Los ciudadanos españoles residentes en el exterior comienzan a depositar su voto en los consulados

Los retrasos en la recepción de la documentación precisa para ejercer este derecho al sufragio marcan la participación de los inscritos en el CERA en los comicios generales del 20-N

Un emigrante en Uruguay votando en el Consulado de España en Montevideo.
Ciudadanos españoles ejerciendo su derecho al voto en el Consulado de París esta mañana.

Un total de 136.380 ciudadanos españoles residentes en el extranjero solicitaron la documentación para ejercer su derecho al voto en los comicios generales del 20 de noviembre. Desde hoy, día 16 de noviembre, hasta el viernes día 18 podrán depositar su voto en las urnas instaladas en los consulados.

Sin embargo, los retrasos en la recepción de la documentación van a provocar que muchos electores no puedan ejercer su derecho. La causa de este retraso ha estado provocado, en buena medida, por los recursos que los partidos extraparlamentarios presentaron ante el Tribunal Constitucional por el cómputo de los avales que se les requirieron para presentar candidaturas a las elecciones. Estos recursos y los plazos para su resolución retrasaron la confección de las papeletas en algunas circunscripciones, lo que, a su vez acarreó que algunos envíos de documentación electoral también salieran con retraso.

Por este motivo, la Junta Electoral Central (JEC) decidió ampliar hasta el sábado 19 de noviembre el plazo para el envío del voto por correo, que en un principio estaba fijado para el martes día 15.

Cientos de emigrantes se han quejado, a través de foros en las redes sociales y comentarios en la página web de España Exterior, de que todavía no habían recibido la documentación.

Además, el Partido Popular ha presentado ante la JEC porque estos problemas tamcién se han detectado en el envío de la documentación a quienes, dentro de España, solicitaron votar por correo.

Quejas del PP en Francia

Por otra parte, en esta convocatoria se ha establecido un sistema de envío del voto por correo con franqueo en destino, lo cual se supone que iba a facilitar la participación. Sin embargo, desde el PP de Francia han señalado que»hoy la confusión es total, y las agencias de correos rechazan certificar los sobres dirigidos a la oficina consular que nos han sido transmitidos, juzgando que ya están certificados por la mención aparente ‘certificado – recommandé'».

En un comunicado los ‘populares’ en Francia, país en el que un total de 23.000 españoles han solicitado el voto, afirman que «este caos electoral orquestado desde el Gobierno central obstruye lamentablemente a las autoridades y a los servicios administrativos españoles presentes en Francia». Además añaden que «el deseo de los socialistas se está realizando, y casi la mitad de los votos que están llegando a la oficina consular son considerados como incidencia».

Por ello «el Partido Popular en Francia exige que se abra una comisión electoral para que se estatúe claramente sobre cada incidencia, con la finalidad de que por fin, el Gobierno socialista escuche la voluntad del pueblo español», finaliza el comunicado.