La tasa de paro sube en el primer trimestre hasta el 24,4% con más de 5,6 millones de desempleados

En los primeros tres meses del año más de 360.000 personas se quedaron sin trabajo

Oficina de empleo en el madrileño Paseo de las Acacias.

La Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año que elabora el Instituto Nacional de Estadística indica que el número de parados aumenta en 365.900 personas y alcanza la cifra de 5.639.500. Así, la tasa de paro se incrementa en 1,59 puntos hasta el 24,44%.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro aumenta en 153.400 en el trimestre y se sitúa en 1.728.400. Por comunidades autónomas, la tasa de paro oscila entre el 13,55% de País Vasco y el 33,17% de Andalucía. La tasa de actividad fluctúa entre el 51,33% de Principado de Asturias y el 64,77% de Illes Balears.

El descenso de la ocupación es casi tres veces mayor entre los varones (278.300 menos) que entre las mujeres (96.000 menos). Por el contrario, el aumento del paro afecta prácticamente por igual a varones y mujeres. La ocupación desciende en todos los sectores. El total de asalariados con contrato indefinido baja en 138.400, mientras que el de asalariados con contrato temporal lo hace en 279.600.

El porcentaje de personas ocupadas que en el trimestre anterior eran paradas es ahora del 4,05 por ciento, lo que supone siete dé́cimas menos que en el cuarto trimestre de 2011. La proporción de parados que estaban ocupados hace tres meses desciende dos puntos hasta el 17,18 por ciento. El porcentaje de parados del primer trimestre de 2012 que ya lo estaban hace tres meses sube 3,29 puntos, hasta el 67,51 por ciento. El porcentaje de parados que eran inactivos hace tres meses desciende 1,25 puntos, hasta el 15,31 por ciento. Por su parte, las previsiones del Gobierno en cuanto al paro indican que la caída del empleo “será muy moderada el año que viene, del 0,4 por ciento” o se estabilizará.

Recesión

Mientras, los datos del Instituto Nacional de Estadística indican que el Producto Interior Bruto generado por la economí́a española registró una variació́n real del –0,3 por ciento en el primer trimestre de 2012 respecto al trimestre precedente, segú́n la estimación del avance del PIB trimestral, tasa similar a la del trimestre anterior. La variación interanual del PIB fue del –0,4 por ciento, frente al 0,3 por ciento del trimestre anterior. Este comportamiento se produce como consecuencia de una aportación más negativa de la demanda nacional, compensada parcialmente por una contribución positiva de la demanda exterior. Con estos datos, se confirma que la economía española entró en recesión.