Los empresarios en el exterior, protagonistas en un libro de Caixa Galicia

La biografía de algunos destacados emprendedores se incluye en la obra ‘Empresarios de Galicia’

La obra, que fue presentada el martes 19 de mayo en Vigo por su coordinador, Xoán Carmona, y por el director del Centro de Investigación Económica y Financiera (CIEF) de la Fundación Caixa Galicia, Alberto Meixide, es fruto del trabajo de 16 autores pertenecientes a un total de ocho universidades y repasa las trayectorias vitales de un total de 22 empresarios de diversos sectores, desde la metalurgia y la automoción hasta el turismo, pasando por el agrario.
También estuvo en la presentación el conselleiro de Industria y Economía de la Xunta, Javier Guerra, quién aseguró ante el auditorio que “en este momento de crisis los emprendedores son más necesarios que nunca y tendrán todo el apoyo de la Xunta”. Por su parte, el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, afirmó que los glosados son “cultura gallega, son un ejemplo ante crisis como la actual y es que la historia importa”.
La edición presentada ofrece la novedad, respecto al primer volumen editado hace tres años, de prestar especial atención a la emigración, donde desarrollaron su actividad buena parte de los empresarios biografiados.
Primera oleada migratoria
Así, de la primera oleada migratoria de gallegos a América, hacia 1840 y 1850, procedía, por ejemplo, el padronés Ramón Santamarina, que acabó convertido “en el mayor terrateniente de Argentina”. También se recoge en las más de 600 páginas del libro la peripecia del sarriano Matías López, creador de la primera fábrica de chocolate de España (en El Escorial) y precursor publicitario. Ya, en la segunda oleada de la emigración gallega, a finales del siglo XIX, se forja la carrera empresarial del malpicano Anselmo Villar, creador del Banco Español de Río de la Plata y la Fundición La Cantábrica, o de Casimiro Gómez, de Biascón (Cotobade), artífice de la principal fábrica de cueros del mundo, en Argentina, y cuya singularidad radicaba, además, en crear la primera industria integrada, es decir, aquella que controlaba desde el pasto para su ganadería hasta la fabricación de los artículos de piel que se obtenían de sus reses.
Industria papelera, transporte y petróleo
Ya en vísperas de la I Guerra Mundial y durante la tercera oleada migratoria, arrancaría el periplo empresarial de hombres como Xesús Canabal, de Sober (Lugo) y que llegó a ser pionero de la industria papelera americana y hombre muy ligado al republicanismo gallego en Argentina; José Añón, creador de la más importante empresa de transporte de Uruguay; Eduardo Barreiros, pionero de la automoción española; o Manuel Cordo Boullosa, “el hombre del petróleo en Portugal” y sus colonias, mientras el país las mantuvo.