La Xunta reclama a las autopistas que abran más cabinas de peaje para evitar retenciones

Considera “inaceptable” que se formen colas de vehículos por falta de personal

Agustín Hernández durante una rueda de prensa.

Como la Xunta no tiene competencia sobre la AP-9, el conselleiro, Agustín Hernández, trasladó una carta al secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán, para que exija a la concesionaria de la Autopista del Atlántico que aumente las cabinas de peaje. Medio Ambiente considera “inaceptable” las retenciones que se forman por no habilitar las cabinas de cobro suficientes y advierte de que el pago del peaje ya supone “una penalización al usuario de la AP-9 frente a otras vías del Estado”.
La Xunta argumenta que la Autopista del Atlántico es la única vía que conecta Ferrol con la frontera de Tui y que permite acercarse a núcleos de interés turístico en la temporada de verano, una movilidad que se incrementa este año con motivo de la celebración del Xacobeo.
Los accesos a la AP-9 desde O Grove, Portonovo o Sanxenxo, así como la conexión de esta autopista con la autovía do Salnés son dos de los puntos más conflictivos.
Medio Ambiente se ha dirigido también a Autoestradas de Galicia, empresa que gestiona la autopista entre Puxeiros y Val Miñor y la AG-55 entre A Coruña y Carballo, para recordarle su obligación de prestar un servicio “en condiciones de absoluta normalidad”.

Eliminación de un tramo de concentración de accidentes en la carretera O Burgo-Os Campós

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras publicará en los próximos días en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la adjudicación definitiva a la empresa Arias Hermanos Construcciones S.A. del contrato de obras de la actuación de mejora de seguridad vial en un trecho de casi kilómetro y medio de la carretera autonómica O Burgo-Os Campós (AC-213). Con esta actuación, que se iniciará en el punto kilométrico 2+360 hasta el el 3+810, se mantendrá el trazado actual, tan sólo se prevé una modificación en el entorno del punto 2+780, y las mejoras se centrarán en la adecuación de las glorietas, intersección y accesos. Asimismo, se procederá a la ejecución de vías de servicio así como la supresión de las barreras arquitectónicas. Esta actuación  cuenta con un presupuesto de casi dos millones de euros.