Las ayudas de dependencia se darán a las Comunidades según las personas evaluadas

Recibirán más las que cuenten con mayor número de retornados

Además, se tendrá en cuenta la cantidad de emigrantes retornados
La nueva ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, presidió por primera vez la reunión del Consejo Territorial de Dependencia, en el que participan el Gobierno y los consejeros de asuntos sociales de las Comunidades Autónomas. En su intervención ante el Consejo, la ministra explicó que el Gobierno destinará este año a las Comunidades Autónomas casi 1.600 millones de euros para dependencia, un 79 por ciento más que en 2008. Este año, las Autonomías reciben financiación para la ley de dependencia a través de tres vías: el nivel mínimo (la financiación general y automática por beneficiario), el nivel acordado y el fondo extraordinario de cuatrocientos millones para dependencia del Plan E contra la crisis.
En la reunión, el Consejo informó de la distribución de los fondos del nivel acordado, de 283,1 millones, que se destinan a financiar los servicios y prestaciones de la ley de dependencia. En esta distribución se tuvieron en cuenta criterios como la población, el número de beneficiarios de la ley, la renta y las pensiones medias, la dispersión de la población, la superficie, la insularidad o los emigrantes retornados. La novedad respecto a repartos anteriores es que se incorpora en la ponderación un mayor peso del número de evaluaciones realizadas respecto a potenciales beneficiarios de la ley. De este modo, un veinte por ciento del fondo repartido a las Comunidades está sujeto a este criterio.
La ministra también hizo balance de la puesta en marcha del fondo extraordinario del Gobierno de 400 millones de euros para dependencia del Plan E y explicó que el Gobierno firmó convenios de colaboración con doce Comunidades Autónomas, que ya comenzaron a desarrollar los proyectos. A través de este fondo extraordinario, las Comunidades crearán o adaptarán más de 50.000 plazas de servicios de atención a la dependencia (en residencias, centros de día o de noche, centros de promoción de la autonomía personal, en servicios de ayuda a domicilio o de teleasistencia) en 1.345 proyectos. La puesta en marcha de estos proyectos posibilitará la creación de 35.000 empleos directos e indirectos.
Además, explicó que 628.614 personas tienen ya derecho a recibir los beneficios de la ley de dependencia, que se puso en marcha hace tres años.