengan una respuesta por parte de los directivos del Centro Gallego respecto al pago de sus sueldos atrasados. Cabe recordar que de esta manera ya son tres los meses adeudados a los profesionales médicos, aunque aún no se cumplió el plazo estipulado para el pago de la primera cuota del sueldo correspondiente al mes de diciembre, la cual debería ser abonada a mediados de marzo.

Además de manifestar su preocupación por la gravedad de la situación, denunciaron la falta de respuestas de las autoridades a sus reclamos, ya que el presidente del Centro Gallego, Carlos Vello, solicitó a comienzos de mes licencia por cuestiones de salud, a lo que debe sumarse la renuncia presentada a la junta directiva del secretario, Rodolfo Bianchi. 

Por otra parte, aseguraron que el director médico del hospital, Ivo Malach, había comenzado a enviar correos electrónicos a las obras sociales para anunciar la evacuación de los pacientes internados y su derivación al Hospital Español, pero antes de que se llegara a una medida tan extrema los médicos consensuaron retomar la atención de prestaciones en las áreas de internación y guardia para así evitar el agravamiento del panorama que vive por estas horas la centenaria institución.

“El servicio de unidad coronaria en estos momentos no está funcionando y los de pediatría y obstetricia lo están haciendo a la mínima expresión por la falta de recursos. Es de tal gravedad la situación que ya hay socios que están comenzando a juntar firmas para pedir la renuncia de toda la comisión directiva”, añadieron.

La Xunta hizo una oferta que no se ha respondido

En la rueda de prensa celebrada el viernes 9 de marzo en la Delegación de la Xunta de Galicia en Buenos Aires que compartió con el conselleiro de Presidencia del Ejecutivo gallego, Alfonso Rueda, el secretario xeral de Emigración, Santiago Camba, recordó, ante la consulta de este medio, que hace más de nueve meses hicieron una propuesta “tremendamente generosa” a las autoridades del Centro Gallego mediante la cual se podría cancelar más de la mitad de la abultada deuda de la Fundación Galicia Salud, pero que dicha propuesta aún no obtuvo respuesta.

“La oferta que se hizo para llegar a un acuerdo respecto a la deuda de la Fundación partió de un esfuerzo muy grande por parte de los distintos departamentos de la Xunta que están implicados”, recalcó, y añadió que comprendía el pago de todas las deudas con proveedores comerciales del hospital, los gastos correspondientes a los agentes judiciales y síndicos que llevan adelante el concurso de acreedores, y el desembolso de parte de la deuda con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), “con lo cual, según nuestros cálculos, el pago de la parte del concurso que le corresponde al Centro Gallego se retrasaría en más de tres años”.

Camba explicó que cuando el Gobierno que preside Alberto Núñez Feijóo llegó a la administración autonómica en 2009  “nos pusimos a analizar qué había pasado con la Fundación en los años anteriores y notamos que había una dificultad seria y grave sobre las que incluso pueden haber responsabilidades tanto civiles como penales, ya que Galicia Salud se había creado de tal forma que si pasaban tres años seguidos o cinco alternos con balance deficitario había que cesarla, y esa situación ya se venía dando pero el contrato siguió vigente”. Siguiendo esa tónica, aclaró que en ese momento se dio la circunstancia de que se convocaran a elecciones para la renovación de autoridades en el Centro Gallego por primera vez en más de 20 años: “Las dos candidaturas que se presentaron decían claramente en sus plataformas que querían recuperar la gestión del hospital para el Centro Gallego; si a eso se suma que por imperativo legal la Fundación ya entonces debería haber cesado sus actividades, pues entonces todos estábamos de acuerdo que debía dejar de existir, situación que se precipitó por un pedido de quiebra por parte de una empresa proveedora del hospital”.  

El secretario xeral de Emigración recordó su paso como delegado de Galicia Salud en Buenos Aires, y señaló que cuando culminó esta función, a mediados de 2006, el dinero invertido por la Xunta en los años anteriores se había utilizado para hacer obras y adecuar el hospital a los nuevos tiempos, bajando además la plantilla a 860 trabajadores. “Hoy nos encontramos con que en el hospital trabajan más de 1300 personas cuando hay sólo 16 mil asociados, la mayor parte de ellos de avanzada edad y por lo tanto demandantes de muchos recursos, lo que hace que las dificultades sean realmente serias llegando en la actualidad a un deuda que supera los 130 millones de pesos”, aseveró.

Iniciativa en el Parlamento

El Grupo Parlamentario de los Socialistas de Galicia registró una proposición en el Parlamento gallego en la que reclama buscar fórmulas de colaboración y cooperación con el Centro Gallego de Buenos Aires, con el fin de que permitan, conseguir acuerdos que hagan innecesaria la vía judicial para la resolución de los problemas que afectan a la entidad.

Demanda también tender líneas de diálogo basadas en el mutuo respeto, en el diálogo permanente, así como diseñar mecanismos de colaboración en los campos, económico, asistencial, sanitario, social, jurídico, cultural, etc., entre la Xunta de Galicia y el Centro Gallego de Buenos Aires, con la finalidad de garantizar la supervivencia de esta entidad y la preservación de la cultura y de la historia de Galicia.