La Xunta facilitará radares móviles a Tráfico para reducir los accidentes

Caride aboga por retrasar el desdoblamiento de la Vía Rápida de O Barbanza

Caride, que se reunió con los cuatro subdelegados del Gobierno en Galicia para abordar este problema, adelantó que reclamará al delegado del Ejecutivo central en esta Comunidad, Manuel Ameijeiras, la creación en esta autonomía de una Comisión de Tráfico y Seguridad Vial.
Explicó que en este foro se analizarían los efectivos que la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene en Galicia y “la necesidad de incrementar tanto el número de personal como de medios móviles para que esta comunidad cuente con una vigilancia más intensa”.
Caride también indicó que la Vía Rápida de O Barbanza es un caso especial por su alta siniestralidad y anunció que la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Obdulia Taboadela, pedirá a la DGT y a la Guardia Civil que realicen un estudio de las medidas que se pueden tomar a corto plazo y antes de que se complete el desdoblamiento de esta vía, previsto para 2009.
La conselleira es partidaria de retrasar lo que sea necesario la ejecución del desdoblamiento para conseguir que "realmente sea segura y no repetir los errores" de su contrucción. “Esta es un ejemplo de lo que no se debe hacer. No debe importa un mes más o menos en su ejecución, sino que se construya con garantías de que los problemas no se repetirán”.

El Plan de Seguridad Vial, más cerca

La conselleira recordó que en el primer semestre de este año la Xunta presentará un Plan de Seguridad Vial, que abordará de manera integral todas las iniciativas destinadas a atajar la problemática de la sinistralidad en las carreteras de la Comunidad, coordinando las diferentes actuaciones que se desarrollan en materia de prevención y atención de los accidentes de tráfico.
La CPTOPT actuará en la eliminación de los denominados Tramos de Concentración de Accidentes (TCA) y en la conservación y mantenimiento de las carreteras de la red autonómica.
Por otra parte, se intentará lograr una reducción de los tiempos de espera en los accidentes, para recibir asistencia sanitaria, de Protección Civil y los bomberos y reducir así los daños de los heridos.
Otro pilar de este Plan está constituido por el sistema de vigilancia, control y sanción de las infracciones de tráfico.
La conselleira reconoció la “preocupación” que existe porque en Galicia no se registre una tendencia a la baja en el número de accidentes de tráfico como ocurre en la media de España. Recordó que en 2005 se contabilizaron 286 muertos en esta Comunidad, uno más que en 2004.