Las líneas de Metro Ligero se consolidan con un aumento de viajeros del cuatro por ciento

Alcanzó los 12,5 millones de viajeros en 2010 y su demanda crece cada año

De este modo, a pesar de que debido a la crisis económica la movilidad general de los ciudadanos ha descendido, en el caso de los metros ligeros ha continuado aumentando paulatinamente desde su entrada en servicio en 2007, alcanzando un crecimiento acumulado del 14,6 %, lo que demuestra que este medio de transporte se está consolidando entre los usuarios. En total, las líneas de Metro Ligero que dan servicio a los PAUS del Norte de la capital, Boadilla y Pozuelo registran una media diaria de viajeros de 55.500 viajeros, de los que 20.000 corresponden a la línea ML1 y 30.500 a las dos líneas de Metro Ligero Oeste.
Además, una encuesta de calidad del servicio realizada por el Consorcio Regional de Transportes refleja que los usuarios valoran muy positivamente la calidad de este servicio, que ha sido calificado con un notable por los viajeros, destacando en particular su seguridad, confort y accesibilidad, así como la velocidad y la fiabilidad, de 23 km/h y el 99,5% respectivamente. En el caso concreto de Metro Ligero Oeste, que da servicio a Boadilla y Pozuelo, la encuesta refleja que un 12% de los usuarios ha abandonado el vehículo privado a favor del transporte público.
Reconocimiento internacional
No sólo los madrileños valoran positivamente el funcionamiento de este medio de transporte, sino que se ha convertido en referencia y ejemplo a seguir a nivel internacional. De este modo, el pasado verano la Unión Internacional de los Transportes Públicos (UITP), la asociación internacional más prestigiosa del sector, concedió a Metro Ligero Oeste, que aglutina dos de las tres líneas de Metro Ligero de Madrid, el premio a la mejor iniciativa de Metro Ligero, al que optaban otros 15 proyectos de América, Asia y Europa. Este reconocimiento internacional se afianzó tras la elección de Madrid como sede la X Conferencia Internacional de Metros Ligeros, celebrada el pasado octubre, en la que participaron 250 expertos de todo el mundo.
Entre las ventajas de este transporte, cabe destacar que es ecológico, que elimina la probabilidad de atascos y reduce el tiempo de recorrido y de espera cuando las circunstancias del tráfico son adversas, puesto que circula por una plataforma reservada. Además, es totalmente accesible, por lo que todos los ciudadanos puedan utilizarlo con las máximas garantías de seguridad y confort.